Finaliza monopolio de Pemex en logística de hidrocarburos

A partir del 1 de enero del 2016, quienes realizan almacenamiento, transporte, distribución y expendio de todos los derivados de hidrocarburos en el país, ya sea Petróleos Mexicanos (Pemex) por cuenta propia o privados a los que ha subcontratado, deberán tener un permiso de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) o se verán obligados a cesar su actividad, por lo que hasta hoy el regulador ha otorgado 11.660 permisos a gasolineras, sistemas de transporte por ruedas, almacenamiento y ductos de petrolíferos, que legalmente podrán prestar su servicio al mejor postor a partir de este año.
Conforme se estableció en el título tercero del reglamento de la Ley de Hidrocarburos, los permisos para todas las actividades, excepto importación y exportación de hidrocarburos, se otorgarán por un plazo de 30 años y podrán renovarse por otros 30 años.

Hasta el cierre del año, se han entregado 10.443 permisos para que operen las estaciones de servicio expendedoras de gasolina en el país. Ello equivale a 92% de las existentes en el país y éstas cuentan con un contrato de franquicia con una vigencia de 15 años prorrogables por cinco años más, además de un contrato de suministro que vence el 31 de diciembre del 2016 si se encuentra condicionado al de franquicia, ya que este día arranca la libre importación de gasolinas en el país.
Las estaciones de servicio podrán cambiar su logotipo este año, pero se mantendrán con el abasto de Pemex hasta que puedan importar en el 2017 y arranque el libre mercado, en el 2018.
Distribución, transporte 
y almacenamiento. La Comisión Reguladora de Energía (CRE) ha otorgado 83 permisos de distribución por un medio distinto al ducto para petrolíferos, lo que implica el transporte de derivados a través de pipas, que si bien seguirán dando servicio a Pemex, dado que todavía concentra todo el volumen que se lleva entre sus terminales, ya pueden iniciar negocios con otros solicitantes de los servicios.
El mayor número de permisos otorgados se ubica en el transporte, donde hay 691 permisos para trasladar el producto por medio distinto a ductos de petrolíferos, es decir, mediante camiones de menor volumen, que seguirán llevando destilados a las estaciones de servicio, pero sin la obligación de transportar de manera exclusiva para Pemex.
Los sistemas de autoconsumo de combustibles, como plantas de producción o generación de electricidad de un particular también requieren de un permiso, del cual, la CRE ha otorgado 203 hasta el momento.
Los aeropuertos para vuelos comerciales y los de uso particular también recibieron permisos para seguir abasteciéndose de turbosina, principalmente, por lo que la CRE ha otorgado 121 permisos de expendio.
Finalmente, se otorgaron ya 119 permisos a Pemex Logística, la nueva subsidiaria responsable de estas actividades para la operación de la estatal.
A más tardar en febrero del 2016 arrancará el esquema de acceso abierto a terceros en los 19.200 kilómetros de ductos de transporte de hidrocarburos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y en sus 77 terminales de reparto y almacenamiento, con la publicación de un boletín en que la estatal explicará la capacidad adicional con que cuenta para prestar este servicio derivado de la reforma energética.
Permisos otorgados. El 2016 iniciará con nuevos jugadores permisionados en la parte media de la cadena de hidrocarburos del país:
– 11.160 permisos en total ha entregado la CRE para transporte de petrolíferos rumbo a la apertura.
– 30 años duran los nuevos permisos para actividades en midstream y downstream de hidrocarburos en México.
– 10.443 gasolinerías o estaciones de servicio expendedoras de gasolina tienen un permiso para operar en el nuevo esquema.
– 92% de las estaciones de servicio contaron con un permiso hasta hoy.
– 83 permisos para distribución mediante pipas han sido otorgados.
– 119 permisos recibió Pemex Logística para continuar operando.
IP del gas LP se alista ante apertura. En el 2016 inicia la libre importación de gas licuado de petróleo (LP) en el país, combustible que consumen siete de cada 10 familias, por lo que los privados a los que Pemex ha subcontratado se preparan para realizar actividades por cuenta propia, con los permisos obligatorios de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).
Para el almacenamiento de gas LP se otorgaron dos permisos este año: uno para guardar el gas bajo el suelo a la empresa Almacenamientos Subterráneos del Sureste y el otro, a la distribuidora Termicentro. Éstos se añaden a los 42 otorgados desde 1996, entre los que se incluye a Pemex.
La actividad que ha resultado con menor atractivo para los privados en el gas LP es la distribución por medio de ductos en el nuevo régimen, ya que durante el año no solicitaron ningún permiso, con lo que de 1996 a la fecha permanecen sólo cinco distribuidores pequeños para usos propios que legan su permiso al nuevo régimen.
En cuanto al transporte de acceso abierto de gas LP, también a través de ductos, tampoco se otorgaron permisos durante el 2015, pero conforme a los permisos anteriores, la actividad estará disponible para los interesados en cinco puntos del país, dos pertenecen a Pemex Logística: la frontera a Ciudad Juárez y el gran sistema que va desde Minatitlán, Veracruz, hasta Guadalajara, Jalisco.
Los tres privados, (Penn Octane, Ductos del Altiplano Y TDF), que cuentan con el permiso para realizar el transporte a nombre y cuenta de Pemex, ahora podrán hacerlo a cuenta propia, obligados a darle acceso a terceros con cuotas reguladas por la CRE.
Fuente: Con información de americaeconomia.com

Te puedes interesar

Tesla podría preparar su tecnología autónoma para camiones

La compañía fabricante de vehículos eléctricos Tesla podría estar preparando su tecnología autónoma también para …