Fin de semana complicado para aerolíneas mexicanas

El viernes pasado Aeroméxico vivió otro contratiempo con el vuelo 148 de Aeroméxico Connect en la terminal 2 del Aeropuerto Internacional de Ciudad de México, los 65 pasajeros que iban en el Embraer 190 con destino a Puerto Vallarta, ya en la pista tuvieron que ser evacuados por los toboganes, por un presunto incendio en la parte trasera del avión. Una de las pasajeras dijo por teléfono al periódico Reforma que iban arrancando y las luces del avión se apagaron y de repente una azafata abrió la puerta y les dijo que evacuaran. Y varios usuarios de twitter reportaron el hecho y subieron videos, sin embargo la aerolínea no dio declaración alguna.

Volaris también vivió una situación de emergencia con su vuelo 961 el sábado 11 proveniente de Las Vegas, el cual aterrizó en el aeropuerto de Guadalajara y fue desalojado tras una indicación de alarma.

En un comunicado, Volaris informó que al cierre de desembarque de su vuelo procedente de Las Vegas tras una indicación de alarma, el capitán ordenó a la tripulación activar los protocolos de seguridad para desembarcar a los pasajeros. No se reportaron heridos ni mayores imprevistos.

En el mismo comunicado, que compartieron en redes sociales, Volaris reiteró que lo más importante para ellos es la seguridad de sus clientes y de su tripulación.

Este fin de semana también fue evacuado un Embraer E145 de Calafia Airlines con matrícula XA-UVX en el aeropuerto de Loreto, Baja California Sur. El capitán informó que el avión con número de vuelo 711 con destino a la Paz Baja California presentó un sobrecalentamiento en uno de sus motores durante la fase de encendido, lo que generó humo desde el área del motor.

El capital al mando de la aeronave destacó que de acuerdo a los procedimientos correspondientes, detuvo el encendido del avión. “No hubo fuego en ningún momento y la turbina estaba dentro de los parámetros, siguiendo los lineamientos de seguridad, desembarcaron a los pasajeros, y se solicitó el apoyo del aeropuerto por parte de bomberos de manera preventiva”, dictó el capitán.

La aerolínea destacó que en el orden de prioridades la seguridad es, ha sido y seguirá siendo siempre la primera.

En México no existe una edad máxima para que los aviones ofrezcan el servicio de transporte de pasajeros de manera regular, y algunas aerolíneas entre ellas Aéreo Calafia, operan aviones con más de 19 años de servicio.

De acuerdo con cifras de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), en el primer trimestre del año, la edad promedio de la flota de las aerolíneas nacionales fue de 9 años.

La institución ha reportado que los aviones de Volaris tienen 5 años de antigüedad en promedio al igual que los de Viva Aerobus y Aeromar, Aeroméxico 8.1 años e Interjet casi 7 años.

Te puedes interesar

Policía Federal impide tráfico de medicamentos controlados en empresa de paquetería

Un cargamento de tabletas y medicamentos controlados que carecían de documentación oficial y que sería …