Ferroviarias inconformes con la Cofece

Grupo México (socio mayoritario de Ferromex y Ferrosur) y Kansas City Southern de México (KCSM) manifestó su inconformidad con el dictamen preliminar de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece), el cual concluye que no existen condiciones de competencia efectiva en servicios de interconexión, en su modalidad de derechos de paso, en las redes ferroviarias que operan.

Con base en la investigación de la Comisión (que incluyó el análisis de información proporcionada por clientes del servicio ferroviario, entre ellos: Cemex, Cargill, Ternium, Ford, APL y DeAcero) dicha situación impacta al sistema logístico nacional porque los usuarios afrontan altas tarifas, mala calidad y largos tiempos de traslado, que pueden derivar en escasez de insumos, por ejemplo.

Al respecto, las empresas concesionarias señalaron que, conforme a lo establecido en la ley respectiva, presentarán los elementos suficientes en su defensa.

“KCSM respetuosamente manifiesta su desacuerdo con los razonamientos de la Comisión y sus conclusiones preliminares, y ejercerá sus derechos dentro de los próximos 20 días hábiles para aportar evidencia y argumentos que apoyen su posición”, informó en un comunicado.

Dictamen contradictorio

Por su parte, Grupo México calificó el dictamen preliminar de “contradictorio” con lo establecido en el informe de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), publicado en el 2014, “en el que se concluye que el sistema ferroviario mexicano es el más competitivo en el continente americano, con la mejor tarifa promedio de todo el continente de 2.9 centavos de dólar por tonelada-kilometro”.

Incluso al día de hoy refirió, esta tarifa es de 2.4 centavos de dólar por tonelada-kilometro dada la paridad cambiaria.

El grupo al que pertenecen Ferromex y Ferrosur, manifestó que el Foro Internacional de Transporte de la OCDE también mencionó en su dictamen que no existe evidencia de un mal uso del poder de mercado en el sector ferroviario y que el marco de la industria está diseñado específicamente para las circunstancias geográficas y de mercado de México.
Luego de los 20 días que tienen las empresas para dar su información, la Cofece contará con un plazo de hasta 110 días hábiles para emitir su reporte final.

Posteriormente, la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes tendrá la facultad para establecer las medidas que resuelvan la problemática, mismas que podrían incluir, entre otras, la imposición de derechos de paso obligatorios limitados para las ferroviarias respecto de productos, rutas o segmentos específicos, además de los derechos de paso ya contemplados en los títulos de concesión correspondientes.
Eventualmente la agencia podría imponer condiciones de servicio y tarifas para dichos derechos de paso obligatorios limitados.

Fuente EL ECONOMISTA 

Te puedes interesar

Oaxaca: en estudio, aplicación de la verificación vehicular

El gobierno de Oaxaca podría implementar de forma obligatoria la verificación vehicular, como una forma …