Ferrosur impide ampliación de la Costera del Golfo

Desde hace casi ya dos meses, la constructora que trabaja en la ampliación de la carretera Costera del Golfo, en el tramo Coatzacoalcos-Nuevo Teapa, no ha podido laborar debido a que la empresa ferrocarrilera Ferrosur, les bloqueó el paso en el derecho de vía, en los cuales estaban contemplados en el trazo de la vialidad.

El abandono de estos trabajos está empezando a causar socavamientos en la vialidad, los cuales podrían extenderse en esta temporada de lluvias y poner en riesgo el tránsito en esta vía; considerada también como ruta de escape ante la conexión con la zona industrial de Coatzacoalcos; tal y como sucedió con la pasada explosión de Clorados III, el pasado 20 de Abril.

La empresa ferrosur colocó postes de concreto en donde ya se había marcado la ampliación de la obra, que es de Gobierno Federal.

Cabe mencionar que en días pasados, esta obra también fue señalada por la Unión de Transportistas de la CTM, CROC y CNOP, al no haber pagado un adeudo de 9 millones de pesos.

Los postes de concreto fueron colocados desde la caseta de cobro del puente Coatzacoalcos Uno, hasta el entronque con el paso a desnivel.

La ampliación de esta carretera fue solicitada en diversas ocasiones por empresarios y legisladores, ante la necesidad de ofertar una mejor vía de comunicación y evitar el congestionamiento vial ante la cercanía con la zona industrial y el obligado tráfico pesado por unidades de carga, como los que transportan productos petroquímicos, personal, y las unidades particulares, que se incrementaran con el inicio de la operación del Complejo Petroquímico Brakem Idesa, antes Etileno XXI.

Se buscó la versión del líder de los ferrocarriles, Vicente Ramón Uscanga ante estos hechos, pero sus actividades, fuera de la ciudad no le han permitido dar una declaración al respecto.

Fuente – Agencia Imagen del Golfo

Te puedes interesar

Habrán taxis robóts en cuestión de tres años

Los coches robóticos podrían estar circulando en pocos años en las ciudades, estimó un alto …