Estudiantes crean ‘Go Bus!’ para hacer eficiente el transporte

José Alberto Aguilera Estrella y William Arzamendi Manzanera, encabezan esa iniciativa, con la que desean revolucionar el servicio de transporte público de la mano del usuario y la tecnología móvil.

Cecilia Ricárdez/Milenio Novedades MÉRIDA, Yucatán.- Inspirado por las innovaciones disruptivas, es decir aquellas propuestas innovadoras que rompen modelos tradicionales para cambiar la manera de satisfacer al mercado, estudiantes de Ingeniería en Sistemas Computacionales crearon una empresa de soluciones tecnológicas con la cual lanzan Go Bus!, una aplicación móvil que auxilia al usuario de transporte público para indicarle información en tiempo real de datos como dónde, cuándo, a cuánto tiempo y distancia se encuentra del autobús que requiere. 

Con esta propuesta ganaron el segundo lugar en el maratón creativo tecnológico Hackday Mérida 2015, y aplicaron a la plataforma de fondeo colectivo Playbusiness, con la que lograron conectar una inversión de un millón de pesos para desarrollar su App.

Los emprendedores y estudiantes de ingeniería en Sistemas Computacionales de la Universidad Latino, José Alberto Aguilera Estrella y William Arzamendi Manzanera, encabezan esa iniciativa, con la que desean revolucionar el servicio de transporte público de la mano del usuario y la tecnología móvil.

Go Bus! pertenece a los negocios incubados en la primera generación de Startup México Campus Mérida, albergada en el Parque TecniA de la Universidad Anáhuac Mayab. Su empresa es Inovap Tecnología e Innovación de Sistemas.

¿Cómo nace Go Bus!?

Alberto: En la escuela nos enteramos del evento de Hackday y decidimos participar, allí formamos un equipo y se propuso una idea al grupo y la mejor, la más viable, se desarrollaba. La propuesta tenía que estar enfocada a resolver problemas en los temas de empleo, transporte público y turismo. En ese caso nosotros identificamos que era más factible resolver lo del transporte. Empezamos 13 personas y después en el camino fueron abandonando el proyecto y sólo nosotros le seguimos. En el concurso ganamos el segundo lugar y una beca para incubarnos en Startup México Campus Mérida.

¿A un año de que iniciaron, en qué punto se encuentran?

William: Ha madurado mucho el proyecto, la esencia continúa y se han afinado funciones.

Alberto: También cambiamos el modelo de negocios y adaptamos el proyecto al mercado. Estamos en una fase beta (de prueba) que servirá para entrar al mercado para que ellos nos indiquen qué se tiene que mejorar, prueben cómo les funciona, la conozcan, la descarguen gratuitamente y nosotros podamos corregir lo necesario para que opere en óptimas condiciones. Por ahora estará disponible para sistema Android y ya estamos trabajando para que esté disponible en iOS.

¿Qué problemas resuelven con su propuesta?

Alberto: El tema de los tiempos, detectamos que hay usuarios que llegan esperar hasta una hora el camión y cuando llega, viene lleno y no les da parada; entonces queremos eficientar el transporte en la ciudad sin recurrir a las concesionarias y permisionarios, con la sociedad lo solucionaremos, esto mediante el crowdsourcing, un método en el que la información la aportan los usuarios y nosotros la procesamos para que ésta a su vez les vuelva a servir. 
Para este fin la App aportará tiempo de espera de los autobuses, rutas de todos los camiones, paraderos físicos, el usuario podrá crear alarmas cinco ó 10 minutos antes de que el autobús llegue a su paradero, saber la ubicación exacta de tu camión por la ciudad, visualizar las rutas cercanas a ti, lugares de interés con fotos e información del lugar, esto para atender a los turistas que toman el transporte público.

El tema de la geolocalización de los autobuses está resuelto a través de una estrategia y metodología aplicada que está protegida por la figura de secreto industrial ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (Impi).
¿Cómo resolvieron el tema del financiamiento?

Alberto: Primero estábamos muy desesperados porque cuando estuvimos en el concurso ganamos la incubación en SUM y no teníamos dinero, entonces recurrimos a varias fondeadoras para conseguir financiamiento y a través de la incubadora entramos a la plataforma de fondeo colectivo Playbusiness, para esto hicimos varias campañas en internet,
participamos en la Semana Nacional del Emprendedor en la Ciudad de México y seguíamos buscando, en ese camino nos contactó a través de Playbusiness un inversionista yucateco, decidido, que se enamoró del proyecto y sabe del problema que vamos a resolver. 

De esta manera conseguimos la inversión de un millón de pesos con la que compramos equipos de cómputo e integramos a los profesionales especializados que nos apoyarán en desarrollarlo. El empresario además nos dio facilidades para trabajar con espacios de oficina. Dividimos el tiempo entre la escuela y el emprendimiento. 

¿Cuáles son sus siguientes pasos?

Alberto: Nuestro sueño es que se posicione en Mérida y nos encantaría que este año ya esté operando también en otras ciudades, ya estamos en pláticas con gente de Campeche y estamos en negociaciones con el Ayuntamiento para darle un empuje masivo en la capital yucateca.

¿Cuáles consideran que son las lecciones más importantes que han aprendido como emprendores?

Alberto: Que te van a surgir muchos enemigos, mucha gente te dirá que tu idea es mala, que mejor te dediques a otra cosa, pero ellos no ven más allá de eso, es que todos quieren emprender pero no todos se animan hacerlo, entonces hay que alejarse de los negativos y juntarse con las personas correctas. William: Algo que aprendimos también es tomar lo positivo de lo negativo y no dejarse vencer.

¿Qué consejos podrían compartir con sus pares?

William: Que salgan a buscar las oportunidades, no llegan solas, es complicado pero hay que promover lo que piensas para encontrar quién está en sintonía y puedan trabajar juntos.

Alberto: Defiendan su idea, siempre habrá gente que la cuestione, pero es como un bebé que hay que cuidar y ayudar a crecer. También que no se encaprichen con una idea, sino abrirse a las opiniones, ser flexible para redefinir el camino y nunca darse por vencido.

Fuente Milenio

Te puedes interesar

Transportistas de Conatram se quejan de competencia desleal

Transportistas locales son desplazados por foráneos, porque malbaratan el trabajo y las empresas los prefieren, …