Esto es lo que sabemos hasta el momento del SEMI, el Camión de Tesla

Tesla se ha mantenido relativamente en silencio con respecto a su camión Semi desde que lo presentó en noviembre de 2017. Recibió alrededor de 2,000 pedidos anticipados de una amplia variedad de clientes, incluyendo Walmart y Anheuser-Busch.

Algunos analistas especularon que el silencio indicaba que el proyecto Semi estaba en segundo plano. Pero para demostrar que estaban equivocados, el fabricante estadounidense publicó un video que muestra uno de sus prototipos transportando una carga de cuatro autos nuevos en una autopista de California.

Poner el Semi a trabajar tiene sentido para la firma con sede en Palo Alto. Por un lado, usar sus propios camiones le permite ahorrar dinero al aumentar las entregas. Por otro lado, también permite que sus desarrolladores recopilen datos sobre cómo el modelo maneja situaciones del mundo real. Los conductores de estos vehículos probablemente tendrán menos paciencia que los propietarios del Model 3 cuando se trate de fallas de calidad.

El video confirma que el diseño de Semi no ha cambiado desde su presentación. Todavía es diferente a todo lo que hemos visto hasta ahora. Sus especificaciones técnicas también son impresionantes.

Cuando se carga a su peso bruto máximo de 80,000 libras (36,287 kilos), el Semi puede acelerar de cero a 60 mph (96 kph) en 20 segundos. Cuando se trata de transportar cargas de hasta cinco por ciento, el Tesla puede manejar 65 mph (104 kph). Y si bien no ganará la batalla de autonomía, su paquete de baterías almacena suficiente electricidad para operaciones de entrega cortas, alcanzando 300 o 500 millas (482 u 804 kilómetros), dependiendo de la configuración.

Según Tesla, el 80 por ciento de las rutas de carga son más cortas que 250 millas (402 kilómetros), y la plataforma de plug-in puede reponer 400 millas de alcance (643 kilómetros) en solo 30 minutos mientras se carga o descarga.

Los ingenieros a cargo del desarrollo del Semi están haciendo énfasis en la seguridad. Por lo mismo, el vehículo contará con frenado de emergencia automático, asistencia de mantenimiento de carril y advertencia de colisión frontal, y su sistema de infoentretenimiento se puede integrar sin problemas a los sistemas de la flota.

Incluso el tren motriz agrega seguridad, de acuerdo a lo propuesto por la compañía. Las baterías montadas en el piso reducen el centro de gravedad, lo que disminuye la posibilidad de un volcamiento. Cada rueda tiene su propio motor independiente, por lo que el par de torsión se distribuye de manera independiente, reduciendo los riesgos.

El Semi de Tesla también será capaz de circular en pelotón, es decir, varios camiones podrán conectar sus sistemas de seguridad para seguirse muy de cerca en carretera. Esto no solo es más eficiente desde el punto de vista de la aerodinámica, cuando las computadoras manejan la conducción, son 10 veces más seguras que cuando lo hace un ser humano.

El precio para el modelo de 300 millas (483 kilómetros) comienza en $150,000 dólares, mientras que el de 500 millas (805 kilómetros) tiene un valor de $180,000 dólares. Los interesados deben depositar $20,000 dólares en cada reserva. Para agregar contexto, el costo promedio de un semirremolque diésel ronda los $120,000 dólares. Si bien el ejemplar de Tesla es considerablemente más caro, la compañía predice que los propietarios ahorrarán $200,000 dólares cuando alcancen el millón de millas.

En 2017, Tesla anunció que planeaba iniciar las entregas de Semi en 2019. La compañía no ha proporcionado un marco de tiempo más preciso, aunque tiene un historial impresionante de retrasos en los productos. Esperamos conocer más detalles, como el tamaño de la batería de Semi y dónde se construirá, en los próximos meses.

Tesla no es el único jugador en la arena eléctrica. El fabricante de equipo pesado Cummins reveló el Aeos, un camión urbano de 18,000 libras (8,164 kilos), clase siete, que funciona con un paquete de baterías de 140 kWh.

Nikola Motors también está desarrollando un híbrido con cero emisiones llamado Nikola One, que combina celdas de combustible de hidrógeno con baterías. Mercedes-Benz y la empresa matriz de Freightliner, Daimler, también planean ingresar a dicho mercado.

Te puedes interesar

Queretaro tiene como meta ser el “HUB” de carga en el país

El Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) mantiene el objetivo de forjarse como el hub nacional …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.