¿Está preparado tu camión para el calor?

Está en puerta la temporada de calor lo cual implica que las temperaturas cada vez sean más altas. En algunos estados la temperatura puede incluso llegar a superar los 45 grados centígrados, lo cual puede someter a tu camión y al chofer a mucho estrés. Pero si sigues los consejos te permitirán estar listo para afrontar los retos que aparecen cuando calienta el sol. Te los dejamos a continuación:

  • Revisa la tapa del radiador fijándote que no esté rota ni gotee; de ser así cámbiala por una nueva.
    Comprueba el exterior del radiador y del sistema de aire acondicionado buscando deshechos o daños, y limpia según sea necesario.
  • Revisa todas las mangueras principales del radiador y calefacción, y comprueba si hay grietas y fugas. Asegúrate de que todas las conexiones estén apretadas. Reemplaza las mangueras cada dos años.
  • Inspecciona el interior del radiador buscando corrosión y asegúrate de que el anticongelante se vea claro, sin rastros de óxido u otras impurezas. El anticongelante debe ser reemplazado por lo menos una vez al año.
  • Haz una revisión de la presión del sistema de enfriamiento al menos una vez al año.
  • Enciende el aire acondicionado para asegurarte de que el sistema funciona adecuadamente.
  • Revisa el desgaste y tensión de las poleas, y comprueba el funcionamiento del tensor. Reemplaza las poleas anual o bianualmente.
  • Cambia el termostato cada dos años.
  • Inspecciona la bomba de agua buscando fugas y verifica que el motor mantiene un rango de temperatura de operación dentro de los límites marcados por el fabricante.

Por lo anterior, al verificar el correcto funcionamiento del sistema de aire acondicionado, el de refrigeración, dirección, suspensión y llantas, te aseguras que tanto tú como tu carga rueden de manera segura en el verano. Y es que aunque nunca te haya pasado, sabemos que no quieres que tu motor se sobrecaliente, dejándote varado en medio de la nada; especialmente si arrastras una unidad refrigerada.

Existen investigaciones que muestran que aproximadamente el 40 por ciento del tiempo que un motor pasa inactivo se debe a problemas relacionados con el sistema de refrigeración. Afortunadamente, casi todos los problemas con este sistema se pueden prevenir por completo.

Por estas razones vale mucho la pena tomarse el tiempo y el esfuerzo que implica realizar revisiones y mantenimiento periódicos, reemplazando las partes que se desgastan y no son caras de cambiar, para así mantener un óptimo funcionamiento del sistema.

Te puedes interesar

Interjet aporovecha acuerdo y llega a Canadá

En junio pasado, el gobierno de México modernizó su acuerdo aéreo con Canadá, lo que …