Empresa californiana ya usa el Tesla Semi

Tesla es una de esas compañías que, desde el primer momento, ha creído completamente en la movilidad eléctrica. Llevan argumentando las ventajas del coche alternativo desde que salió a la luz el primer Roadster allá por 2008.

Ahora, una década más tarde, el Model 3 está a punto de situarse como la principal alternativa occidental en la automoción. Esta berlina de acceso cuenta con un precio que podría ser accesible para la clase media, el núcleo de la población en los países desarrollados. ¿Servirá esto de gancho para popularizar las mecánicas eléctricas a gran escala?

La reducción de costes en el coche eléctrico es vital para abaratar su precio

El fabricante de Palo Alto todavía tiene pendiente mejorar sus economías de escala en la producción para mejorar la rentabilidad. Por el momento, toda la caja que se genera se vuelve a reinvertir con el objetivo de continuar reduciendo el coste de fabricación por cada unidad vendida.

Este ratio será el que permitirá a la opción eléctrica ser sostenible en el medio plazo. De hecho, este tipo de acciones están abriendo la brecha, todavía más, entre fabricantes que todavía no han apostado por las mecánicas que dominarán la movilidad y aquellos que ya lo están haciendo.

La reducción de costes, en Tesla, es vital por el incremento de unidades vendidas. La firma californiana, basándose en la diferenciación que cuenta en el mercado, está comenzando a utilizar su prototipo de camión que fabricará el año que viene con el objetivo de reducir sus propios costes logísticos.

El Tesla Semi es el mejor ejemplo para medir la eficiencia

Elon Musk ya anunció el día de la presentación del Semi que aprovecharía los meses anteriores a su puesta de largo para ser utilizado de forma interna como apoyo a la logística. Por el momento, se acaba de concluir el primer viaje entre la denominada Gigafactory y la fábrica de Freemont. ¿Por qué es tan importante esta noticia? Varios puntos deben merecen ser recalcados.

El Tesla Semi llegando a la Gigafactory para transportar hasta Freemont la primera carga de baterías. Teslarati

Tesla suele cumplir aquello que promete. En muchas ocasiones, no respetan los plazos, pero todo se subsana incrementándolos unas pocas semanas más. Durante el evento de presentación del camión y el Roadster, Elon Musk ya dejó entrever que lo utilizaría para el transporte de componentes de gran tonelaje entre la planta de Freemont y la Gigafactory.

Dos unidades del Tesla Semi ya están transportando mercancías para la firma

Ahora, unos meses después de dichas declaraciones, ya podemos afirmar que es una realidad. Sí, 2 unidades han completado el recorrido que separan ambos emplazamientos cargados hasta los topes de baterías que se implementarán en los Model 3, Model S y Model X, tal y como se puede leer en Teslarati.com.

En ambos espacios hay dispuestas estaciones Supercharger para cargar sendos conjuntos de baterías. Sabemos que la compañía implementará una red Megacharger, pero se desconoce si ya cuenta con algún que otro punto de recarga próximo a ambas factorías.

El transporte logístico supondrá un ahorro millonario

Tesla recibe críticas a diario de petrolheads, críticos de las mecánicas eléctricas y, en definitiva, personal que se siente cómodo con la situación actual del parque automovilístico. No obstante, si hay algo que no se puede objetar es su compromiso por liderar la innovación en un sector que parecía atascado en los últimos años.

2 unidades del Tesla Semi ya han completado su primer viaje como apoyo logístico. Teslarati.com

¿Qué hubiese ocurrido si la compañía más destacada de la conducción eléctrica no hubiese dado un paso adelante con la producción del Model S en 2012? Muy posiblemente, la inversión en tecnología eléctrica no se hubiese disparado. Ahora bien, ¿por qué es tan importante la inclusión de estas variantes en sectores como el del transporte logístico?

La firma californiana está convencida de que la utilización de este producto mejorará sus opciones para competir en el mercado. De hecho, cuenta con otras muchas herramientas alrededor para hacer viable la opción eléctrica. La disposición de tecnologías como la incorporada tras la adquisición de SolarCity o la tenencia de la Gigafactory ofrecen muchas potenciales líneas de investigación.

La Gigafactory y la fábrica de Freemont distan en torno a 415 kilómetros

La distancia que separa ambas localizaciones de producción es de 415 kilómetros, tal y como te mostramos en su día. Esto nos permite afianzar lo que ya sabíamos, es decir, la veracidad de los datos aportados de la marca en torno a la autonomía del camión. Casi 500 y 800 kilómetros es la distancia que podían cubrir las 2 versiones presentadas.

¿Esto quiere decir que el Semi es un producto idóneo para todas las compañías? Recorridos muy extensos no son recomendables por la baja velocidad de carga de las postas generalistas, pero sí puede servir de gran ayuda cuando se recorran distancias medias.

Te puedes interesar

Llega Gasolinera 76 a Sonora

Con una oferta de combustibles traídos directamente de la refinería de Texas, Gasolinera 76 abrió …