Empresa abandona dos barcos en el puerto de Manzanillo

Desde el pasado mes de agosto los barcos “Golfa I” y “Golfa III”‘ se encuentran varados en la bahía de Las Brisas en el puerto de Manzanillo, Colima.

La empresa Bunquers de México S.A de C.V, que operaba estos barcos se declaró en quiebra, abandonó los barcos y dejó a 17 marinos sin salario.

Por seguridad, los marinos continúan haciendo guardias a bordo de las embarcaciones.

“Lo que pasa que no se ha podido mover ningún barco porque no tienen combustible, dijo Carlos, marino.
Dicen tener seis meses sin cobrar.

“A veces que uno hace abajo trabajos así independientes y ya agarra uno algo de dinero y es con lo que uno compra la comida”, explicó Carlos, marino.

Las embarcaciones se quedaron sin combustible y no cuentan con la herramienta necesaria para extinguir fuego en caso de que se llegara a presentar un incendio. Su estancia en altamar ya representa un riesgo para el puerto.

“Si no tiene autonomía, o si sus generadores no pueden arrancar, si la máquina no puede funcionar van a terminar o embarcados o golpeando los muelles, o sea ponen en riesgo no sólo la vida humana de las personas que están a bordo, la vida de las personas, sino también las instalaciones portuarias”, indicó Honorio Galván, secretario general de la Unión Nacional de Marineros.

La empresa que operaba estos barcos surtía combustible a los buques mercantes.

Las dos embarcaciones se ubican a tan sólo 500 metros de una zona turística en Manzanillo, y a dos millas náuticas del Centro Histórico del puerto, donde se ubica una central de Pemex, la oficina de la Sexta Región Naval y el ingreso al puerto interior de Manzanillo, por donde todos los días navegan barcos porta contenedores.

Los barcos se están deteriorando, el casco tiene signos claros de oxidación y sus partes bajas está llenas de ostiones, erizos y cangrejos.

Además de no recibir sus pagos, los trabajadores detectaron que la empresa Bunquers de México nunca los registró en el Instituto Mexicano del Seguro Social.

A pesar de las irregularidades, señalan que no han recibido apoyo por parte de la Delegación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social en Colima.

“Si ellos estallan un movimiento, un paro laboral sin el respaldo o la autorización de la Junta se meten en un ilícito, pero aquí la que está cometiendo el ilícito es la Junta federal, porque sabiendo que tenemos el derecho de estallar la huelga para proteger los derechos, no nos autoriza. Aquí el temor es que sabemos que tiene adeudos con distintas gentes. Si alguien embarga primero que nosotros los trabajadores van a quedar sin beneficios”, destacó Honorio Galván, secretario general de la Unión Nacional de Marineros.

Si la situación no se resuelve antes del inicio de la temporada de huracanes, los barcos corren el riesgo de soltarse, de atracar en la playa o ir mar adentro, ya que no hay combustible para encender motores y maniobrar.

Fuente Televisa 

Te puedes interesar

Aerolíneas resienten el “Efecto Trump” al caer número de pasajeros a EU

En el primer semestre de 2017, el número de viajeros de México a Estados Unidos …