El riesgo de volar en TAR Aerolíneas

Vaya conflicto de interés el que arrastra Rodrigo Vázquez Colmenares, el flamante director general de Aeronáutica Civil, la famosa DGAC.

Resulta que el funcionario autorizó a la aerolínea regional TAR, la de Miguel Franco, continuar operando sus diez aviones Embraer 145 con aeronavegabilidad dudosa.

Hace dos semanas TAR le suspendió unilateralmente los contratos a su proveedor de mantenimiento, QET Tech Aerospace. Esta compañía la fundó hace diez años Guillermo Heredia.

Este hombre no requiere de grandes presentaciones. Fue director de Kentucky Fried Chicken, Iusacell y Aeroméxico. Fundó ALMA, la aerolínea de bajo costo de Carlos Peralta, que a la postre cerró.

Hace diez años da el servicio de mantenimiento mayor y de línea a empresas como Volaris que comanda Enrique Beltranena, Viva Aerobús de Roberto Alcántara y Estafeta de José Antonio Arméndariz.

En el 2013 firmó un contrato con TAR, que en lo operativo lleva el ex-Mexicana Ricardo Bastón. Sin embargo decidió dejar de pagar y rescindir el contrato. A Heredia le quedaron a deber 44 millones de pesos.

Inmediatamente los muchachos de Franco dieron los contratos a Red Wings y AIG. Ninguno están familiarizados con el equipo de vuelo, ni con la operación específica de la aerolínea.

Por si ello no fuera suficiente, no cuentan con la capacidad técnica para solventar las fallas que pudieran estarse presentado durante la operación de la flota.

TAR no cuenta con una renovación para tener acceso a la información técnica de los motores Rolls Royce instalados en sus aeronaves, lo cual pone en riesgo la operación segura de las mismas.

Ni proveedores ni aerolínea poseen el equipo y herramienta especial necesaria para llevar a cabo los servicios de mantenimiento establecidos por Embraer.

Un claro ejemplo de lo anterior es el caso de la descarga de datos para analizar las tendencias de los motores que se debe efectuar cada 48 horas.

Tampoco cuentan con el kit de abordo para la atención de los servicios de mantenimiento y para rematar, personal de TAR firma documentación técnica sin autorizaciones de Aeronáutica Civil.

El proveedor de mantenimiento de línea actualmente contratado no cuenta con el permiso para efectuar servicios de mantenimiento en todas las estaciones en donde opera TAR.

Algunas tripulaciones han detectado fallas que no están siendo reportadas en las bitácoras de las aeronaves.

¿Por qué decimos que Vázquez Colmenares tiene un conflicto de interés? Nada más porque viene precisamente de TAR. En los últimos tres años fue su director general.

De ahí saltó al gobierno de la cuarta transformación.

Fuente El Financiero

Te puedes interesar

Preston Feight, nuevo director general de Paccar

Preston Feight será el nuevo director general de Paccar, a partir del primeros de julio, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.