El panorama actual de la logística latinoamericana, según Alalog

La asamblea anual de la Asociación Latinoamericana de Logística (ALALOG) realizada en Buenos Aires, arrojó importantes conclusiones sobre el actual panorama de la logística regional.

Bajar costos de logística, actividad poco reglamentada en la mayoría de los países y las tercerizaciones fueron algunas de las conclusiones sobre la logística regional en la asamblea anual de ALALOG.

Los principales representantes de la logística de América Latina se reunieron por primera vez en Buenos Aires para intercambiar opiniones sobre la situación actual del sector. Estuvieron presentes representantes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, México, Paraguay, Perú y Uruguay y referentes del sector como Álvaro Espinoza, subsecretario de Desarrollo del Espacio de Libre Comercio de ALADI y Daniel Indart, presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), anfitrión del evento, quienes hicieron un repaso de la logística latinoamericana actual.

El secretario de la Cámara Uruguaya de Logística, Juan Carlos Rodríguez, destacó los avances que, en los últimos 15 años, tuvo la logística de su país y señaló que Uruguay cuenta con un Instituto Nacional de Logística, apoyado por los distintos partidos políticos y en el que el sector empresario se reúne quincenalmente para analizar y acordar acerca de los temas prioritarios del sector.

El presidente de la Asociación Peruana de Profesionales en Logística, Luis Miguel Maldonado, también dio una visión optimista de los avances de su país, en los últimos años, con la privatización de los puertos. Reconoció, sin embargo, que queda mucho por hacer tanto a nivel de su país como en toda la logística latinoamericana. Destacó que en cuanto a las carreteras, si bien hay más de 150.000 kilómetros de caminos, sólo el 12% está asfaltado: “Cada cambio de gobierno deja de lado un plan, toma otro o retoma uno que se hizo hace diez años y, al final, lo que sentimos es que nos adaptamos muy poco”.

Alessandro Molfesi, en representación de Paraguay, expresó su satisfacción por la reciente firma por parte de su país del convenio para la concreción de la ruta bioceánica. En cuanto a los desafíos que el sector enfrenta en su país, señaló que el más grave es la alta informalidad: “Estamos luchando con los organismos del Estado para lograr la formalización del sector”.

Para José Antonio García, presidente de la Asociación de Operadores Logísticos de México, “a pesar de contar el país con 117 puertos marítimos y 27.000 kms. de vías ferroviarias, tenemos mucho por mejorar”. Las carreteras y los puertos son inversiones privadas y que el costo de la logística en su país representa el 14% del PBI. E hizo mención a una particularidad de México donde la única regulación existente es que las compañías extranjeras no pueden operar el trasporte terrestre, porque es considerado estratégico.

La visión de Hernán Sánchez, titular de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG), fue crítica de la logística en su país: “la falencia en cuanto infraestructura logística pasa porque el 94% del transporte es carretero y el tendido ferroviario es obsoleto. Tenemos que replantearnos la matriz portuaria en Argentina. El 95% del comercio interno y el 80% del comercio exterior se mueve por carreteras”.

Y planteó una contradicción que soporta su país, cuya actividad logística “está basada en operadores privados con estándares del primer mundo, pero no hay un política de Estado respecto del sector (…) “Tuvimos conversaciones con el gobierno para avanzar en distintos temas que atañen al sector. Pero, hasta el momento, sólo quedaron en charlas. Debemos trabajar para que la logística ocupe el lugar que merece”.

Por su parte, Jorge López, presidente de ALALOG y la Cámara de Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL), agregó que el Estado está fomentando los contratos de infraestructura logística público-privada, pero resaltó la existencia de problemas severos: “Aceptamos con total normalidad que los vehículos demoren dos días en cruzar de un país a otro. En ese sentido, es clave tomar medidas en torno al uso de papeles. Hoy, todo es digital. Pero tenemos un problema serio al respecto. Es una oportunidad para facilitar el comercio intrarregional”.

Angie Intriago, de Ecuador, recordó que su país cuenta con una infraestructura férrea privada sólo destinada al turismo y un plan estratégico de movilidad que se extiende al 2038, cuyo objetivo es la creación de puertos secos y plataformas logísticas, destacando que la mayoría de las inversiones es de índole privada.

Juan Carlos Rodríguez Muñoz, presidente de la federación colombiana, sostuvo en cambio que “en Colombia hay un plan de logística del que participan los entes públicos y privados (…) Estamos incrementando la infraestructura de tal manera que podamos disminuir los costos logísticos” y manifestó que tanto el combustible como los peajes suman el 46% de los costos operativos.

El vicepresidente de la Asociación Logística de Chile (ALOG), Neil Taylor Montgomery, precisó que, en su país, el desarrollo político portuario se llevó a cabo mediante concesiones, llegando al 100% en el caso de las carreteras. “La infraestructura es muy buena pero muy cara”, subrayó. Se refirió a un estudio del BID que mide la eficiencia de la logística latinoamericana y ubica a Chile en el puesto 46 del ranking. En consecuencia, explicó que buscan mejorar la posición en términos de costos, que se encuentra entre 50 y 100% por encima de los países de la OCDE.

“Para un país como Brasil con más de 8.200 millones de kilómetros cuadrados de extensión y 27 estados, la logística es fundamental” fue la primera conclusión de César Meireles, director de la Asociación Brasileña de Operadores Logísticos. “El problema radica en que el gobierno no cumple el plan del anterior y, por ende, no hay solución de continuidad (…) La logística, necesariamente, es un programa de largo plazo. Y necesita, imperativamente, de inversiones públicas y privadas”. Y puntualizó en su país que son bajas las inversiones en infraestructura logística, cercanas al 0,6% del PBI.

Para Wilfredo Rojo, presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz de la Sierra, el costo de la logística en Bolivia “es uno de los más altos” de la región. Reconoció que las iniciativas en infraestructura están impulsadas por el gobierno, indicó que “no hay un plan estratégico de desarrollo logístico”.

Sobre el diagnóstico acerca  de la tercerización, los presidentes de ARLOG Y CEDOL coincidieron en que el transporte es una actividad 100% tercerizada en la Argentina, para evitar conflictos gremiales. Brasil  terceriza el 98% del transporte, almacén y gestión de stock. En Perú, la tercerización llega al 90%. Y en México, al 72% del transporte de cargas. En Ecuador, no existe el reconocimiento al operador logístico y en Paraguay tampoco hay reglamentación para los operadores, mientras que en Bolivia ni siquiera hay operadores logísticos y las empresas desarrollan su logística con sus propios recursos internos.

Fuente: Prensa de CEDOL

Te puedes interesar

Sólo habrán 5,000 permisos para fulles: SCT

A partir del 26 de junio, los vehículos de doble remolque deberán circular con un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.