El negocio de la aerolíneas crece, compran más aviones

Volaris, Interjet y VivaAerobús compraron tantos aviones que pusieron a temblar a Boeing. “Podemos señalar que 6 de cada 10 aviones que vuelan en México serán fabricados por nosotros”, dice Rafael Alonso, presidente para América Latina y el Caribe de Airbus.

La apuesta de la empresa francesa para ganar terreno a su competidor estadounidense Boeing en el mundo, será a través de sus aviones de “pasillo sencillo”, sobre todo, el modelo A320neo, el cual permite ahorros de 16% en cuanto a consumo de combustible. Estas aeronaves han sido solicitadas por 82 de los clientes de Airbus en todo el mundo, quienes en total han ordenado más de 4,515 aviones para sus filas aéreas.

En el caso de México, los principales clientes de Airbus son Volaris, Interjet y VivaAerobús, que han renovado su flota con el modelo A320. En la actualidad, estas aerolíneas mexicanas operan 109 aviones de la empresa europea, mientras que Boeing, cuyo cliente principal es Aeroméxico, en los últimos años le ha vendido a esa firma 88 aeronaves.

Las aerolíneas mexicanas realizan inversiones significativas en la compra de nuevas aeronaves debido a que está creciendo la demanda tanto de vuelos nacionales como internacionales. Esta situación ubica a la flota aérea de México como la más actualizada en América Latina.

En nuestro país, el sector aeronáutico genera una derrama económica anual de 18,000 millones de dólares y aporta 2.9% del Producto Interno Bruto (PIB). Asimismo, el fortalecimiento de la conectividad aérea, con la actual infraestructura, permitirá que por el país transiten más de 68,269,553 millones de pasajeros para finales de 2018.

La empresa francesa Airbus esta enfocando su estrategia en la producción a tiempo (just in time) de todas las aeronaves que tiene que entregar a todos sus clientes en el mundo, incluidos los 264 aviones que tiene pendientes para sus tres clientes de México, cuyo precio promedio por cada unidad, es de 110 mdd, lo que incrementará la participación de la compañía en el mercado mexicano de 54 a 68% en los próximos 20 años.

“Nos van a poner en una situación muy estable, con una gran cantidad de aviones, no solo en operación, sino vendidos”, menciona Rafael Alonso de Airbus.

Para cumplir con las órdenes en México, el ritmo de producción de este fabricante para los próximos 20 años, está fincado en entregas de 28 aeronaves en promedio por año en los próximos seis años y después disminuir la producción progresivamente. “Estas tres aerolíneas mexicanas han hecho pedidos para el avión A319, A320, de hasta 156 y 180 pasajeros, respectivamente, y este último año, al menos Volaris e Interjet, pasaron al modelo A321 con capacidad de hasta 236 pasajeros”, comenta Alonso.

Cambios en el aire

El presidente de Airbus dice que en los últimos seis años, el escenario en México ha cambiado, pues aún no se consideraba la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM). “La construcción del nuevo aeropuerto abre nuevas posibilidades para la compañía en su planeación y desarrollo, así como el espacio para colocar más naves que antes se veían limitadas por la saturación de la terminal aérea (en la CDMX)”.

Alonso agrega que “estamos trabajando con las autoridades y las compañías aéreas de México para hacer una optimización del espacio aéreo. Estos son temas importantes que pueden ayudar al desarrollo de la aviación mexicana con aeronaves más grandes”.

De acuerdo con estimaciones del propio presidente para América Latina y el Caribe de Airbus, México, junto con Brasil y Colombia, requerirán 2,300 aeronaves más, de las cuales 600 corresponden a nuestro país, pues considera que la región tendrá un crecimiento de 5% anual de tráfico aéreo en los próximos 20 años, por lo que la empresa francesa apuesta al suministro de acuerdo con las demandas futuras del sector aéreo y así mantener el liderazgo en la zona.

Según cifras del portal Datatur de la Secretaría de Turismo (Sectur), el transporte aéreo de pasajeros en México creció 48% en los últimos cinco años, al pasar de 46,122,058 en 2013 a 68,269,553 en 2017.

Motivo suficiente para que Airbus vea a México como un cliente potencial. “Las aerolíneas mexicanas solo transportan 20% de los pasajeros internacionales en el país, por lo que la oportunidad reside en que las empresas logren elevar este porcentaje al menos a 40%”, menciona el presidente de la compañía.

Al respecto, el director general de la Cámara Nacional de Aerotransportes (Canaero), Rodrigo Pérez-Alonso, comenta que “la demanda en nuestro país de asientos de avión crecerá 4.5% año tras año, principalmente por el incremento de pasajeros en los aeropuertos de la Ciudad de México y Cancún”.

De acuerdo con Pérez-Alonso, la mejora económica y la robusta demanda de viajes permitirá a las aerolíneas anotar utilidades récord este 2018. “El panorama es alentador. Se espera que las ganancias, en general, se incrementen 11% al registrar 38,400 mdd al finalizar el año”, menciona. Sin embargo, la Canaero prevé que los precios de los boletos aéreos suban 3% este año, luego de haber caído 1.5% en 2017.

Apuestan por la sustentabilidad

La compañía comandada por Enrique Beltranena, Volaris, en la actualidad encabeza las compras de aeronaves a Airbus. El pasado mes de enero, la transportadora encargó 80 nuevos aviones por un monto de 9,300 mdd.

El principal objetivo de Volaris es expandir hasta 69% su flota hacia 2026, para pasar de 71 a 191 aeronaves, incluido el reemplazo de equipos; “50% de esos aviones es para reemplazo porque para nosotros es muy importante mantener la edad de la flota”, señala Enrique Beltranena. Y agrega que en cuanto a oferta de asientos, prevé un incremento de entre 13 y 14% de forma anual hasta 2026.

De acuerdo con el analista de Intercam Casa de Bolsa, Erick Medina, el pacto para adquirir las 80 aeronaves A320neo, “es parte del compromiso firmado entre el fondo de inversión Indigo Partners y Airbus, anunciado en el Airshow de Dubai 2017, en el cual se llegó a un entendimiento para la compra de 430 aeronaves, para ser adquiridas por sus cuatro aerolíneas afiliadas al fondo, en las que se incluye a la empresa mexicana”.

Actualmente, la aerolínea Volaris tiene dos pedidos pendientes. El primero por 40 unidades para entregarse entre 2018 a 2022. El segundo, el de 80 unidades, para surtirse en el lapso de 2022 a 2026.

“La aerolínea mexicana llegaría a una flota de 191 unidades para 2026, lo que representaría un crecimiento anual compuesto de 11.8%”, afirma el analista de Intercam Casa de Bolsa. La más reciente compra de aviones de Volaris está considerada como la segunda adquisición más grande de una flota en la historia de la aviación mexicana, solo por detrás de la adquisición de 100 aviones de Aeroméxico en 2011 por 11,000 mdd.

Reciben 2 de 8 pactados

La firma mexicana Interjet, que hasta hace poco encabeza las compras de aeronaves a Airbus, incorporó a su flota el segundo Airbus A321neo de los ocho que recibirá este año, lo que la convierte en la primera aerolínea en México en operar este modelo de avión con motores ecoeficientes.

La línea aérea destacó que sus nuevos aviones, en sintonía con su estrategia de expansión y mejora en la experiencia de vuelo, vendrán equipados con lo último en tecnología de entretenimiento a bordo.”

Además de la calidad y excelencia que nos caracteriza, ahora podremos brindar un servicio adicional de entretenimiento en alta definición, así como la conectividad a internet para que nuestros pasajeros puedan seguir trabajando en línea o mantenerse en contacto con sus seres queridos a través de las redes sociales”, afirma el director general de Interjet.

Con la llegada del A320neo, Interjet fortalece su flota que ahora estará compuesta por 80 aeronaves, las cuales transportan a alrededorde 11 millones de pasajeros al año y atienden 53 destinos nacionales e internacionales.

Las posibilidades de mover a más pasajeros tanto nacionales como internacionales están fincadas en el Nuevo Aeropuerto de Internacional de la Ciudad de México (NAICM), que actualmente se construye en las inmediaciones del Estado de México. A esto se le suma, la liberación de los combustibles, como la turbosina y el tipo de cambio, lo cual generará un aumento en los costos de las aerolíneas que podría reflejarse en las tarifas aéreas.

A pesar de ello, el sector de la aviación comercial seguirá apostando a la inversión a largo plazo, gracias al creciente número de pasajeros, sobre todo turistas, que estarán demandando más vuelos nacionales e internacionales.

Fuente: Milenio

Te puedes interesar

Daimler Trucks actualiza estrategia aftermarketing

Daimler Trucks North America ha actualizado programas y creado estrategias para lograr un impacto positivo …