El futuro del equipo de transporte de Daimler

¿Autos eléctricos y autónomos? Daimler quiere vans, camiones y trailers en las calles, y piensa lograrlo muy pronto.

Europa está a punto de vivir una nueva revolución, la más silenciosa en su historia. Hoy, poco más de 200,000 automóviles eléctricos ya recorren sus carreteras, pero a partir de 2018 se les sumarán trailers, vans, camiones y autobuses de pasajeros, y muchos de ellos tendrán algo en común: la estrella de Mercedes-Benz en la parrilla.
Daimler, matriz de Daimler Trucks y Mercedes Benz Vans, presentó al mundo su visión del futuro de la electromovilidad durante la edición 2016 del Salón del Automóvil Industrial en esta ciudad alemana, anunciando tres nuevos vehículos:

eTruck: El primer vehículo de carga pesada 100% eléctrico para zonas urbanas, que tendrá una autonomía de 200 km, baterías de hasta 212 kWh con frenado regenerativo y capacidad de carga de hasta 11.5 toneladas.

VisionVan: Un vehículo eléctrico y autónomo para servicios de última milla que además funcionará como nave nodriza para drones voladores y terrestres capaces de hacer entrega de paquetes pequeños.

Un autobús semiautónomo que cuenta con el sistema City Pilot desarrollado por Mercedes-Benz, el cual permite al vehículo identificar las luces de los semáforos, así como a los obstáculos sobre la carretera –incluyendo peatones– y frenar de forma automática para evitar colisiones. El FutureBus tiene integradas 12 cámaras, sistemas de radar de largo y corto alcance y GPS.

Estos tres modelos se suman al Future Truck 2015, el primer trailer eléctrico y autónomo capaz de recorrer grandes distancias, un concepto presentado a finales de 2015, y al que se le han hecho mejoras y adaptaciones que permiten mejorar su rendimiento y su seguridad.

“El objetivo, al igual que en el caso del transporte de largas distancias, es hacer el transporte más seguro y más eficiente que nunca. Queremos que las ciudades sean un mejor lugar para habitar, especialmente porque cada vez más personas viven en ellas, y exigen mejor calidad de vida. Nuestro desafío es ofrecerles soluciones con menos emisiones, ruido y congestionamiento”, dijo Wolfgang Bernhard, miembro del consejo directivo de Daimler durante la presentación de los vehículos en el Salón de Hannover.

Nuevos tiempos, nuevos retos

El futuro es algo ciertamente emocionante: Dentro de un almacén se preparan las mercancías que serán colocadas dentro de un tráiler eléctrico que, de manera autónoma, se acopla a una de las rampas del área de carga.
Una vez que el sistema automatizado llena la caja del camión, éste emprende su viaje hacia la autopista que lo llevará a su destino, conectándose con otras unidades que viajen en la misma dirección por la ruta más libre y eficiente formando una caravana que además les ayude a ahorrar energía.

Cada uno de los trailers se dirige a un centro de distribución ubicado a las afueras de la ciudad de destino, donde los sistemas digitales anuncian la hora exacta de llegada para que éstos sean descargados en el menor tiempo posible.

Después los productos son transportados y redirigidios por sistemas inteligentes hacia camiones o vans eléctricos de reparto urbano, dependiendo de los bienes a entregar.

Una vez cargados, los vehículos se desplazarán silenciosamente por las calles de las ciudades para realizar su reparto, incluso en el caso de la van podrían no necesitar de la intervención de un humano, ya que ésta funciona como una nave nodriza que realiza la entrega de paquetes a través de pequeños drones capaces de realizar la función de paquetería de última milla.

Además de los vehículos de carga, también habrá otros dedicados al transporte de pasajeros, también eléctricos y —por ahora— semiautónomos, que recorrerán las ciudades de un lado a otro contribuyendo a mejorar la movilidad y reducir los niveles de congestión vehicular y emisiones de ruido y gases contaminantes.

Y aunque Daimler ya trabaja en hacer realidad esa visión, los retos no son pocos.

“En la era eléctrica necesitamos mucho más que darle un camión a un operador, ahora tenemos una batería y hay que cuidar mucho más el desempeño energético, saber qué línea operará con qué tipo de batería y con qué tipo de infraestructura, por qué tipo de ruta y con qué tipo de carga”, dice a Forbes México Hartmut Schick, presidente de Daimler Buses.

Ésa es una oportunidad de negocios que Daimler intenta aprovechar con una nueva unidad denominada Mobility Solutions, la cual explora los negocios de conectividad y conducción eléctrica y analiza los desafíos del futuro.

“Nosotros sabemos desarrollar los mejores vehículos comerciales en el mundo, pero no tenemos experiencia en estas nuevas áreas del negocio”, reconoce Schick, y añade: “Cuando hablamos de autos es más fácil vender nuevas tecnologías porque los compradores deciden basándose en sus emociones, pero los camiones no, deben tener sentido de negocio para los clientes”.

Fuente Forbes

Te puedes interesar

Instalan GPS y botones de pánico en transporte de Neza

El programa, también disponible para autos particulares, subsidia la mitad del costo del equipo que …