Deduce impuestos con el pago de gasolina

 Con los constantes aumentos en el precio de la gasolina, nunca está de más el buscar salir beneficiados –o reducir en medida de lo posible-, el impacto que los impuestos tienen sobre nuestros ingresos.

Deducir el pago de la gasolina es relativamente fácil, basta con atender las normativas y reglas que el SAT considera en estos casos. Si te has preguntado cómo deducir el pago de la gasolina, o si puedes hacerlo, toma nota de lo siguiente:

¿Quiénes pueden deducir impuestos con gasolina?

Para deducir impuestos por pago de gasolina debes estar registrado en hacienda como una persona física y cobrar ya sea por honorarios o actividad empresarial. Además, tu trabajo debe requerir forzosamente la compra de gasolina como parte fundamental para realizar tus labores diarias.

Es decir, si el uso de combustible sólo implica el hecho de que subas a tu auto para transportarte al trabajo y de vuelta, no se considerará como un pago indispensable, y no podrás deducirlo.

¿Cómo se deduce el combustible?

En primer lugar debes saber que los pagos en efectivo, aunque cuentes con la factura electrónica, no podrán ser válidos para deducir impuestos. Debes realizar el pago con un cheque de nómina, tarjeta de crédito o nómina, o mediante un monedero electrónico de combustibles autorizado por el SAT. Para saber cuáles instituciones te pueden brindar este servicio, revisa esta lista.

Posteriormente debes pedir –ahora si-, la factura electrónica, que te servirá para comprobar y deducir dicho pago. Aunque no evitarás el pago de combustible, este consejo te puede ayudar a mejorar tu balance cada mes al hacer tu contabilidad.

Te puedes interesar

Transporte y energía amenazados con renegociación del TLC

Sin importar lo que suceda con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte …