¿Cuál es el problema con los autos diésel de Volkswagen?

Los autos diésel están recibiendo una avalancha de críticas. Están en medio de la polémica desatada luego que Volkswagen reconociera el uso de software para esquivar los controles medioambientales en 11 millones de sus autos diésel.

Escándalo que llevó a la renuncia del presidente de la empresa, Martin Winterkorn, reemplazado este viernes por Matthias Muller.
La principal acusación contra los motores diésel, difundida a través de los medios, es que están contaminando las ciudades y causando toda clase de problemas de salud.
Incluso se ha empezado a cuestionar lo que antes se tomaba como cierto: que los motores diésel producen menos dióxido de carbono (CO2) que sus equivalentes de gasolina y, por lo tanto, son mejores para el medio ambiente. Pero, ¿qué tan grave es el problema y qué se está haciendo para solucionarlo?
¿Por qué hay gente preocupada por los autos diesel?
En una palabra, “contaminación”, lo que tiene graves consecuencias para la salud de todos.
¿Cuál es el problema principal?
Varios estudios han demostrado que los autos diésel, a diferencia de los vehículos de gasolina, arrojan niveles altos de lo que se conoce como óxidos y dióxidos de nitrógeno, llamados NOx.
El dióxido de nitrógeno (NO2) es particularmente nocivo. Estudios recientes han demostrado que pueden causar o exacerbar una serie de condiciones de salud.
Por ejemplo, la inflamación de los pulmones, lo que puede desencadenar el asma y bronquitis, y el aumento del riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.
  

¿Cuál es el problema con los autos diésel?
En muchas ciudades europeas, los niveles de NO2 están muy por encima de los límites legales de la Unión Europea: el doble del límite en algunas partes de Londres, París y Múnich, según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA).
Los vehículos diésel son la mayor causa individual de estos altos niveles de NO2.
¿Es el NOx lo único que debe preocuparnos?
No se ha demostrado que las micropartículas que salen de los escapes de diésel puedan causar cáncer.
Además, los autos diésel modernos están equipados con filtros muy eficaces que evitan que casi todo este hollín llegue a la atmósfera.
¿Cuál es el problema con los autos diésel?
Se había dicho que el diésel era mejor para el medio ambiente.
Pero hay dos problemas. En primer lugar, muchas personas retiran estos filtros para mejorar el rendimiento y la economía de combustible. Una serie de empresas especializadas ofrecen retirarlos y no es ilegal hacerlo en muchos países.
En segundo lugar, el NO2 forma algo llamado micropartículas secundarias cuando entra en la atmósfera. Los efectos de ésto aún no se entienden completamente.
¿A cuántas personas afecta esto?
Los estudios sugieren que la contaminación del aire en su conjunto provoca cientos de miles de muertes prematuras en Europa, sin contar su efecto en otras regiones del mundo.
Cuando se considera que el transporte por carretera, y el diésel, en particular, contribuyen con una porción significativa de lo anterior, queda clara la gravedad del problema.
Y el costo económico no debe ser subestimado.
Para mirar lo que ocurre apenas en un país, según las últimas cifras disponibles de la OCDE, las muertes prematuras y enfermedades causadas por la contaminación del aire le costaron a Reino Unido US$86.000 millones en 2010.
Por supuesto que los motores diésel no pueden ser culpados por todo esto.
¿Qué pasa con las emisiones de dióxido de carbono?
Siempre nos han dicho que los coches diésel son mejores para el medio ambiente porque emiten menos CO2.
Esto es simplemente porque los motores diésel son más eficientes que los motores de gasolina, por lo que utilizan menos combustible para recorrer la misma distancia. Menos combustible debe significar menos emisiones.
¿Cuál es el problema con los autos diésel?
La contaminación causada por todos los autos provoca cientos de miles de muertos.
Pero los datos de la industria muestran que las emisiones medias de CO2 de los vehículos diésel sólo son marginalmente inferiores a los de los autos de gasolina.
Esto se debe principalmente al hecho de que los autos diésel tienden a ser más grandes y más pesados que los de gasolina, por lo que se anula cualquier ventaja en la eficiencia.
Igualmente, el combustible diésel tiene más carbono que la gasolina para el mismo volumen, de acuerdo con el Consejo Internacional de Transporte Limpio (ICCT). El uso de un litro de diésel produce 12% más CO2 que el de un litro de gasolina, sostiene.
Los motores de gasolina también se han vuelto mucho más eficientes en los últimos años.
Por su parte, la propia industria automovilística dice que el diésel toma más tiempo en quemarse por lo que se utiliza menos. Y argumenta que, por supuesto, las emisiones serían mayores en los autos más grandes. Sostiene que al comparar modelos similares, los motores diésel sí emiten claramente menos CO2 que sus equivalentes de gasolina.
¿Por qué se ha permitido que suceda todo esto?
Buena pregunta, sobre todo si tenemos en cuenta que los autos diésel emiten muchos más contaminantes de lo que deberían.
¿Cuál es el problema con los autos diésel?
En Estados Unidos se han estado reduciendo las emisiones contaminantes.
Las pruebas realizadas por el ICCT muestran que los autos diésel modernos emiten en promedio siete veces más que el límite de la Unión Europea para el NOx.
Otro estudio publicado por el centro de investigación ambientalista Transport & Environment, y apoyado por datos de las firma Emissions Analytics, sugiere que aproximadamente nueve de cada diez vehículos diésel nuevos superan el límite.
Se demostró que de los 24 autos examinados, sólo tres -un A5 de Audi, un VW Golf y un serie 3 de BMW– cumplían con las regulaciones de la UE. En el otro extremo de la escala, un Audi A8 emitió 22 veces el límite.
La razón es muy simple: los límites se basan en las pruebas realizadas en los laboratorios donde las condiciones no reflejan la conducción en la carretera.
¿Por qué no están haciendo más los fabricantes de automóviles?
La industria automovilística dice que ya ha hecho mucho, reduciendo la materia particulada y las emisiones de NOx de manera significativa en los últimos años.
Pero también parece que los fabricantes de automóviles podrían hacer mucho más.
¿Cuál es el problema con los autos diésel?El ICCT dice ya existen las tecnologías para motores diésel limpios en el mundo real, pero no se están utilizando de manera consistente por los fabricantes.
Transport & Environment dice que es simplemente una cuestión de costo, los fabricantes ahorran más de US$300 por auto al no utilizar tecnologías limpias adicionales.
Y la experiencia de Estados Unidos puede dejar lecciones. Allí, un esfuerzo concertado de los fabricantes de automóviles y agencias gubernamentales para limpiar los vehículos diésel se ha traducido en reducciones masivas de NOx, micropartículas y azufre.
¿Que puedo hacer yo para ayudar?
No mucho, por desgracia, pero hay algunas cosas que cualquiera puede hacer que ayudarán a reducir las emisiones, muchas de las cuales se aplican a todos los autos, el de diésel y el de gasolina:
No acelerar innecesariamente

Lleve a su auto a mantenimiento con frecuencia

Apague el motor si está parado durante más de un minuto

Manténgase dentro de los límites de velocidad, sobre todo en la autopista.

Fuente BBC

Te puedes interesar

(Video) Chofer de Cabify patea a mujer vigilante en Puebla

Cuando apenas cumplía un mes de haber reanudado operaciones en Puebla, la empresa Cabify volvió …