Crisis portuaria de Estados Unidos impacta al comercio internacional

Los puertos vitales para el comercio internacional se han convertido cada vez más en una especie de playas de estacionamiento para enormes buques de carga con una selección variada de bienes de consumo producidos en Asia.

El resultado es una serie de contenedores repletos de artículos de todo tipo almacenados en los galpones de los puertos o en las bodegas de los barcos anclados cerca de las costas.

Entre los artículos hay repuestos automotores, instrumental médico, muebles. Pero también hay productos estadounidenses de exportación: rubros perecederos como carne y verduras que no pueden despacharse a destinos en Asia.

“Existe un enorme mercado para los artículos de mejoras del hogar y jardinería”, observó Mark Hirzel, presidente de la Asociación de Corredores Aduaneros y de Carga, en Los Ángeles, cuyos miembros ayudan a las compañías en las gestiones de importación y exportación.

Por ahora, muchos de esos productos están varados.

Los estibadores y los empleadores vienen negociando un nuevo contrato desde mayo, pero en las últimas semanas las conversaciones se han estancado, paralizando prácticamente 29 puertos por los que pasa una cuarta parte del comercio internacional estadounidense. Equivale a un billón de dólares de carga anual.

Las compañías que manejan las terminales marítimas no llamaron a trabajar a la mayoría de los estibadores el jueves para operar las enormes grúas que cargan y descargan los contenedores. Se planea una medida similar para sábado, domingo y lunes. Los tres días son feriados en los que los empleadores deberían abonar una paga extra a los trabajadores, lo que no ocurrirá mientras persista la disputa laboral. Pero el viernes es un día de trabajo normal y los empleadores se aprestaban a contratar los planteles completos.

Los empleadores dicen que los estibadores han disminuido el ritmo de trabajo durante meses y que por eso no serán recompensados con mayores salarios. El sindicato de los estibadores dice que no es cierto.

La paga es uno de los temas de las negociaciones. La Asociación Marítima del Pacífico, que representa a las empresas operadoras de las terminales y líneas navieras dice que el estibador promedio que trabaja a tiempo completo gana 147.000 dólares anuales. Los sindicatos de trabajadores lo niegan. Un vocero sindical, Craig Merrilees, dijo que los salarios oscilan entre 26 y 36 dólares la hora y que muchos no trabajan de tiempo completo.

Fuente: Associated Press

Te puedes interesar

Obras de infraestructura no se detendrán en periodo electoral

Las diferentes obras de infraestructura carretera no serán detenidas en el país a causa del …