Criminalizan su infancia, huachicoleros usan niños como vigías

La comunidad de Santa Ana Ahuehuepan es una de las zonas más críticas en el mapa delictivo del robo de hidrocarburo en la región de Tula, incluso existen indicios del empleo de niños en un papel de vigía a cambio de un pago económico.

Los modelos de conducta a que aspiran los menores de edad, es la figura del huachicolero, que gana dinero a manos llenas.

“Se está echando a ‘perder’ a nuestros jóvenes y niños en las comunidades, pues antes el sueño de los niños era ser doctor, ingeniero, y ahora los niños sueñan con ser huachicoleros”, informó Fermín Hernández Martínez, titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Tula.

Hace poco, dijo, una maestra que labora en Santa Ana Ahuehuepan le comentó que ha notado que algunos niños llevan hasta mil 500 pesos para gastar.

Este dinero, advirtió la profesora es originado una vez saliendo de la escuela donde cumplen una actividad secundaria que es “halconear”.

Bajo este contexto, dijo que la ordeña de ductos ha contribuido al incremento de otros delitos pero el peor es, “lacerar el tejido social al mostrar como modelo aspiracional de los niños el robo se hidrocarburos”, dijo el jefe policiaco.

Hernández Martínez planteó que el robo de hidrocarburos, incrementa el tráfico de armas, de cartuchos, el robo de vehículos, sobre todo camionetas que sirva en la ordeña y transporte del líquido robado.

Los “chupaductos” no existirían si no hubiera quién compre el hidrocarburo, incluso, el delito se ha legitimado en algunas zonas ya que la gente argumenta que el precio de la gasolina está muy cara, “ven a esas personas (huachicoleros) como héroes, y no saben todo el daño que están haciendo en esos entornos sociales en donde está asentado este problema”.

Fuente AM

Te puedes interesar

Aquí esta todo acerca de la IAA de Hannover, la expo mas importante en camiones

Camiones tradicionales, híbridos, eléctricos o de gas han compartido la última edición de la IAA …