Contrabando de cigarros pirata se da por paquetería 

A través de los servicios de paquetería llega a México de contrabando alrededor del 25 por ciento de los cigarrillos pirata, incluidas las marcas con alerta sanitaria, revela una investigación realizada por el sector industrial del país, informa Notimex.

“Nos preocupa el crecimiento del contrabando y la ilegalidad, ya que los mercados ilegales e informales propician el surgimiento de grupos afines a la delincuencia, lo que afecta directamente a la seguridad nacional”, señaló el presidente de la Comisión de Comercio Interior y Mejora Regulatoria de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Raúl Picard del Prado.

Lo anterior, luego de que el administrador General de Aduanas del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Ricardo Treviño Chapa, señalara que mediante el comercio electrónico, empresas de mensajería realizan importaciones, con lo que algunos mercados se desequilibran.

Cofepris tiene en lista 250 marcas de cigarros catalogados en alerta sanitaria y por lo tanto son ilegales.

Sí, mediante una prueba de envío realizada a determinada empresa mexicana, se introdujo un paquete de cigarrillos de la marca hindú Jaisalmer, visiblemente identificada, el cual fue aceptado y llevado a su destino sin complicación alguna.
Picard del Prado recordó que dicha marca, en sus diferentes versiones (Jaisalmer, Jaisalmer amarillo y Jaisalmer menthol), está incluida en la lista de las 250 marcas que la Cofepris tiene catalogadas en alerta sanitaria y por lo tanto son ilegales.

De acuerdo con datos del sector industrial, uno de cada cuatro cigarros de contrabando que ingresan al país se trasladan mediante los diferentes servicios de paquetería.

Para tener un contenedor de cigarros ilegales, el contrabandista gasta aproximadamente 100 mil dólares, lo que incluye la cadena de fabricación-distribución; pero al comercializar dicho contenedor, se genera una ganancia aproximada de un millón de dólares.

De esta forma, si de 10 contenedores que el contrabandista pretende introducir se decomisan siete, pero pasan tres, las ganancia es de tres millones de dólares, por lo que “sigue siendo negocio”.

En ese sentido, Picard Del Prado expuso que la introducción de cigarrillos pirata representa una evasión de impuestos por alrededor de seis mil millones de pesos, lo que golpea directamente a la industria formal.

“El contrabando lo tenemos que parar, el contrabando nos hace mucho daño. El contrabando va a existir mientras exista mercado y el mercado va a existir mientras que nosotros no podamos hacer que un empresario pueda subsistir”, señaló.

Te puedes interesar

Detienen a operador que llevaba 97,000 litros de combustible robado

Un vehículo cargado con 67 mil litros de Diésel fue recuperado en el kilómetro 035+000 …