Con licitación ‘a modo’, GDF compra 154 camiones para la basura

El Gobierno del Distrito Federal (GDF) otorgó una licitación a modo a Camiones, Repuestos y Accesorios, SA de CV distribuidor de la empresa International Corporation S. de R.L. de C.V. para la fabricación de 154 camiones recolectores de basura que prestarán servicio en las 16 delegaciones y que costarán 380 millones 438 mil 366 pesos, cuando el precio real es de 261 millones 800 mil pesos.

Empresas participantes, que se dicen excluidas por las especificaciones de fabricación, acusaron al GDF, y en particular a la Oficialía Mayor, a cargo de Jorge Silva Morales, de que la convocatoria excluye a fabricantes mexicanos.
El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, dijo no tener información del caso y remitió al área correspondiente. Al solicitar entrevista con los responsables en la Oficialía Mayor, entre ellos el director de Adquisiciones, Jorge Felipe Roldán; el subdirector de Compras Consolidadas, Daniel Jesús Bautista o la directora general de Recursos Materiales y Servicios Generales, Luz María de la Luz Urrusquieta, no hubo respuesta.
La resolución se dio a conocer ayer y los afectados acudieron a El Financiero para denunciar que de las 16 empresas participantes sólo una marca nacional con carrocería de manufactura europea es la beneficiada, pues cumple a la perfección con las “raras especificaciones” que determina la convocatoria, “imposibles de cumplir para el resto”.
En junio, el GDF informó sobre la renovación de camiones recolectores, por los 40 años de antigüedad de los actuales. El 14 de julio, emitió las bases para la Licitación Pública Nacional Consolidada, OM-DGRMSG-004-15, correspondiente al ejercicio fiscal 2015.
Los camiones deben cumplir, por ejemplo “con una caja de carga trasera que debe contar con paredes laterales; con seis postes por cada pared lateral, techo y fondo de la caja con formato liso”. Esto, dicen los afectados, cuando la mayoría de las unidades que tiene en circulación el gobierno tienen laterales planos semielípticos, que dan más ventajas.
Establece, que en caso de licitación nacional, como es ésta, las cajas compactadoras tendrán que ser, al menos 50 por ciento, de manufactura nacional. Sin embargo, las cajas de la empresa beneficiada, son importadas. 
Los afectados solicitaron que se aceptaran las características de cada fabricante a fin de participar, pero la respuesta de la autoridad fue ajustarse a la convocatoria. Estas especificaciones, señalan, “están dirigidas a un proveedor nacional de camiones y a uno extranjero de cajas recolectoras que, se presume, tienen ya preparadas las unidades, pues los fabricantes nacionales no tendrían la capacidad para fabricar las 154 cajas en tiempo”. 
Otra de las irregularidades es que en las licitaciones se convoca a que haya un primer, segundo y tercer lugares para una mayor participación de la industria nacional, lo que no hubo en este caso. 
Señalan que la oferta que se aprobó asciende a 2 millones 470 mil 379 pesos. Por los 154 camiones el total es de 380 millones 438 mil 366 pesos. “Un robo, ya que cada unidad de este tipo, de acuerdo al mercado debe costar 1 millón 700 mil pesos y el monto total sería de 261 millones 800 mil pesos, es decir que el GDF debería tener un ahorro de 118 millones 638 mil 366 pesos.

Fuente El Financiero

Te puedes interesar

Black Friday: un desafío logístico

Las promociones del Black Friday representan para los consumidores finales excelentes oportunidades de ahorrar en …