Con aerolíneas de bajo costo, pasajeros y compañías, todos ganan

Hace 10 años volar era un lujo, era un privilegio de la clase alta, gracias a las aerolíneas de bajo costo esto ha cambiado. La industria aeronáutica de Mexico nunca había estado mejor. Si bien es cierto muchas compañías de bajo costo no lograron sobrevivir en la primera etapa de las low cost tal es el caso de Avolar, Click y Alma. Sin embargo la llegada de Interjet, Volaris, TAR y VivaAerobús ha generado más opciones y mejores precios para los pasajeros mexicanos.


Las aerolíneas de bajo costo en México han venido a dar una buena opción a los pasajeros, sus impactos son benéficos en la actividad turística y de negocios. Sólo por poner un ejemplo el Aeropuerto de León Guanajuato tiene aproximadamente 200 vuelos semanales, cuando hace tres años eran menos de la mitad. Muchos de estos vuelos son operados por aerolíneas de bajo costo y no sólo para destinos nacionales, sino internacionales, predominantemente a los Estados Unidos.


Anteriormente los boletos de avión de un oligopolio no permitían a los usuarios tener la cantidad de vuelos, de destinos, la flexibilidad en cambios y los precios que existen hoy en día, este es un claro ejemplo que la competencia beneficia al consumidor. La infraestructura de aeropuertos del país nunca había estado tan avanzados como ahora, los números tanto en ingresos como en pasajeros que reportan los grupos aeroportuarios nunca habían estado en tan buen nivel.


Un pasajero en México gasta entre 1,000 y 3,000 pesos por un vuelo sencillo, las tarifas de autobuses no están tal alejadas de estos números, en algunos casos los vuelos son más económicos que los autobuses, por ejemplo el caso de Mexico – Tijuana. Una de las ventajas de las aerolíneas es que con la caída de los precios del petróleo tienen acceso a combustible más barato, en el caso del diésel de los autobuses cada vez es más caro y eso encarece el valor de los pasajes, además del costo del tiempo, tres días o tres horas.


Algunas aerolíneas combinan sus servicios como el caso de VivaAerobús y su HUB en Monterrey, que como también cuenta con participación en el transporte terrestre de pasajeros, pueden complementar la conectividad con vuelo más autobús para que el usuario llegue al destino final con un solo boleto.


En fin las ventajas de las aerolíneas de bajo costo son muchas, aunque a veces sean más informales, impuntuales e incumplidas, ojalá este modelo de negocio siga siendo rentable ya que país desarrollado es un país que se transporta y si es por aire y a bajo costo pues mucho mejor. 



Artículo de Clemente Villapando

Te puedes interesar

Ataque a Ferromex aumenta 114%; fuera de control tramo Veracruz-CDMX

Lourdes Aranda, directora de Relaciones Gubernamentales de Ferromex y Ferrosur, dijo que en los últimos …