Comprarías tus llantas por internet?

Adquirir las llantas para tu vehículo con un sólo click es hoy una de las formas de compra que cada vez toma más fuerza. En México hay empresas que llegaron hace poco menos de un año para ofrecer este servicio cibernético con objetivos bien claros y con los que han venido a revolucionar el negocio llantero, sin embargo, el grueso o el dominio de este negocio todavía lo encabezan los distribuidores con ventas directas.

Existen diversas formas para reemplazar las llantas del carro, desde la vulcanizadora o tianguis que venden producto “de calidad”, hasta on-line, pasando por supermercados o distribuidores; la tarea del consumidor va más allá de elegir el lugar de compra, detectar cuál es realmente un producto de calidad es el verdadero reto.

Actualmente el mercado de reemplazo asciende a 25 millones de llantas de las cuales sólo alrededor de 300 mil se negocian mediante páginas web (apenas cerca de 1%), el resto de este producto se vende de manera directa.

Hoy en día Internet es la tercera fuente más importante que utiliza el consumidor para investigar antes de adquirir su llanta, la fuente principal de compra es todavía la recomendación de los conocidos, pero de acuerdo con los expertos, a cinco años, el 50% de la decisión que haga el comprador será por la información que obtenga en línea.

El negocio de comercializar neumáticos on-line no es totalmente nuevo, pero es un hecho que en los últimos meses se ha dado a conocer más, con la llegada de más empresas que apuestan a que es un segmento con mucho potencial.

Internet. Con poco menos de un año, Ítaro decidió pisar territorio nacional para ofrecer un servicio fuera de lo común; más que vender llantas su propósito es consentir al consumidor, de tal manera que ya no tienen que visitar un taller, agencia o distribuidor de llantas para que su auto estrene “zapatos” nuevos. Esta empresa al ofrecer sus servicios en línea y hacer sus entregas a domicilio ya atiende un aproximado de 450 personas al mes.

El segmento flotillero no se queda descuidado, pues hay quienes se aprovechan de las debilidades de las grandes empresas para ofrecer también su servicio de venta de llantas personalizado, a eso se dedica Credimosa, hacer el remplazo de neumáticos a domicilio a 50 empresas y sus respectivas flotas.

Aunque su punto fuerte son las compañías de volumen, para el próximo año ya planea lanzar la plataforma on-line para corporativos y grandes grupos de personas, nos informó Jesús Gonzáles de la Vega, director comercial de Credimosa.

Supermercados. Agregar al carrito de compra tus nuevos neumáticos es una manera muy común y muy fácil de comprar, sin embargo, el centro de servicio y reparación, Marcos Llantimundo, dice que adquirir llantas en estos establecimientos no siempre es bueno, pues la mayoría de las marcas que manejan no son muy reconocidas, no ofrecen asesoría y tampoco garantía. Recalca que este último punto es muy importante y que las personas se tienen que fijar muy bien antes de hacer el pago, pues uno de los casos más comunes al adquirir llantas en estos establecimientos es que en su mayoría los fabricantes son chinos y a la hora de reclamar algún desperfecto en el producto es donde inicia el verdadero problema, pues la logística no favorece para hacer valer la garantía de la llanta.

Mercado negro. Los comerciantes de neumáticos de dudosa procedencia tienen un índice muy grande de clientes, personas que lejos de inclinarse por una preferencia lo hacen por una mala experiencia, son víctimas de robo o algún accidente en el camino.

Los negocios callejeros además de vender llantas usadas, ofrecen neumáticos “nuevos y de una marca reconocida” más baratos que un distribuidor autorizado, el problema es que como se manejan en el mercado negro, no es difícil que estas ruedas sean robadas o también pueden ser una perfecta imitación.

Dentro de este círculo del mercado negro, los tianguis son muy socorridos. Visitamos el enorme negocio de la Nueva Atzacoalco y comprobamos que una llanta para una camioneta Ford Escape se puede encontrar de 800 pesos a mil 200 pesos ¡con todo y rin!, dependiendo de su estado, cuando la pura llanta original en un supermercado está etiquetada en 200% más, entre 3 mil pesos y 4 mil pesos según la marca.

Un mercado en ascenso. Hoy la forma más confiable y segura para adquirir una llanta son los distribuidores, sin embargo los fabricantes que tienen presencia en México dicen que sin duda la venta de neumáticos por Internet es un segmento en vías de desarrollo, pero que el problema al que se enfrentan estas empresas es que el consumidor mexicano aún tiene muchas dudas y desconfianza para hacer una compra en línea, formas de pago, entrega, garantía etcétera.

“Esta forma de venta aún no representa un impacto importante para el mercado nacional, aunque si es un hecho que la tendencia apunta hacia ese rumbo, veremos cada vez más participantes, pero el consumidor de ese mercado está en vías de desarrollo”, dice Alejandro Cortés, director de Marketing de Bridgestone Latinoamérica Norte, BS-LAN.

Tal será el crecimiento que tendrán compañías como Ítaro y Credimosa que incluso Carlos Heredia, responsable de e-commerce Michelin en México apuesta que para 2020 las ventas de llantas por Internet llegarán a un millón de unidades, el equivalente a 4% o 5% de la industria.

 

Fuente El Universal Estefanía Trujillo

Te puedes interesar

Sólo por estas 3 razones te puede multar una patrulla ecológica

En la Ciudad de México desde el mes de mayo, las patrullas ecológicas están autorizadas …