¿Cómo El Combustible amenaza la inflación en México?

Las expectativas del alza de precios para el próximo año aumentan, de la mano de la liberalización de los precios de los combustibles, y temores de un peso más débil.
precio gasolina

Las expectativas inflacionarias en México están aumentando ahora que el país se dispone a liberar los precios de la gasolina, lo cual se suma al temor de que un peso más débil contribuya a un alza en los precios al consumidor.

La tasa de equilibrio (breakeven rate) a cinco años, una medición del mercado de bonos de las expectativas en relación con el costo de vida que se basa en la diferencia de rendimiento entre los bonos de tasa fija y los bonos vinculados a la inflación, subió el miércoles a 4.3 por ciento, el nivel más alto desde julio de 2012. Antes de la elección presidencial en Estados Unidos era de 3.2 por ciento.

Los economistas han elevado la mediana de los pronósticos de inflación para el año próximo a 4.01 por ciento, según una encuesta de Citibanamex, en comparación con 3.5 por ciento antes a la sorpresiva victoria de Donald Trump en la elección del 8 de noviembre, que hizo que el peso cayera.

México liberará los precios de la gasolina en los estados de Sonora y Baja California a fines de marzo, dijo el miércoles la Comisión Reguladora de Energía. Les seguirán en noviembre la Ciudad de México y el estado de México, las zonas más pobladas del país.

Bancos desde Citibanamex hasta Nomura Holdings pronostican que los precios locales de la gasolina experimentarán un fuerte aumento el año próximo, cuando se utilicen como referencia los precios de los mercados internacionales a medida que se eliminen los controles de precios en México. La política de control gubernamental limitó el incremento a 3 por ciento en 2016.

“Los tres factores que tendrán impacto en las expectativas inflacionarias son el tipo de cambio a través del efecto ‘pass through’ o coeficiente de traspaso, el aumento producto de la liberación de los precios de la gasolina y el salario mínimo, dijo Benito Berber, un economista de Nomura Holdings en Nueva York. Es probable que el año próximo la inflación se acelere a entre 4 y 5 por ciento, dijo Berber.

El gobierno anunció en septiembre que adelantaría de 2018 a 2017 la liberación de los precios de la gasolina y el diésel para contribuir a impulsar el desarrollo del mercado privado de combustible creado con la apertura del sector energético del país.

Gasolina con degradado
El precio máximo de la gasolina dependerá en buena medida de la fórmula que el gobierno dará a conocer la semana próxima sobre la base de impuestos y precios internacionales. 

Pero los precios podrían subir un promedio de 22.5 por ciento en 2017, lo que sumaría alrededor de un punto porcentual al índice de inflación, dijo Citibanamex el martes en un informe de análisis. Los precios podrían subir 13.2 por ciento tan sólo en enero, agregó Citibanamex.

México planea aumentar 9.6 por ciento el salario mínimo en 2017. Si bien el gobierno ha eliminado las diferencias en el salario básico por región y buscó eliminar el uso del salario mínimo como referencia para el cálculo de gastos como multas y pensiones, éste aún puede tener efecto en el costo de vida.

La inflación producto de los aumentos del precio de la gasolina podría llevar a Banco de México a subir las tasas de interés más de lo que estiman muchos economistas el año próximo, dijo Berber. 

Si bien es probable que el banco disponga un aumento de un punto porcentual, a 6.75 por ciento, el incremento podría ser de casi el doble si el golpe inflacionario es lo suficientemente fuerte, dijo Berber.

Fuente El Financiero 

Te puedes interesar

Piden mantener el contenido regional en fabricación de camiones en TLC

Dentro de la renegociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN) se …