Coinciden expertos que nuevo acuerdo sobre transporte aéreo beneficia

El acuerdo binacional sobre Transporte Aéreo entre los gobiernos de México y Estados Unidos favorece el intercambio de pasajeros y de carga, impulsa el crecimiento del tráfico de negocios en beneficio de las economías de ambos países y mejora la atracción de México como destino de turismo internacional, consideraron legisladores y especialistas.

Durante el foro de análisis “Acuerdo sobre transporte aéreo entre el gobierno de los Estados Unidos Mexicanos y el gobierno de los Estados Unidos de América”, organizado por la Comisión de Relaciones Exteriores América del Norte, la senadora Marcela Guerra Castillo señaló que el transporte aéreo transfronterizo se caracteriza por su fuerte demanda, posicionándose como un mercado altamente competido, ya que a través de él se lleva a cabo 70 por ciento en movimiento de pasajeros y 52 por ciento de carga.

Explicó que para las líneas aéreas que atienden el mercado con Estados Unidos, el texto del convenio actual limita su acción y competitividad, por ello los pasajeros demandamos un mejor servicio, mejores tarifas y más destinos entre las ciudades de nuestros países.

Además expuso que el instrumento negociado entre ambos gobiernos, suscrito el 18 de diciembre de 2015, “constituye una oportunidad y una herramienta, que de aprobarse implica a un mercado de 515 mil millones de dólares al año para la aviación, además de la posibilidad de explorar un mercado adicional de carga que asciende a los 659 mil millones de dólares al año”.

Guerra Castillo precisó que el acuerdo aéreo forma parte de un proyecto ambicioso del gobierno mexicano para mejorar la conectividad del país, facilitar el tránsito de personas y carga de una manera ágil, eficiente y a bajo costo.
“Estoy convencida que el Acuerdo también nos permitirá contar con un instrumento actualizado que posibilite la ampliación de oportunidades turísticas, comerciales y de negocios a fin de apoyar el desarrollo regional y nuevos esquemas de comercio, que serán fundamentales para que México forme parte de la plataforma logística global”, sostuvo.

Por su parte, el vicepresidente del Senado mexicano, Luis Sánchez Jiménez, opinó que el acuerdo binacional abre la puerta a beneficios específicos que deben ser analizados en espacios como este foro.

Señaló que en México se mueven alrededor de 35 millones de pasajeros al año y de los traslados aéreos, las conexiones México-Estados Unidos representan 70 por ciento del total de los vuelos internacionales de nuestro país y 52 por ciento del total de movimiento de mercancías.

Dijo que el papel del Senado de la República es fungir como facilitador del diálogo entre las partes y un revisor permanente de las acciones de política, en beneficio de los mexicanos.

Añadió que la industria aeronáutica ha evolucionado y es parte fundamental en las dinámicas comerciales, económicas y sociales en un mundo cada vez más globalizado.

Durante este foro se llevaron a cabo tres mesas de análisis: “La actualización de Acuerdo vigente: razones, características y beneficios”; “El punto de vista de las líneas aéreas y de la representación del transporte de carga en torno al Acuerdo sobre Transporte Aéreo”; y “La opinión de los Trabajadores”.

La subsecretaria de Transporte, de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Yuriria Mascott, aseguró que el nuevo acuerdo que se encuentra en análisis por parte del Senado “cumple los objetivos que nos planteamos para fortalecer a la industria aeronáutica nacional” para hacer de México una gran plataforma logística global que genera valor agregado.

Destacó los beneficios de este instrumento bilateral: impulsa la mejora de los servicios del usuario al fomentar más rutas, frecuencias y mejores precios; se promueve el desarrollo regional al incentivarse la apertura de nuevas rutas y se impulsa el intercambio comercial, turístico y cultural.

“El nuevo acuerdo de servicios aéreos actualiza un instrumento de más de 50 años y nos alinea a las mejores prácticas internacionales en la materia. Da flexibilidad a la industria aérea de México para que crezca al gran potencial que está hecha, en beneficio de todos los usuarios, y posiciona a México como plataforma turística y destino de clase mundial”, sostuvo.

La maestra Alejandra Palacios, comisionada presidenta de la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), explicó que el convenio vigente impone fuertes restricciones a la oferta de más opciones de movilidad aérea entre México y EU, limitando el proceso de competencia y libre concurrencia en el mercado aéreo, “sin duda su remplazo es muy deseable”.

Explicó que el nuevo convenio sometido a consideración del Senado tendrá efectos positivos para México, porque permite la libre operación de vuelos entre ambos países. “El nuevo convenio permitiría a cada país designar cualquier número de aerolíneas para restar servicios de transporte aéreo entre cualquier par de ciudades de los dos países en vuelos regulares de pasajeros”.

También habrá más oportunidades de servicio de carga y existen elementos muy importantes para considerar que el nuevo convenio binacional aéreo fomentará la competencia en el mercado de vuelos entre México y EU, tanto para vuelos regulares de pasajeros como para carga.

Andrés Conesa Labastida, director general de Aeromexico, pidió al Congreso mexicano “un terreno de juego parejo” para competir al mismo nivel que hoy lo hacen las Aerolíneas internacionales.

Gabriela Jiménez, directora de Relaciones Institucionales de Interjet, se pronunció a favor del acuerdo porque “abre las puertas a nuevas oportunidades, mejora las ofertas de servicio aéreo en materia de tarifas y conectividad, estimula el crecimiento en pasajeros totales e impulsa el crecimiento del tráfico de negocios”.
Estamos listos para enfrentar los nuevos retos que implica el nuevo tratado, queremos un sector aéreo más abierto y competitivo, apuntó.

En representación de Volaris, el director ejecutivo de operaciones de la empresa, José Luis Suárez, subrayó que el convenio es una buena señal pues fortalecerá al mercado aéreo e impactará positivamente al turismo.
“Estamos convencidos que el acuerdo nos permitirá introducir rutas hacia Estados Unidos que actualmente se encontraban bloqueadas. La entrada en efecto del convenio representará más oportunidades para potenciar el crecimiento del capital mexicano en el vecino país y el desarrollo del turismo en México”, indicó.

Al respecto, trabajadores de la industria aérea solicitaron que en este acuerdo haya salvaguardas para que lo estipulado en el convenio realmente resulte benéfico para el sector nacional.

Representantes del Frente por la Defensa de la Aviación Nacional solicitaron al Senado que recomiende a la SCT y a la Secretaría de Relaciones Exteriores la creación de un grupo de expertos, en el que se incluya a la industria aeronáutica, que se encargue de revisar los resultados cada dos años.

Fuente Arsenal

Te puedes interesar

Rebasada, la capacidad de la Siglo 21: Canacar

 La capacidad de la autopista Siglo 21 está ya rebasada y urge una ampliación y …