Chia­pas, Gue­rre­ro y Oa­xa­ca, primeros beneficiarios de la ZEE

Chia­pas, Gue­rre­ro y Oa­xa­ca que son las tres en­ti­da­des fe­de­ra­ti­vas más re­za­ga­das del país, se­rían las prin­ci­pa­les be­ne­fi­cia­das con el es­ta­ble­ci­mien­to de las Zo­nas Eco­nó­mi­cas Es­pe­cia­les (ZEE), jun­to con Ve­ra­cruz, Yu­ca­tán, Quin­ta­na Roo y Cam­pe­che, con­si­de­ra el Ins­ti­tu­to Be­li­sa­rio Do­mín­guez del Se­na­do de la Re­pú­bli­ca (IBD).

En un es­tu­dio so­bre el te­ma rea­li­za­do por la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Aná­li­sis Le­gis­la­ti­vo, el IBD se­ña­la que las ZEE son áreas de­li­mi­ta­das geo­grá­fi­ca­men­te, con ven­ta­jas na­tu­ra­les y lo­gís­ti­cas, que fa­ci­li­tan la in­ver­sión di­rec­ta pa­ra con­ver­tir­se en una re­gión al­ta­men­te pro­duc­ti­va, y es­to ge­ne­re una me­jo­ra en el bie­nes­tar de la po­bla­ción.

Re­cuer­da que el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, En­ri­que Pe­ña Nie­to, en­vió al Con­gre­so de la Unión, el pa­sa­do 29 de sep­tiem­bre, la ini­cia­ti­va que ex­pi­de la Ley Fe­de­ral de Zo­nas Eco­nó­mi­cas Es­pe­cia­les y adi­cio­na el ar­tí­cu­lo 9 de la Ley Ge­ne­ral de Bie­nes Na­cio­na­les.

El es­tu­dio, di­fun­di­do me­dian­te la pu­bli­ca­ción del IBD, Mi­ra­da Le­gis­la­ti­va se­ña­la que la es­tra­te­gia de zo­nas que otor­gan be­ne­fi­cios fis­ca­les, adua­ne­ros y ad­mi­nis­tra­ti­vos a la ini­cia­ti­va pri­va­da na­cio­nal y ex­tran­je­ra es una es­tra­te­gia que ha si­do im­pul­sa­da por va­rios paí­ses en el mun­do.

A par­tir de da­tos del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Geo­gra­fía (INE­GI), el IBD des­ta­ca que Chia­pas, Gue­rre­ro y Oa­xa­ca es­tán en los ni­ve­les más ba­jos de bie­nes­tar, en un to­tal de 30 in­di­ca­do­res, en­tre ellos in­fraes­truc­tu­ra de la vi­vien­da, ca­li­dad de la vi­vien­da, ha­ci­na­mien­to, equi­pa­mien­to de la vi­vien­da, sa­lud, edu­ca­ción y em­pleo.

Asi­mis­mo, su­bra­ya que en es­tas tres en­ti­da­des fe­de­ra­ti­vas -don­de se con­cen­tra apro­xi­ma­da­men­te 10 por cien­to de la po­bla­ción na­cio­nal- el por­cen­ta­je de la po­bla­ción anal­fa­be­ta os­ci­la en­tre 16 y 17 por cien­to, mien­tras que en com­pa­ra­ción en el Dis­tri­to Fe­de­ral el por­cen­ta­je de la po­bla­ción que no sa­be leer y es­cri­bir es del 2 por cien­to.

Por es­tas ra­zo­nes, “el Eje­cu­ti­vo Fe­de­ral pro­pon­drá su es­ta­ble­ci­mien­to en Puer­to Chia­pas, Puer­to Lá­za­ro Cár­de­nas y el Co­rre­dor Tran­síst­mi­co; lu­ga­res con al­to po­ten­cial pro­duc­ti­vo y lo­gís­ti­co, con po­si­bi­li­da­des de en­la­zar­se con el res­to del país y nue­vos mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les”.

El es­tu­dio del IBD re­co­no­ce que en Mé­xi­co ha exis­ti­do una bre­cha en el de­sa­rro­llo de los es­ta­dos que con­for­man al país, por tra­ta­dos y acuer­dos co­mer­cia­les apro­ve­cha­dos de ma­ne­ra di­sí­mil. En ese sen­ti­do, se­ña­la que los es­ta­dos ubi­ca­dos en la zo­na nor­te y Ba­jío del país han avan­za­do en as­pec­tos eco­nó­mi­cos y so­cia­les de for­ma más ace­le­ra­da que aque­llas en­ti­da­des ubi­ca­das al sur-su­res­te.

Así, las ZEE im­pli­can “una ver­da­de­ra apues­ta es­tra­té­gi­ca pa­ra crear nue­vos po­los de de­sa­rro­llo in­dus­trial en lu­ga­res que ten­gan po­ten­cial pro­duc­ti­vo y lo­gís­ti­co den­tro de es­ta re­gión”.

El IBD re­to­ma tres re­co­men­da­cio­nes del Ban­co Mun­dial so­bre las ZEE, en el sen­ti­do de que se tra­ta de pro­yec­tos de me­dia­no a lar­go pla­zo, que pue­den ser­vir co­mo la­bo­ra­to­rio pa­ra ex­pe­ri­men­tar con re­for­mas y pro­gra­mas in­no­va­do­res, y se tra­ta de un pro­yec­to com­ple­jo pe­ro no­ve­do­so, por lo que no es­tá exen­to de ries­gos pa­ra el go­bier­no.

Asi­mis­mo, es­pe­ci­fi­ca que los ries­gos ra­di­can en que los em­pre­sa­rios no con­si­de­ren ren­ta­ble ins­ta­lar­se en la ZEE, con lo que ha­bría un gas­to inú­til en in­fraes­truc­tu­ra; que a pe­sar de los es­tí­mu­los fis­ca­les y adua­ne­ros la com­pe­ten­cia in­ter­na­cio­nal si­ga sien­do más atrac­ti­va pa­ra los in­ver­sio­nis­tas; y que se uti­li­cen cri­te­rios po­lí­ti­cos y no eco­nó­mi­cos pa­ra es­ta­ble­cer las ZEE.

Ade­más de la pro­pues­ta del ti­tu­lar del Po­der Eje­cu­ti­vo, va­rios se­na­do­res han pre­sen­ta­do di­ver­sos pun­tos de acuer­do y co­mu­ni­ca­dos re­la­cio­na­dos con el te­ma.

A ni­vel in­ter­na­cio­nal, el es­tu­dio re­cuer­da que va­rias na­cio­nes han im­pul­sa­do pro­yec­tos de Zo­nas Eco­nó­mi­cas Es­pe­cia­les: Chi­na, con la zo­na de Shen­zen; Co­rea del Sur, Po­lo­nia, Jor­da­nia con la zo­na de Aqa­ba; los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos con la ciu­dad por­tua­ria Je­bel Ali; Ir­lan­da con la zo­na fran­ca de Shan­non; Bra­sil, con Ma­naos; y Pa­na­má con la zo­na fran­ca de Co­lón.

Pa­ra el pro­yec­to de las ZEE, el IBD re­co­mien­da te­ner en con­si­de­ra­ción la par­ti­ci­pa­ción de los sec­to­res pri­va­do y so­cial en la pla­nea­ción, de­sa­rro­llo y ope­ra­ción de las zo­nas, así co­mo te­ner cla­ras tan­to las pre­rro­ga­ti­vas ta­les co­mo las obli­ga­cio­nes de los in­ver­sio­nis­tas y de los ad­mi­nis­tra­do­res in­te­gra­les.

Con­clu­ye que la ex­pe­rien­cia de dis­tin­tos paí­ses del mun­do, so­bre to­do de los ubi­ca­dos en la re­gión de Amé­ri­ca La­ti­na (co­mo Bra­sil y Pa­na­má), es un fac­tor más a con­si­de­rar pa­ra el es­ta­ble­ci­mien­to y la apro­ba­ción tan­to de la ley de las ZEE co­mo de su re­gla­men­to.

Fuente OEM

Te puedes interesar

Transportistas preveen generar un “autoseguro”

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR) contempla crear un fideicomiso para asegurar sus …