Chia­pas, Gue­rre­ro y Oa­xa­ca, primeros beneficiarios de la ZEE

Chia­pas, Gue­rre­ro y Oa­xa­ca que son las tres en­ti­da­des fe­de­ra­ti­vas más re­za­ga­das del país, se­rían las prin­ci­pa­les be­ne­fi­cia­das con el es­ta­ble­ci­mien­to de las Zo­nas Eco­nó­mi­cas Es­pe­cia­les (ZEE), jun­to con Ve­ra­cruz, Yu­ca­tán, Quin­ta­na Roo y Cam­pe­che, con­si­de­ra el Ins­ti­tu­to Be­li­sa­rio Do­mín­guez del Se­na­do de la Re­pú­bli­ca (IBD).

En un es­tu­dio so­bre el te­ma rea­li­za­do por la Di­rec­ción Ge­ne­ral de Aná­li­sis Le­gis­la­ti­vo, el IBD se­ña­la que las ZEE son áreas de­li­mi­ta­das geo­grá­fi­ca­men­te, con ven­ta­jas na­tu­ra­les y lo­gís­ti­cas, que fa­ci­li­tan la in­ver­sión di­rec­ta pa­ra con­ver­tir­se en una re­gión al­ta­men­te pro­duc­ti­va, y es­to ge­ne­re una me­jo­ra en el bie­nes­tar de la po­bla­ción.

Re­cuer­da que el Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, En­ri­que Pe­ña Nie­to, en­vió al Con­gre­so de la Unión, el pa­sa­do 29 de sep­tiem­bre, la ini­cia­ti­va que ex­pi­de la Ley Fe­de­ral de Zo­nas Eco­nó­mi­cas Es­pe­cia­les y adi­cio­na el ar­tí­cu­lo 9 de la Ley Ge­ne­ral de Bie­nes Na­cio­na­les.

El es­tu­dio, di­fun­di­do me­dian­te la pu­bli­ca­ción del IBD, Mi­ra­da Le­gis­la­ti­va se­ña­la que la es­tra­te­gia de zo­nas que otor­gan be­ne­fi­cios fis­ca­les, adua­ne­ros y ad­mi­nis­tra­ti­vos a la ini­cia­ti­va pri­va­da na­cio­nal y ex­tran­je­ra es una es­tra­te­gia que ha si­do im­pul­sa­da por va­rios paí­ses en el mun­do.

A par­tir de da­tos del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­ca y Geo­gra­fía (INE­GI), el IBD des­ta­ca que Chia­pas, Gue­rre­ro y Oa­xa­ca es­tán en los ni­ve­les más ba­jos de bie­nes­tar, en un to­tal de 30 in­di­ca­do­res, en­tre ellos in­fraes­truc­tu­ra de la vi­vien­da, ca­li­dad de la vi­vien­da, ha­ci­na­mien­to, equi­pa­mien­to de la vi­vien­da, sa­lud, edu­ca­ción y em­pleo.

Asi­mis­mo, su­bra­ya que en es­tas tres en­ti­da­des fe­de­ra­ti­vas -don­de se con­cen­tra apro­xi­ma­da­men­te 10 por cien­to de la po­bla­ción na­cio­nal- el por­cen­ta­je de la po­bla­ción anal­fa­be­ta os­ci­la en­tre 16 y 17 por cien­to, mien­tras que en com­pa­ra­ción en el Dis­tri­to Fe­de­ral el por­cen­ta­je de la po­bla­ción que no sa­be leer y es­cri­bir es del 2 por cien­to.

Por es­tas ra­zo­nes, “el Eje­cu­ti­vo Fe­de­ral pro­pon­drá su es­ta­ble­ci­mien­to en Puer­to Chia­pas, Puer­to Lá­za­ro Cár­de­nas y el Co­rre­dor Tran­síst­mi­co; lu­ga­res con al­to po­ten­cial pro­duc­ti­vo y lo­gís­ti­co, con po­si­bi­li­da­des de en­la­zar­se con el res­to del país y nue­vos mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les”.

El es­tu­dio del IBD re­co­no­ce que en Mé­xi­co ha exis­ti­do una bre­cha en el de­sa­rro­llo de los es­ta­dos que con­for­man al país, por tra­ta­dos y acuer­dos co­mer­cia­les apro­ve­cha­dos de ma­ne­ra di­sí­mil. En ese sen­ti­do, se­ña­la que los es­ta­dos ubi­ca­dos en la zo­na nor­te y Ba­jío del país han avan­za­do en as­pec­tos eco­nó­mi­cos y so­cia­les de for­ma más ace­le­ra­da que aque­llas en­ti­da­des ubi­ca­das al sur-su­res­te.

Así, las ZEE im­pli­can “una ver­da­de­ra apues­ta es­tra­té­gi­ca pa­ra crear nue­vos po­los de de­sa­rro­llo in­dus­trial en lu­ga­res que ten­gan po­ten­cial pro­duc­ti­vo y lo­gís­ti­co den­tro de es­ta re­gión”.

El IBD re­to­ma tres re­co­men­da­cio­nes del Ban­co Mun­dial so­bre las ZEE, en el sen­ti­do de que se tra­ta de pro­yec­tos de me­dia­no a lar­go pla­zo, que pue­den ser­vir co­mo la­bo­ra­to­rio pa­ra ex­pe­ri­men­tar con re­for­mas y pro­gra­mas in­no­va­do­res, y se tra­ta de un pro­yec­to com­ple­jo pe­ro no­ve­do­so, por lo que no es­tá exen­to de ries­gos pa­ra el go­bier­no.

Asi­mis­mo, es­pe­ci­fi­ca que los ries­gos ra­di­can en que los em­pre­sa­rios no con­si­de­ren ren­ta­ble ins­ta­lar­se en la ZEE, con lo que ha­bría un gas­to inú­til en in­fraes­truc­tu­ra; que a pe­sar de los es­tí­mu­los fis­ca­les y adua­ne­ros la com­pe­ten­cia in­ter­na­cio­nal si­ga sien­do más atrac­ti­va pa­ra los in­ver­sio­nis­tas; y que se uti­li­cen cri­te­rios po­lí­ti­cos y no eco­nó­mi­cos pa­ra es­ta­ble­cer las ZEE.

Ade­más de la pro­pues­ta del ti­tu­lar del Po­der Eje­cu­ti­vo, va­rios se­na­do­res han pre­sen­ta­do di­ver­sos pun­tos de acuer­do y co­mu­ni­ca­dos re­la­cio­na­dos con el te­ma.

A ni­vel in­ter­na­cio­nal, el es­tu­dio re­cuer­da que va­rias na­cio­nes han im­pul­sa­do pro­yec­tos de Zo­nas Eco­nó­mi­cas Es­pe­cia­les: Chi­na, con la zo­na de Shen­zen; Co­rea del Sur, Po­lo­nia, Jor­da­nia con la zo­na de Aqa­ba; los Emi­ra­tos Ára­bes Uni­dos con la ciu­dad por­tua­ria Je­bel Ali; Ir­lan­da con la zo­na fran­ca de Shan­non; Bra­sil, con Ma­naos; y Pa­na­má con la zo­na fran­ca de Co­lón.

Pa­ra el pro­yec­to de las ZEE, el IBD re­co­mien­da te­ner en con­si­de­ra­ción la par­ti­ci­pa­ción de los sec­to­res pri­va­do y so­cial en la pla­nea­ción, de­sa­rro­llo y ope­ra­ción de las zo­nas, así co­mo te­ner cla­ras tan­to las pre­rro­ga­ti­vas ta­les co­mo las obli­ga­cio­nes de los in­ver­sio­nis­tas y de los ad­mi­nis­tra­do­res in­te­gra­les.

Con­clu­ye que la ex­pe­rien­cia de dis­tin­tos paí­ses del mun­do, so­bre to­do de los ubi­ca­dos en la re­gión de Amé­ri­ca La­ti­na (co­mo Bra­sil y Pa­na­má), es un fac­tor más a con­si­de­rar pa­ra el es­ta­ble­ci­mien­to y la apro­ba­ción tan­to de la ley de las ZEE co­mo de su re­gla­men­to.

Fuente OEM

Te puedes interesar

Buscan estación adicional de Tren Interurbano en Santa Fe

La jefa de gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, aseguró que se busca construir una estación más del Tren …