Caen importaciones de Estados Unidos por tren

Las importaciones mexicanas de mercancías desde Estados Unidos por ferrocarril sumaron 48,421 millones de dólares en 2018, una baja interanual de 6.7%, de acuerdo con datos del Departamento de Transporte estadounidense.

Desde la perspectiva de Unión Pacific, sus servicios de transporte ferroviario están sujetos a la competencia de otros ferrocarriles, transportistas de motor, operadores de barcos y barcazas y tuberías.

El principal competidor de transporte por ferrocarril de Unión Pacific es Burlington Northern Santa Fe LLC. Su subsidiaria principal, BNSF Railway Company (BNSF), opera rutas paralelas en muchos de los principales corredores de tráfico de Unión Pacific.

En 2016, las importaciones de México desde su vecino del norte por ferrocarril fueron por 48,599 millones de dólares.

La competencia de autotransportistas existe para los cuatro grupos de productos básicos de Unión Pacific (excluyendo la mayoría de los envíos de carbón).

Debido a la proximidad de sus rutas a las principales vías fluviales del interior y de la Costa del Golfo, las barcazas pueden ser particularmente competitivas, especialmente para granos y productos a granel en ciertas áreas donde opera esta compañía.

Además de la competencia de precios se enfrenta a la competencia con respecto a los tiempos de tránsito, la calidad y la confiabilidad del servicio de los autotransportistas y otros ferrocarriles.

Particularmente, los transportistas motorizados en particular pueden tener una ventaja sobre los ferrocarriles con respecto a los tiempos de tránsito y la puntualidad del servicio.

Sin embargo, los ferrocarriles son mucho más eficientes en combustible que los camiones, lo que reduce el impacto del transporte de mercancías en el medio ambiente y la infraestructura pública.

Competencia para KCS

Otra empresa ferroviaria de Estados Unidos, Kansas City Southern, compite contra otros ferrocarriles, muchos de los cuales son mucho más grandes y tienen recursos financieros y de otro tipo significativamente mayores.

La industria ferroviaria en América del Norte está dominada por unos pocos transportistas muy grandes. Los ferrocarriles occidentales más grandes de los Estados Unidos (BNSF Railway Company y Union Pacific Railroad Company), en particular, son importantes competidores de KCS debido a sus importantes recursos y rutas competitivas.

En México, las operaciones de KCSM están sujetas a la competencia de otros ferrocarriles, en particular Ferrocarril Mexicano (Ferromex) y Ferrosur, ambos controlados por Grupo México. En conjunto poseen el 50% de FTVM, que sirve a industrias ubicadas en la Ciudad de México.

Fuente Opportimes

Te puedes interesar

Graban a extorsionadores lanzando una granada en transporte público

Un vídeo difundido en redes sociales y recogido por el diario mexicano Sin Embargo muestra …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.