Blue Bird va por camión escolar eléctrico para 2020

En la actualidad, no es raro escuchar sobre el desarrollo de un coche, camión o autobús eléctrico, pero ahora el asunto se torna bastante serio, ya que uno de los elementos más emblemáticos y usados en cuanto a transportes, es justamente el camión escolar.

Así es, este enorme camión amarillo que transporta diariamente a miles de niños, se actualizará, dejando atrás la combustión para dar paso a un motor eléctrico, cargado con largas baterías colocadas en su chasis con el fin de volver a este valioso transporte mucho más limpio.

Esta cuestión surgió cuando una de las marcas más emblemáticas de camiones norteamericanos, Thomas, presentó su primer camión escolar eléctrico llamado, Jouley, el cual además de conservar un diseño y tamaño similar a los camones actuales, cuenta con una autonomía de 160 km, no es demasiada, pero sí la suficiente considerando el uso y la capacidad del vehículo para entrar en el mercado y cumplir la cuota diaria.

Pero Thomas no llegará sólo, ya que la compañía Blue Bird Corporation, el cual es el fabricante más solicitado de este tipo de autobuses en Estados Unidos, presento de una manera mucho más discreta sus planes para lanzar su primer camión eléctrico y hacerle frente a Jouley.

Blue Bird Corporation, explicó que a diferencia de la compañía de Daimler, ellos tendrán preparado su autobús en 2018, un año antes que Thomas, el cual llegará con una autonomía aproximada entre 130 y 160 kilómetros de distancia, esto fue posible gracias a que la compañía de Nevada recibió una importante inversión por parte del estado de California para volver este camión una realidad.

¿Por qué es importante empezar con vehículos de este tipo?

A pesar de su enorme tamaño, evolucionar este tipo de transporte es mucho más sencillo, debido a que gracias a su enorme tamaño se puede colocar muchas más baterías, claro, está el tema del peso, pero si se desarrolla un buen chasis y con materiales resistentes que a la vez sean ligeros en el cuerpo, la autonomía del camión puede ser bastante atractiva, donde lo único que se debe de considerar es el peso de carga del pasaje y equipaje.

Otra de la ventaja es que por lo general estos camiones generalmente cuentan con una ruta pre-establecida y además una velocidad máxima, por lo que se puede aprovechar mucho mejor la energía del camión, también al ser un camión que generalmente se ocupa dos veces al día, es factible tenerlo siempre al punto máximo de carga y en caso de necesitar un camión con mayor rango simplemente se puede recurrir al fabricante para un cambio de baterías.

El dejar el diésel o combustible para dar paso a la electricidad en este tipo de camiones es un gran avance, debido a que al igual que otros transportes de gran tamaño estos son ocupados diariamente y en horarios donde se concentra el tráfico y por consiguiente la contaminación, así que al dejar de contribuir en producir emisiones es un buen avance.

Te puedes interesar

(Video) Honda presenta “amigables” vehículos del futuro

A estas alturas ya se ha vuelto normal escuchar o leer sobre robots, pues en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.