Bimbo entrará al mercado de venta de camionetas eléctricas

La empresa metal-mecánica Moldex, filial de Grupo Bimbo, podría vender camionetas eléctricas de carga ligera con tecnología mexicana a empresas como Fomento Económico Mexicano (Femsa), Nestlé y otras firmas interesadas en el uso de transporte amigable con el medio ambiente, sobre todo a compañías con distribución de productos de consumo.

Jesús María Aguilar, director general de Moldex, explicó que se trata de la tercera generación de vehículos eléctricos de la compañía, los cuales pueden cargar alrededor de 600 kilos, cuentan con una autonomía de 90 kilómetros y con tecnología de ácido-plomo en las baterías.

Durante estas semanas se estarán produciendo las primeras 20 unidades, con posibilidad de venderlas a terceros por primera vez.

“Estamos abiertos a venderles a todas las empresas que decidan sumarse en este esfuerzo de la sustentabilidad y distribución de sus productos con transporte que sea amigable con el medio ambiente. Bimbo siempre se llevará la premisa, pero nuestra vocación nos lleva a ofrecer a terceros esta opción de vehículos eléctricos de reparto”, comentó el directivo en entrevista.

La capacidad de producción de la compañía es de 1,000 unidades al año, y con posibilidades de duplicar dicha cantidad, en caso de ser necesario.

“Creemos que los vehículos que utilizan electricidad son el transporte del futuro, sin embargo, ello depende de la aceptación y de que la gente decida optar por este medio. Este vehículo, comparado con uno de gasolina, tiene un costo por kilómetro que es cinco veces menor. Según nuestros datos y los de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en un vehículo de gasolina similar en capacidad se gasta entre 2.6 y 2.7 pesos por kilómetro recorrido, mientras que el de nosotros cuesta entre 30 y 50 centavos por kilómetro recorrido”, afirmó.

El directivo indicó que la inversión inicial puede ser 50% mayor en un auto eléctrico, sin embargo, los beneficios son mayores en el largo plazo.

El principal negocio de Moldex, que tiene una planta en Lerma, Estado de México, es la fabricación de material punto de venta, enfocado a exhibidores de alambre, aunque también se dedican al desarrollo tecnológico y cuentan con una línea de carrocerías.

Algunos clientes de Moldex son Coca-Cola Femsa, Nestlé, Unilever, Bachoco, Big Cola, Nissan Mexicana, entre otros con quienes actualmente tiene relación para proveer material punto de venta (exhibidores).

Fuente Forbes

Te puedes interesar

Audi llama a revisión 850,000 vehículos diésel

Este llamado a revisión voluntaria implica a los vehículos con motores V6 y V8 TDI …