Bancomext, IFC y Banobras financiarán terminal portuaria de Tuxpan

La Corporación Financiera Internacional (IFC), Bancomext y Banobras comprometieron un paquete de financiamiento por 224 millones de dólares para la construcción de la Terminal Portuaria de Tuxpan, que será operada por SSA México.

Esta nueva terminal de contenedores, la primera en ese puerto veracruzano, se convertirá en una alternativa para las empresas ubicadas en el Valle de México que actualmente ocupan el puerto de Veracruz, pues éste ha estado al borde de su capacidad por aproximadamente tres años.

Aunque ya está en marcha una ampliación de grandes proporciones en Veracruz, aún pasarán más años antes de que comience a operar, de acuerdo con datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La IFC destacó que Tuxpan está a 146 kilómetros más cerca del Valle de México que Veracruz y, con la todavía reciente inauguración de la autopista, el recorrido puede hacerse en poco más de tres horas, contra las más de cuatro que dura el viaje a la ciudad de Veracruz.

Nayve Martínez Rubio, oficial de Inversión de Infraestructura de IFC para Latinoamérica y el Caribe, explicó que la nueva infraestructura también será de gran utilidad para las empresas armadoras automotrices, como Toyota y Mazda, así como sus proveedores, que han instalado nuevas plantas en varias ciudades del Bajío durante los últimos años.

Con esta terminal podrán importar componentes desde Europa y la Costa Este de Estados Unidos y exportar, entre otras mercancías, autopartes no sólo hacia esas mismas regiones, sino también a Sudamérica y Medio Oriente.

Martínez Rubio explicó que el principal objetivo de esta institución financiera, que forma parte del Grupo Banco Mundial, es respaldar las inversiones del sector privado.

En el contexto de los recortes presupuestales anunciados por el Gobierno mexicano para éste y los próximos años del sexenio, la ejecutiva sostuvo que la IFC está más dispuesta a ofrecer financiamiento al sector privado para infraestructura productiva y, de ese modo, evitar que muchos proyectos queden parados por falta de recursos.

“Tienen que ser proyectos financieramente viables, analizamos la viabilidad económica del proyecto, pero también tiene que haber un impacto del proyecto sobre el desarrollo, tanto para la zona de influencia como para el País, en sectores prioritarios, como la infraestructura”, dijo.

Hoy en día, están bajo análisis varios proyectos, muchos de ellos relacionados con la construcción de infraestructura portuaria para facilitar la logística de las empresas petroleras que llegarán como consecuencia de la reforma energética.

Fuente   Reforma 

Te puedes interesar

Walmart también quiere repartir con drones

Walmart sigue tratando de ganarle terreno al gigante del comercio en línea Amazon, y para …