Avant, el Uber mexicano

La firma arrancó operaciones en noviembre de 2015. (Especial)

Sin tarifas dinámicas para los clientes y comisiones más bajas para los conductores, Avant, la aplicación mexicana que funciona bajo un modelo similar al de Uber, está ganando terreno en el país.

Avant comenzó operaciones en noviembre de 2015, en cuatro meses ya suma más de 800 socios-conductores y opera de manera formal en al menos dos estados del país: Ciudad de México y Puebla.

“Principalmente el tema es que trabajamos con las necesidades de los pasajeros y conductores. Para el pasajero es importante brindarle un viaje seguro y para el conductor que tenga un trabajo digno”, dijo Carlos de la Villa, director comercial de la aplicación, en entrevista con EL FINANCIERO.

Mientras que plataformas como Uber y Cabify, cobran una comisión a los choferes de entre el 20 y 25 por ciento por viaje, Avant toma el 10 por ciento de cada recorrido.

“Nosotros cobramos un 10 por ciento del viaje. Eso le da un margen adecuado a la persona que administra un auto o que lo maneja. Lo que buscamos es que la persona que presta un servicio tenga un ingreso adecuado”, señaló De la Villa.

Para comenzar a usar el servicio, los clientes sólo deben descargar la app, no es necesario tener tarjeta de crédito, pues acepta efectivo.

Al igual que sucede con otras plataformas, para garantizar la seguridad del pasajero y que se puedan incluir nuevos socios a la plataforma, De la Villa resaltó que se revisa que el postulante no tenga antecedentes penales y se les aplica una serie de exámenes, entre ellos psicológico, toxicológico y psicométrico.

“Nos aseguramos de que sea una persona confiable”, añadió. También se revisa la procedencia del auto y que cumpla con las normas de la ciudad en donde operan. 

En la Ciudad de México, de acuerdo con las normas que regulan la operación de plataformas digitales de transporte bajo demanda, los coches deben tener un precio mínimo de 200 mil pesos.

Sobre planes de expansión, De la Villa adelantó que se tiene contemplado que Avant llegue en 2016 a ciudades grandes, entre ellas Monterrey, Guadalajara y Tijuana.

CONQUISTA A CONDUCTORES

A través de comunidades en redes sociales o de voz en voz, conductores de Uber y Cabify se han enterado de Avant y muestran interés por la plataforma.

“Están saliendo otras aplicaciones y estoy muy interesado en probar. Hay una que se llama Avant. Ellos son completamente nacionales y nos van a quitar sólo el 10 por ciento. Estoy pensando muy seriamente en probarlos”, dijo un conductor de Uber.

De la Villa resaltó que su base de conductores crece de forma importante, pues cada semana se suman alrededor de 150 socios-conductores.

“Tuvimos una explosión en la suscripción de socios-conductores a partir de febrero”, destacó. El aumento en conductores de Avant coincide con la reducción de tarifas de Uber.

La empresa estima que en una jornada de entre 8 y 10 horas, un conductor llega a ganar entre 400 y 500 pesos (descontando la comisión y gasolina).

Fuente El Financiero

Te puedes interesar

OHL sube tarifas del Viaducto Bicentenario y el Circuito Exterior Mexiquense

La empresa OHL México anunció este lunes el aumento de tarifas del Viaducto Bicentenario y …