Autos verdes: prueban con éxito pila de combustible de hidrógeno

Cualquier ambientalista estaría satisfecho al contemplar los gases que salen del nuevo Honda Clarity. Pese a que durante las pruebas el auto se ve envuelto en una nube blanca y espesa, lo que sale del escape no es otra cosa que vapor de agua. Este sedán que saldrá a la venta en la primavera es un vehículo eléctrico propulsado por una pila de combustible de hidrógeno.

El hidrógeno almacenado en el tanque de carbono genera energía para el motor eléctrico. El único producto de desecho que produce es agua químicamente pura, explica Thomas Brachmann, del equipo de desarrollo de la firma japonesa. Es el “impulso para un futuro más limpio”, califica esta técnica el director de desarrollo de tecnologías de Honda, Keiji Otsu.

Hace más de un año Toyota lanzó un auto de estas características cuyo nombre simboliza lo que vendrá. “Mirai, en japonés, significa futuro”, apunta el jefe de proyectos, Yoshikazu Tanaka, sobre la berlina de 4,90 metros de largo.
Pero además de Toyota y Honda, también Hyundai reclama para sí haber dado el paso hacia una nueva era, incluso antes que los japoneses. Los coreanos venden la pila de combustible de hidrógeno desde 2013 y ya tienen muchos autos en la calle. Sin embargo, en su caso, se trata de un Hyundai ix35 transformado, mientras que Honda y Toyota desarrollaron autos específicos.

La pila de combustible es una buena alternativa a la cámara de combustión, principalmente por dos razones, señala Tanaka: “A diferencia del aceite mineral, el gas noble es ilimitado, y teóricamente se puede producir y quemar de un modo completamente libre de CO2”.

Un vehículo sin emisiones contaminantes puede funcionar también con electricidad, admite el jefe de proyectos de Toyota, pero en primer lugar, el hidrógeno se puede almacenar mejor, y en segundo, la pila de combustible tiene mejores resultados que un auto eléctrico a la hora de hacer un alto en boxes.

“Para una distancia de 500 kilómetros, una batería, incluso con un cargador rápido, necesita más de 30 minutos. Un auto como el Hyundai Clarity se carga en solo tres minutos”, explica Brachmann.

Pero también hay una serie de motivos que hablan en contra de la pila de combustible. “El hidrógeno es un combustible limpio sólo cuando se produce a partir de fuentes de energía renovables”, indica Ferdinand Dudenhöffer, de la Universidad de Duisburg-Essen. “Y aún estamos muy lejos de eso”, asegura.

Después de que la pila de combustible en el último tiempo solo fuera un tema en el mercado asiático, la idea al parecer comienza a interesar nuevamente a los europeos. Daimler está trabajando en el desarrollo de la técnica desde hace un tiempo y, en alianza con Ford y Renault-Nissan, tiene previsto presentar un coche para lanzar al mercado en 2017.

BMW aprovecha la cooperación con Toyota para el desarrollo de un vehículo propio con una pila de combustible y ya tiene ocho prototipos basados en la serie 5 GT, señala Matthias Klietz, jefe de investigación de la empresa alemana.
Incluso el grupo VW está intensificando su investigación. “Durante años solo miramos cómo iba el desarrollo e hicimos únicamente lo necesario para no quedar rezagados”, manifiesta un ingeniero en la central de la automotriz alemana en Wolfsburgo.

“Pero ahora la curva de nuestro compromiso está ascendiendo abruptamente”, sostiene Immanuel Kutschera, encargado del departamento de desarrollo de pilas de combustible de Audi.

Sin embargo, Kutschera no es tan optimista como sus colegas japoneses. Mientras que Honda quiere construir al menos 200 Clarity en 2016 y Toyota calcula incluso que en 2020 lanzará al mercado 30.000 Mirai, el técnico alemán solo piensa en una flota de investigación para uso interno.

Al igual que su colega Klietz, de BMW, Kutschera considera que aún no es el momento para la venta de los autos con pilas de combustible de hidrógeno. “No creo que eso suceda en esta década”, afirma.

Fuente El dia

Te puedes interesar

Aerolíneas resienten el “Efecto Trump” al caer número de pasajeros a EU

En el primer semestre de 2017, el número de viajeros de México a Estados Unidos …