Australia prueba nuevo sistema de rastreo de aeronaves

Australia, Indonesia y Malasia conducirán una prueba para mejorar el rastreo de aeronaves en zonas remotas del océano, lo que permitiría que los aviones sean encontrados con mayor facilidad en caso de que desaparezcan como el Vuelo 370 de Malaysia Airlines, informó el ministro australiano de Transporte el domingo.

El anuncio se da una semana antes de que se cumpla el primer aniversario de la desaparición del Vuelo 370, con el que se perdió todo contacto el año pasado mientras se dirigía de Kuala Lumpur a Beijing con 239 personas a bordo. No se ha encontrado rastro alguno del avión.

Airservices Australia, la agencia gubernamental a cargo del espacio aéreo del país, trabajará con sus contrapartes malasias e indonesias para realizar pruebas del nuevo método, que posibilitaría que los aviones fueran rastreados cada 15 minutos en lugar del lapso previo de 30 a 40 minutos, dijo el ministro del Transporte australiano Warren Truss.

Se espera que en la prueba se utilice tecnología de ubicación satelital con la que de antemano cuenta el 90% de las aeronaves de distancias largas. Tales dispositivos transmiten la ubicación actual del avión y sus próximas dos ubicaciones planeadas, dijo Angus Houston, presidente de Airservices Australia y quien ayudó en la búsqueda del Vuelo 370.

La prueba incrementaría la frecuencia en la que los aviones reportan automáticamente su posición, lo que permite que los controladores del tráfico aéreo puedan rastrearlos mejor, dijo Houston.

“Esto no es una bala de plata”, comentó Houston. “Pero se trata de un paso importante en los esfuerzos por ofrecer mejoras inmediatas a la manera en que rastreamos actualmente las aeronaves mientras se desarrollan soluciones más completas”.

No existe un requisito para el rastreo en tiempo real de vuelos comerciales y desde la desaparición del Vuelo 370, reguladores del tráfico aéreo y aerolíneas han tratado de llegar a un acuerdo sobre la manera en que los aviones deberían ser rastreados. El Boeing 777 se salió de su curso y desapareció del radar poco después de haber despegado el 8 de marzo.

Un equipo internacional de expertos que analizó una serie de transmisiones realizadas cada hora entre el avión y un satélite determinó posteriormente que la aeronave viajó durante otras siete horas antes de estrellarse en algún punto dentro de una zona remota de 60.000 kilómetros cuadrados (23.000 millas cuadradas) en el Océano Indico.


Fuente The new Herald

Te puedes interesar

Un huachicolero muerto y 5 heridos tras explosión de ducto

Una explosión en un ducto de la petrolera estatal mexicana Pemex, provocada por una toma …