Auditará Sheinbaum 20 Verificentros por falta de transparencia

En el gobierno anterior de la Ciudad de México hubo desaseo y falta de transparencia en el otorgamiento de permisos para la apertura de nuevos verificentros, en particular 20 que no contaban con experiencia, así como abusos en la aplicación de las normas de emisiones de los vehículos, que impidió que 200 mil automotores obtuvieran la calcomanía cero para circular todos los días.

Ante esa situación, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, afirmó que está en curso una revisión de la Auditoría Superior de la Ciudad de México y la Contraloría Interna para evaluar el proceso de autorización de los centros de verificación vehicular, con el respaldo del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

La revisión también incluye el procedimiento que se ha llevado a cabo sobre los 51 juicios de amparo pendientes que promovieron distintas empresas contra la Secretaría de Medio Ambiente de la anterior administración por ordenar su cierre o no renovar los permisos de operación en la última convocatoria emitida.

“No sabemos por qué les dieron a 20 nuevos verificentros una autorización pese a que no tenían ninguna experiencia en la materia, mientras a 50 que venían operando desde antes, bien o mal, no se les tomó en cuenta. ¿Qué es lo que hay de fondo? Desde mi perspectiva, cuando decimos que hay un desaseo tremendo y no hay transparencia, normalmente hay corrupción”, expresó.

La mandataria dijo que no habrá una nueva convocatoria para abrir más verificentros hasta conocer los resultados de las investigaciones que se realizan sobre los permisos otorgados y la conclusión de los juicios que están en proceso.

Sobre la verificación vehicular, el director general de Calidad del Aire, Sergio Zirath Hernández, explicó que la norma federal mexicana establece que los vehículos de 2006 a la fecha que cuentan con el sistema de diagnóstico a bordo (OBD, por sus siglas en inglés) sólo deben ser sometidos a un escaneo para verificar que funcionan de manera adecuada para acceder a la calcomanía cero.

Sin embargo, en la anterior administración los automotores eran sometidos a una prueba adicional sobre emisiones mucho más restrictiva, que si no pasaban les retiraban la calcomanía cero y les otorgaban la 1, con la que dejaban de circular un día, a pesar de que cumplían con la norma ambiental.

Desde enero, añadió, se comenzó a corregir este abuso y es probable que muchas unidades recuperen la calcomanía cero, pues se realizó un análisis con datos del semestre anterior en el que se identificó que 114 mil vehículos, de 2006 y posteriores, obtuvieron el holograma 1, y 85 mil fueron rechazados, pero haciendo la modificación “el rechazo bajaría a cerca de 32 mil unidades; todos los demás obtendrían el holograma cero”.

También se dejará de cobrar el segundo intento de verificación en caso de ser rechazado la primera vez, como ocurría en la anterior administración, cuando se pagaba en dos ocasiones por el mismo trámite.

Sheinbaum indicó que junto con el gobierno federal, el Centro Mario Molina y el estado de México se revisará si la norma federal es la correcta o debe modificarse y hacia dónde debe ir el programa de verificación vehicular, pues el objetivo es que haya menos contaminación atmosférica, que sea metropolitano y no uno de recaudación que se preste a corrupción.

Fuente La Jornada

Te puedes interesar

Queretaro tiene como meta ser el “HUB” de carga en el país

El Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) mantiene el objetivo de forjarse como el hub nacional …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.