Asia domina la importación de autos en México

México importó por primera vez más autos de Asia que del resto del mundo, evidenciando el fortalecimiento de las marcas automotrices de Japón y Corea del Sur y de la plataforma productiva de ese continente.

Las importaciones correspondieron a enero del 2015, último dato disponible por la Secretaría de Economía, mes en el que de Asia se enviaron 28,958 unidades al mercado mexicano, equivalentes a 51% de sus compras externas.

“La realidad es que el mercado mexicano cada vez se ha estado orientando más en sus preferencias hacia los vehículos de origen asiático”, afirmó Armando Soto, presidente de la consultoría Kaso y Asociados.

Los autos importados corresponden a marcas asiáticas como Nissan, Toyota, Honda, Infiniti y Mazda, aunque también a marcas europeas y estadounidenses, como Volkswagen y General Motors.

En otro empuje adicional, Kia iniciará la comercialización de sus autos en México con una red de 22 distribuidores a partir del próximo julio, y entre sus unidades en venta estará el sedán Forte, que se fabrica en Corea del Sur, anunció Thomas Oh, vicepresidente ejecutivo y director de Operaciones de la empresa en México.

Hace una década, en el 2004, los autos importados por México desde Asia abarcaron sólo 15.8% del total de las compras foráneas. De entonces a la fecha, Japón se ubicó como segundo proveedor, desplazando a Brasil. Ahora India coloca más unidades importadas, si bien de menor valor agregado, que Alemania. Y Tailandia vende más que Argentina.

“El aumento en la venta de autos importados se debió, principalmente, a la llegada de firmas asiáticas como Hyundai y Mazda, las cuales trajeron parte de su línea de productos al país el año pasado, así como al creciente gusto de los mexicanos por este tipo de marcas”, explicó Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

En el 2014, las importaciones de autos de México sumaron 833,758 unidades y tuvieron un valor de aduana de 8,575 millones de dólares, lo que representó un récord, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Las mayores importaciones asiáticas ocurrieron al tiempo que se registró una menor importación de otros grandes proveedores, como Estados Unidos, Alemania y Canadá, a la vez que Brasil y Argentina presentaron una caída en la competitividad productiva de este sector.

Además, el crecimiento de las importaciones ha ido de la mano con un aumento de la producción local, que a su vez ha sido impulsada por el establecimiento de las principales empresas armadoras del mundo. Cumpliendo con niveles mínimos de ensamblaje (50,000 unidades anuales), las empresas obtienen cupos para importar vehículos sin pago de aranceles, con lo que se ahorran tasas de hasta 20 por ciento.

 

Fuente El Economista

Te puedes interesar

Black Friday: un desafío logístico

Las promociones del Black Friday representan para los consumidores finales excelentes oportunidades de ahorrar en …