Así operan los asaltantes al transporte

El conductor del pesado camión es obligado a parar la unidad, luego de verse amenazado por una pistola. Uno de los cinco delincuentes toma el control y conduce hasta un camino de terracería.

Los ladrones abordan la unidad y uno amenaza al operador con la pistola, mientras que le pide la cartaporte que indica el contenido de la carga y la dirección en donde se debe entregar.

Dos motos se suman al atraco y llegan cuando la unidad ya se encuentra en un paraje. Uno de los motociclistas baja con un equipo que les permite ubicar el sistema de rastreo satelital del camión, para posteriormente desactivarlo e instalarlo en una de las motos que sigue la misma ruta que llevaba el vehículo, esto le permite a los delincuentes tener un distractor para la empresa de seguridad que colocó el sistema GPS, y que le sirve a los delincuentes para ganar tiempo para descargar la mercancía y desmantelar la unidad, productos que venden en los tianguis y las piezas en el mercado negro de autopartes.

Ésta es una de las nuevas formas que usan los ladrones para atracar un camión.

DESCARRILAMIENTOS

“Encontramos nuevas métodos de robo en transporte carretero y ferroviario. Más allá de ir a asaltar, han llegado al grado de provocar accidentes donde le van cortando rieles a la vía o levantan tachuelas, y como las máquinas son muy pesadas se descontrolan, luego llegan poblaciones enteras y delincuentes, para extraer la carga”, señaló Jesús Francisco López, director de relaciones institucionales de la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León (Caintra).

Dijo que las nuevas formas de robo, como el descarrilamiento, no se incluyen en las estadísticas como robo, pues se consideran accidentes y por eso no se la atiende la autoridad.

De acuerdo con los datos de la Agencia Reguladora del Transporte Ferroviario (ARTF), en 2017 se registraron 526 descarrilamientos, fue el primer dato creado por el organismo gubernamental, sin embargo, antes ya se tenía el reporte de que en 2016 hubo 322 accidentes ferroviarios en cruces, los cuales pudieron haber sido también descarrilamientos.

Por otra parte, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública informó que entre enero y abril de este año se reportaron 3 mil 985 robos al autotransporte, 6.2 por ciento más que el año anterior.

“El tren es el más afectado hasta el momento, pero el camión no se ha quedado atrás últimamente, sobre todo en la carretera México-Querétaro, la zona entre Matehuala y Monterrey, y la Esperanza, en Veracruz”, dijo Edgar Paredes, director general de Blac Solutions, una firma consultora en seguridad y sistemas de rastreo satelital, que da a conocer nuevas maneras de robar el camión en las carreteras del país.

La empresa indica que últimamente roban camiones es través de falsos retenes, “se visten como federales o militares, le piden al conductor abrir el remolque y si traen la mercancía que les interesa avisan a sus cómplices”, dijo Paredes.

Otro caso es el de la complicidad de policías, regularmente federales, que dejan operar a los delincuentes al dar una o dos horas de ventaja antes de reportar el robo.

“Les hemos tomado fotos frente a la unidad y cuando reportamos el asalto, la autoridad dice que no han visto el vehículo, pero están frente a el camión”, dijo el directivo.

La zona de mayor incidencia es el municipio de la Esperanza, en Veracruz, dentro del llamado triángulo rojo, que comprende a Puebla, Veracruz y Tlaxcala, territorio huachicol.

Fuente HERALDO

Te puedes interesar

Interjet la mas puntual, Aeroméxico la peor

Interjet encabezó en noviembre el ranking como aerolínea más puntual de México, con un índice de …