Así están los datos de la inseguridad para el transporte en Jalisco

Las colonias La Duraznera y Toluquilla, en Tlaquepaque, son las más peligrosas para los transportistas. Estadísticas de la Fiscalía General del Estado (FGE)  consultadas en la plataforma Seguridad Map dan cuenta que en los últimos cinco años se han registrado 84 robos a transporte de carga pesada en esas zonas.

En los límites de La Duraznera cruza la Carretera a Chapala y Toluquilla es dividido por el Periférico. En esos puntos se reportaron 49 y 37 asaltos a tráileres, respectivamente, en lo que va de la administración estatal.

Otra zona que registra una alta incidencia es Santa Cruz de las Flores en Tlajomulco, con 36 casos. En ese sitio cruzan parte del Camino a San Isidro Mazatepec y del Circuito Metropolitano Sur.

También sobresale la Zona Industrial de Guadalajara, con 33 robos en el mismo periodo, así como San Juan de Ocotán en Zapopan, con 28 asaltos, colonia delimitada por el Periférico y Avenida Aviación.

De acuerdo con los datos en Seguridad Map, Tlaquepaque es el municipio de la Zona Metropolitana de Guadalajara que concentra la mayor incidencia de robo a carga pesada, pues en ese periodo se han iniciado un total de 444 carpetas de investigación por este delito. Le sigue Guadalajara, con 344 averiguaciones previas o carpetas de investigación; Tlajomulco, con 337; Zapopan, con 233, y Tonalá, con 167. Esto significa que la metrópoli concentra 53% del total de los robos al autotransporte en la Entidad.

Daniel Curiel, coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), coincide que el problema más grave es en la Zona Metropolitana de Guadalajara, aunque indica que este delito se presenta en todo el Estado. Señala que la problemática es tal que hay algunas empresas de seguros que ya no quieren asegurar al transporte de carga.

“Eso se convierte en un problema todavía más grave, pues si no se puede asegurar la mercancía y el camión, te quedas en un estado de indefensión. En las empresas que sí aseguran, las pólizas se han ido al doble, o más. Es un tema muy complicado”.

En cuanto a las pérdidas por este delito, precisa que son difíciles de calcular porque hay algunos empresarios que no quieren compartir sus cifras. Aunque remarca que se trata de cientos de millones de pesos.

Miguel Ángel Landeros, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior Occidente (Comce), afirma que los ingresos de las empresas ya registran afectaciones porque tienen que contratar seguridad.

“Ya hay una pérdida de entrada. Ahora tenemos que estar invirtiendo en seguridad adicional. Eso ya es un costo adicional con el que nosotros no deberíamos cargar. Ya no hay ningún tipo de mercancía que no tenga un grado de complejidad, ya casi cualquier cosa requiere que le contrates custodios, geolocalización y demás”.

En diciembre de 2017, el Senado de la República ratificó las reformas al Código Penal Federal aprobadas por la Cámara de Diputados para tipificar como delito federal el robo a transporte de carga.

Se aplicará una pena de seis a 12 años de prisión a quien cometa este crimen. Cuando el objeto del robo sea el vehículo automotor la pena será de siete a 15 años. Asimismo, a quien desmantele los vehículos robados o comercialice conjunta o separadamente sus partes, se sancionará con una pena de cinco a 15 años de cárcel. Ésta aumentará en un tercio cuando exista el apoderamiento del remolque o semirremolque y sea utilizado para cometer otro delito.

Muchos delitos, pocos detenidos

El 9 de enero de 2017, policías de Tlaquepaque se enfrentaron a balazos con asaltantes de un tráiler. El incidente ocurrió cuando se pretendía descargar el motín robado en la Colonia La Nogalera.

Tres personas fueron detenidas, entre ellos el chófer del tráiler, quien resultó lesionado a causa de un impacto de arma de fuego. Otras más lograron escapar.

Mientras que en octubre de ese mismo año, minutos después de que el chofer fue despojado, elementos de la Policía de Zapopan recuperaron un tractocamión que transportaba refrescos en Mariano Otero y Copérnico, pero la caja se localizó en los cruces de Felipe Ruvalcaba y Volcán Fujiyama. No se reportaron detenidos.

La cifra de personas presentadas ante un juez por cometer robo a transporte de carga pesada es casi nula. De acuerdo con estadísticas de la Fiscalía General del Estado (FGE), de enero del 2017 a agosto del 2018 solamente tres personas fueron consignadas por este delito en la Entidad.

Esto, a pesar de que en ese mismo periodo se iniciaron mil 227 carpetas de investigación por ese delito; es decir, que la impunidad prevalece en 99.8% de los casos, aunque podría ser  en todos, pues los datos no especifican la fecha del inicio de la averiguación por la que fueron consignados, por lo que pudiera tratarse de robos cometidos en otros años.

De las tres personas consignadas en ese periodo, todas fueron en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga durante julio, octubre y diciembre de 2017.

En este 2018, no ha sido consignada ni una sola persona. Aunque los delincuentes no se han quedado atrás y en lo que va del año han cometido 489 atracos a vehículos de autotransporte, todos ellos sin consecuencia.

“Ya hay una pérdida de entrada. Ahora tenemos que estar invirtiendo en seguridad adicional. Eso ya es un costo adicional con el que nosotros no deberíamos cargar. Ya no hay ningún tipo de mercancía que no tenga un grado de complejidad, ya casi cualquier cosa requiere que le contrates custodios, geolocalización y demás”.

De acuerdo con un estudio realizado por SkyAngel, los delincuentes tienen un modus operandi específico: interceptan a los camiones de carga cuando van en circulación, aunque también cuando se detienen por alguna falla mecánica, para cargar gasolina o en zonas de descanso para los choferes. Incluso, hay aquellos que instalan retenes falsos. Casi todos prefieren operar en las madrugadas cuando hay menor presencia de las corporaciones de seguridad.

Daniel Curiel, coordinador del Consejo Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), explica que uno de los principales problemas es la rapidez con la que se mueven los delincuentes, pues indica que en cuestión de horas la mercancía robada sale de la Entidad.

Miguel Landeros considera que la falta de capacitación de los policías y Ministerios Públicos dificulta la persecución del delito.

Colonias con más robos de vehículos de carga pesada

Colonia

Delitos

La Duraznera

49

Toluquilla

37

Santa Cruz de las Flores

36

Zona Industrial

33

San Juan de Ocatán

28

La Venta del Astillero

26

Santa María Tequepexpan

23

Comercial Abastos

20

Colonial Tlaquepaque

20

El Rosario

17

Casos por municipio

Tlaquepaque

444

Guadalajara

344

Tlajomulco

337

Zapopan

233

Tonalá

167

Reportan daños por 92 mil 500 millones

El impacto del robo al autotransporte de carga afecta el Producto Interno Bruto (PIB). De acuerdo con cifras de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), los costos directos e indirectos del hurto a mercancías en tránsito en México ascendió a 92 mil 500 millones de pesos en 2017. Esto representa 0.5% del total del PIB.

El cálculo se obtuvo a partir de un estudio de Consultores Internacionales que consideró como costos directos los que absorbe el transportista, como el equipamiento preventivo, seguros, trámites y diligencias para recuperar unidades, deducibles, ingresos que deja de percibir, entre otros. Los indirectos son aquellos que cuantifican el impacto económico de la inseguridad en otras ramas y sectores, como resultado del encadenamiento productivo existente con el resto de la economía.

Tan sólo los costos directos en los que incurre el sector, sin contabilizar los que asume el Estado, representan una caída del 0.3% del PIB.

“La relevancia del sector y el clima de inseguridad generan distorsiones en la economía y tienen como efecto que los diversos agentes económicos tengan que incurrir en medidas adicionales para contrarrestar el alto índice de criminalidad. Por ejemplo: contratación de seguros, cuyo valor ha venido al alza; costos de adquisición de sistemas de seguridad privada; coberturas para cubrir el producto robado, entre otras”, señala el estudio de la Canacar.

El documento indica que el robo al sector del autotransporte de carga se disparó de cinco mil 435 delitos en 2015 a 10 mil 230 robos en 2017 en el país. Se duplicó en dos años.

En las zonas donde se concentra la más alta incidencia, por ejemplo el Estado de México, Puebla o Veracruz, convergen varios elementos que son el detonante para el alza a la inseguridad: tramos carreteros del país que conectan a la Ciudad de México con los principales puertos del país, presencia de grupos de la delincuencia organizada que entre sus actividades han incluido el robo al autotransporte de carga y la entrada del nuevo sistema penal acusatorio.

“Este sistema no ha contribuido a la seguridad en términos de disminución de actos ilegales en contra del transporte de carga, toda vez que no es una herramienta de seguridad pública. Todo lo contrario, la ha agravado, ya que el sistema justicia penal acusatorio es más laxo para vincular a proceso a los presuntos delincuentes aun cuando existe flagrancia de la conducta delictiva con o sin violencia y con uso de armas de uso exclusivo del Ejército”.

¿Qué dice la ley?

• A quien cometa el delito de robo al autotransporte se le aplicará una pena de seis a 12 años de prisión.

• Cuando el objeto del robo sea el vehículo automotor la pena será de siete a 15 años.

• Cuando se desmantelen los vehículos robados o se comercialice conjunta o separadamente sus partes, se sancionará con una pena de cinco a 15 años de prisión. La pena se aumentará en un tercio cuando exista el apoderamiento del remolque o semirremolque y sea utilizado para cometer otro delito

Cada día se roban 32 camiones de carga

El autotransporte de carga en el país registra 32 atracos cada día, revela un estudio de SkyAngel. Esto representa un aumento de 300% en comparación con 2017, cuando se contabilizaba un promedio de siete robos diarios.

De acuerdo con la firma, las regiones de México más peligrosas para los transportistas son Centro, Occidente y Noroeste, principalmente en el Estado de México, Puebla, Michoacán, Guanajuato y Veracruz, que concentran la mayoría de los asaltos.

El estudio remarcó que la mayoría de los delincuentes aborda a los choferes mientras se encuentran en circulación o cuando se detienen por una falla mecánica, cargar gasolina o descansar. Cuando la unidad se encuentra en circulación, los criminales les cierran el paso en otros vehículos, amedrentan al conductor enseñando un arma de fuego y en algunos casos hasta disparan a la unidad.

Explica que la mayoría roba mercancía fácil de vender en la informalidad, como alimentos, bebidas, combustible, misceláneos, ropa o zapatos.

Aunque también revela un nuevo nivel de especialización de algunos grupos criminales que roban materias primas o productos industriales sobre pedido y hasta instalan retenes falsos para obligar a los conductores a detenerse.

“La relevancia del sector y el clima de inseguridad generan distorsiones en la economía y tienen como efecto que los diversos agentes económicos tengan que incurrir en medidas adicionales para contrarrestar el alto índice de criminalidad. Por ejemplo: contratación de seguros, cuyo valor ha venido al alza; costos de adquisición de sistemas de seguridad privada; coberturas para cubrir el producto robado, entre otras”, -Estudio de la Canacar.

En casi  todos los casos secuestran a los choferes para robarles la mercancía o toda la unidad. Posteriormente, los liberan en otro lugar, quitándoles sus pertenencias y dejándolos incomunicados. Así  operan.

La mayoría de los robos ocurre durante las madrugadas, horario preferido por los delincuentes, debido a que hay menos tráfico y pueden escapar con facilidad tras cometer el ilícito. Así como porque hay menor presencia de las corporaciones de seguridad.

La impunidad ha sido el eje de la reincidencia de este delito, ya que solo en el 0.2 % hay algún detenido. ARCHIVO / EL INFORMADOR

Se roban camión… ¡con 4,600 pollos!

Hace algunos años la mercancía electrónica era la preferida de los ladrones de transporte de carga, pero  empresarios jaliscienses señalan que actualmente se roban de todo, desde productos de la canasta básica hasta autos completos.

Como muestra, un par de sujetos se robaron un tráiler con cuatro mil 600 pollos en la Carretera a Nogales en Zapopan a la altura de la caseta fitosanitaria. Tanto la unidad como la mercancía fueron recuperadas y los ladrones fueron puestos a disposición de las autoridades.

Daniel Curiel, coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ), explica que no hay mercancía que esté a salvo. “Se están robando mercancía de muchos tipos. Tiene que ver con temas de autopartes, temas del sector automotriz, también temas de electrónica. Hay de todo. Se roban textiles, alimentos, granos y agave para producir tequila. Hay casos donde se roban hasta autos completos. Se roban de todo. El robo ahorita está muy generalizado. Herramientas, electrónicos, autopartes”.

Explica que mucha de la mercancía robada termina en el comercio informal. Indica que han detectado productos que se robaron en Jalisco y están a la venta en Tepito, en la Ciudad de México.

Miguel Landeros, presidente del Consejo Mexicano de Comercio Exterior de Occidente (Comce), añade que casi todas las mercancías ya requieren que se contrate seguridad adicional para transportarlas. “Prácticamente ya casi no hay mercancías que tengan cierto grado de complejidad. Tal vez en productos básicos es menos factible, pero cualquier otra cosa que se importe o exporte ya requiere que contrates una o dos patrullas con elementos que custodien los camiones. Hay que estarlos ubicando todo el tiempo y también en coordinación con las Policías”.

Ambos indican que las empresas han tenido que invertir en seguridad para contar con dispositivos como GPS, circuito cerrado, sistemas de acceso automatizados, vigilancia privada y hasta custodios que vayan escoltando las mercancías más caras.

Consideran que el robo al autotransporte de carga se ha agravado por el nuevo sistema de justicia penal acusatorio y por la falta de coordinación entre las autoridades.

Landeros señala que muchos de los detenidos salen libres al no ser considerado un delito grave. Así como a la capacitación deficiente que recibieron muchos policías y agentes del Ministerio Público.

“Creo que es muy importante que haya más capacitación entre quienes intervienen en las averiguaciones previas o carpetas de investigación. Eso es súper importante porque eso incidiría de manera significativa en inhibir el delito, porque serían realmente efectivos en procesar y meter a la cárcel a los delincuentes. Creo que ese sería el principal tema”.

“Se están robando mercancía de muchos tipos. Tiene que ver con temas de autopartes, temas del sector automotriz, también temas de electrónica. Hay de todo. Se roban textiles, alimentos, granos y agave para producir tequila. Hay casos donde se roban hasta autos completos. Se roban de todo. El robo ahorita está muy generalizado. Herramientas, electrónicos, autopartes”.

Por su parte, Curiel enfatiza que hace falta mucha coordinación entre las autoridades municipales, estatales y federales, sobre todo porque la mercancía robada sale de la Entidad en cuestión de horas.

“Creo que hace falta, sin duda, mayor coordinación con la Policía Federal; es decir, que el Estado, la Federación y los municipios se pongan de acuerdo porque, insisto, 80% de las mercancías que se roban del transporte de carga es en la zona metropolitana”.

Te puedes interesar

Hay una app que funciona como tu mecánico digital

No conforme con atraer a millones de usuarios en todo el mundo con su famosa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.