Asaltos carreteros aumentan contratación de pólizas de mercancía

Los hechos de inseguridad en las carreteras mexicanas, sobre todo en Tamaulipas, provocaron que en los últimos tres años aumentara la mercancía asegurada de 15% a 20% para Aseguradora Interacciones. 

La póliza de autos y autopartes subió de 15% a 20% y en equipos de telecomunicaciones de 25% a 30%, desde 2012 a la fecha. 

El director general de Aseguradora Interacciones, José Luis Romero, dijo que actualmente los siniestros que más se dan se ubican en Tamaulipas, ahí están “muy concentrados”; en Michoacán en ciertas zonas de tierra caliente; en la zona Norte de Veracruz; Chihuahua no tanto como antes. Tijuana, Ciudad Juárez y Nuevo León mejoraron su seguridad y ya no son tan peligrosas. 

Para las carreteras más peligrosas, los aseguradores piden a los transportistas contar con un rastreador del camión como condición para que operen las pólizas. Porque en despoblados los delincuentes se llevan al camión y dejan al chofer en la carretera. 

Expuso que “los robos generalmente se concentraban en cargamentos de equipo electrónico, mercancías que son fácilmente desplazables, productos de autoservicio, aquellos que se pueden mover, que sean difíciles de rastrear o que tengan medios para venderla”, por ejemplo computadoras, televisiones, o electrónicos que se pueden comercializar. 

En 2010, hubo unos seis robos; uno de ellos de computadoras por casi 7 millones de pesos; productos de higiene personal por 4 mdp; y en 2015 un camión de televisiones del Gobierno. 

Antes “con bastante regularidad” se robaban medicinas y por eso ya se les puso custodios y van guardias armados dentro del contenedor. Además de que se usan dispositivos que detectan la apertura de puertas, hay localizadores, rastreadores más sofisticados que se usan dependiendo del tipo de mercancía, pues son condición necesaria para asegurar cierta carga o también son normas que por ley se deben cumplir en la frontera sur de Estados Unidos. 

En el robo de mercancías, hasta carne hurtan: IP

Los “retenes ficticios”, ataques con bolas de clavos, extorsiones, robos, desvíos de los cargamentos, son hechos que sufren los exportadores e importadores en México. Antes, la mercancía preferida eran los electrónicos, pero ahora hasta la carne de res y pollo desaparece de las carreteras. 

Empresas de la Concamin, del Consejo Nacional de la Industria Maquiladora y Manufacturera de Exportación (Index), de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canainvest), y de la Canacintra, entre otras, ya han sido afectadas. 

“La inseguridad es preocupante, a pesar de la disminución y de que hay presencia de la Marina, el Ejército y policía estatal”, dijo el presidente de Index Guanajuato, Alfonso Valdés. 

“Desafortunadamente los incidentes que hemos tenido en los últimos cinco años se siguen repitiendo y esa situación se vuelve crítica porque una de las principales rutas de exportación es por la Sierra de Tamaulipas, por ser la más cercana y libre de peaje, porque si se usan autopistas de cobro suben los costos de traslado 5%”, añadió. 

A pesar de esfuerzos hay “aumento en secuestros, asaltos a transportes de mercancías tanto vía ferroviaria como en carreteras, hurto de materiales y equipos en instalaciones, la exigencia u hostigamiento de pago por derecho de piso a delincuentes y extorsionadores y cada día estos flagelos se acerca más a cada uno de los mexicanos y empresas”, dijo Canacintra. 

Además, no todos los hechos se denuncian ante autoridades, por la lentitud de procesos. 

En importación lo que más se roba son cárnicos, y en exportación los electrónicos, apuntan. 

Fuente Vanguardia

Te puedes interesar

Transportistas preveen generar un “autoseguro”

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR) contempla crear un fideicomiso para asegurar sus …