AMLO ignoró a fabricantes mexicanos de pipas y fue a Comprar a EUA

La Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) solicitó a través de una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador que considere a la industria mexicana para convertirse en proveedor de la 500 pipas para el transporte de combustible, toda vez que ningún funcionario público se acercó con las 30 empresas mexicanas que fabrican este tipo de unidades ni siquiera para cotización.

En entrevista con Animal Político, Salvador Saavedra, vicepresidente de la Rama industrial, fabricantes de remolques y semirremolques de Canacintra, aseguró que la administración Federal solo se puso en contacto con la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar) quien se dijo incapaz de cumplir con la demanda requerida por el gobierno, pero ésta solo atiende el servicio de transporte, más no la fabricación de unidades.

Como parte del combate al robo de combustible conocido como huachicoleo, el gobierno federal emprendió una estrategia que incluyó el cierre de ductos debido a que éstos son perforados para tomas clandestinas. Esto provocó desabasto en Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Michoacán y Jalisco, por lo que el presidente López Obrador anunció que la distribución se haría vía terrestre y para ello el gobierno federal compraría 500 pipas.

Sin embargo, dijo, no existían proveedores en el país capaces de surtir este número de unidades rápidamente, por lo que funcionarios federales viajaron a Estados Unidos para buscar a empresas extranjeras a quienes les otorgarían contratos directos para evitar el tiempo de una licitación y pudieran enviar las unidades lo más pronto posible.

De acuerdo con la Saavedra, en el país existen 30 empresas dedicadas a la fabricación de pipas con las características requeridas por el gobierno para transportar combustible. Se trata de compañías que incluso han sido proveedores de Pemex previamente como Fruehauf de México, Traylfer, TYTAL, RETESA, Remolques Corpus Christy, Carrocerías Gallegos, Remolques Lozano, Bulk International, Segu Carrocerías, TYRSOL, Carmex, De Lucio, Lugarth, Elk, GIPSA, Semirremolques Bronko, entre otras.

Aunque este tipo de unidades no se encuentran en inventario entre las compañías porque por el tipo de especificaciones sólo se fabrican bajo pedido, “hay empresas que tienen capacidad de fabricar 120 unidades mensuales, entre las 30 podrían surtir el pedido razonablemente rápido”. Esto porque los componentes para hacerlas, no están disponibles en el mercado. “Se hace una cadena donde todo debe producirse para esta necesidad”, explica Saavedra.

Una primera entrega, dijo, podría hacerse en los primeros treinta días y las 500 unidades podrían completarse en los siguientes tres meses.

Fuente Vanguardia

Te puedes interesar

Queretaro tiene como meta ser el “HUB” de carga en el país

El Aeropuerto Intercontinental de Querétaro (AIQ) mantiene el objetivo de forjarse como el hub nacional …