American Airlines e Interjet cerca de socios

La familia Alemán ya destapó sus cartas: va a asociarse con una aerolínea estadounidense antes de llevar a Interjet a cotizar a la Bolsa, como ya lo hicieron en su momento Aeroméxico y Volaris, y como se prevé que lo haga VivaAerobús el próximo año.

El aumento de la participación de Delta Airlines en Aeroméxico y la aprobación del convenio bilateral aéreo entre México y Estados Unidos aceleró la decisión de la familia Alemán de asociarse con American Airlines o United. Hace unos días, el presidente del Consejo de Administración de Interjet, Miguel Alemán Velasco, reconoció que la empresa está en platicas con estas aerolíneas para venderles una parte de sus acciones.

La realidad es que American Airlines es el socio más probable de Interjet, al mando de Miguel Alemán Magnani, no sólo porque ambas empresas ya tienen acuerdos de código compartido, sino porque la aerolínea estadounidense es la líder en el tráfico de pasajeros en las rutas México-Estados Unidos. Entre enero y septiembre del 2016, la firma que dirige en el país Tony Gutiérrez transportó a 3 millones 340 mil 601 pasajeros, con lo que su participación de mercado fue de 28.8%, mientras que Delta, el socio de Aeroméxico, trasladó a 2 millones 248 mil 873 personas, con 15.3% del pastel.

No sólo eso: American Airlines tiene en México su segundo mayor mercado, después de Estados Unidos, en cuanto a número de vuelos, y por ende la aprobación del acuerdo bilateral aumenta el interés de la firma en el país, al que ya ve como uno de sus principales drivers de crecimiento.

¿Qué porcentaje de la empresa planea vender la familia Alemán? Se estima que alrededor de 30%, una participación similar a la que buscaron colocar en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) en el 2011, pero cuya oferta terminó por descarrilarse por la volatilidad de los mercados. En ese entonces, Interjet quería levantar unos 300 millones de dólares. Sin embargo, ahora el valor de esta participación se estima en más de 500 millones de dólares, de acuerdo con analistas consultados.

Al cierre de septiembre del 2016 American Airlines tenía 9 mil millones de dólares en efectivo disponible para su expansión, por lo que hacerse del 30% de Interjet por unos 500 millones de dólares no suena descabellado.

Se calcula que el mercado de pasajeros entre México y Estados Unidos representa unos 1,500 millones de dólares al año, por lo que la apertura que dará el acuerdo bilateral lo convierten en una arena en la que se librará la próxima gran batalla por el negocio aéreo.

Aquí le hemos platicado de los planes que tiene Aeroméxico, al mando de Andrés Conesa, una vez que se apruebe el aumento a 49% de la tenencia accionaria de Delta Airlines en la empresa, lo cual les dará el liderazgo en el mercado aéreo entre México y Estados Unidos, así como la posibilidad para combinar frecuencias, precios y mercadotecnia.

Todo esto mientras Volaris, a cargo de Enrique Beltranena, se convierte en el competidor más feroz del mercado doméstico, al tiempo que extiende sus alas al exterior, colocándose como la segunda aerolínea más relevante a escala local y en el transporte de pasajeros a nivel internacional. De enero a septiembre del 2016, trasladó un total de 2 millones 98 mil 641 viajeros, debajo de Aeroméxico, con 4 millones 126 mil 953 pasajeros.

Asimismo, en medio de esta reconfiguración del sector, aquí le adelanté que muy probablemente durante el primer trimestre del 2017 VivaAerobus retomará la colocación de acciones que pospuso en el 2014.

La aerolínea, de la cual Roberto Alcántara es propietario del 48%, podría esperar hasta entonces para adquirir la participación de la familia Ryan, los dueños de la irlandesa Ryanair, quienes poseen 49% de la aerolínea mexicana a través de Irelandia y que están buscando desinvertirse para buscar nuevos proyectos.

Declan Ryan, cofundador de Ryanair y miembro del Consejo de Administración de VivaAerobus, dijo recientemente que sigue en pie la intención de realizar una Oferta Publica de Acciones para levantar recursos y aprovechar el potencial de crecimiento del mercado mexicano e internacional, principalmente el de Estados Unidos, luego de la firma del convenio de cielos abiertos entre ambos países.

Se calcula que la familia Ryan podría salir de la compañía con al menos 250 millones de dólares en la bolsa, luego de haber arrancado hace una década con una inversión inicial de 50 millones de dólares.

Así que se avecina una nueva batalla entre aerolíneas e inversionistas por el negocio aéreo entre Estados Unidos y México. ¿Quiénes saldrán mejor librados? Eso está por verse. Pero quienes sin duda saldrán beneficiados serán los consumidores.

Fuente mario Maldonado El Universal

Te puedes interesar

Validará CdMx que engomados 0 y 00 de Querétaro puedan circular

La CdMx será la encargada de validar los procesos de verificación vehicular que realizan los …