AMDA urge programa de renovación para evitar contingencias ambientales

Ante el problema de contaminación ambiental que mantuvo a la capital del país en contingencia durante cuatro días, se van sumando las voces que señalan a la excesiva cantidad y antigüedad del parque vehicular que circula en la Ciudad de México, como el principal factor que genera la polución del aire.

Una posible solución sería un programa gubernamental que incentivara la renovación vehicular y deschatarrizara una flota de automóviles que según los datos del Inegi ronda los 4 millones en la Ciudad de México, y es de casi 7 millones en la Zona Metropolitána del Valle de México (ZMVM). El parque vehicular a nivel nacional es, según la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) uno de los más viejos y obsoletos del mundo, con una antigüedad de 17 años en promedio, y de acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente, hasta un 32% de los autos que circulan en la ZMVN tienen más de 21 años.

Un programa de esta naturaleza “es necesario”, afirmó a EconomiaHoy.mx Guillermo Rosales, director general adjunto de la AMDA, sin embargo, la probabilidad de que se lleve a cabo “está en función de la disponibilidad de recursos presupuestales que en este momento al parecer no son suficientes”.

Frente a este panorama de dificultades presupuestarias, la solución que ha puesto sobre la mesa el gobierno federal ha sido un nuevo programa Hoy No Circula, que entraría en vigor en el segundo semestre de este año, con el objetivo de “disminuir el parque vehicular en la Ciudad de México”, que contemple la implementación de nuevas tecnologías en los verificentros, y que haga más estrictas las reglas del programa actual.

Cabe destacar que el programa Hoy No Circula que rige hoy a la Ciudad de México ya fue flexibilizado respecto a la versión -más estricta- que entró en vigor en julio de 2014, de modo que hoy son ya más los automóviles que pueden circular todos los días de la semana.

Ya antes de la contingencia ambiental, el directivo de la AMDA se había pronunciado respecto a la imperante corrupción que rige en el sistema de verificación vehicular de la Ciudad de México, en donde “los coches no pasan la verificación, pero pagando se obtiene la calcomanía 1. Hay coches modelo 90 o 01 que ni aunque los hubieran guardado todo este tiempo y estuvieran en 0 kilómetros pasarían”.

Tras la contingencia, y los pronunciamientos del Gobierno Federal sobre un nuevo Hoy No Circula, el directivo asegura que el sector automotriz se mantendrá “atento a los trabajos que se anunciaron por parte de la Semarnat par participar en lo que sería la Norma de Emergencia”, aunque aún no tienen una postura, pues todavía no se dan a conocer el proyecto de propuesta. Aún así, Rosales asegura que “Cualquier Norma Oficial Mexicana se abre a la participación de los organismos empresariales e incluso de la sociedad civil involucrados en la norma que se trate”, por lo que el sector automotriz participaría en una eventual discusión sobre la nueva regulación.

Por lo pronto, asegura que “es también momento de que junto con la implementación de una nueva metodología para la medición de emisiones contaminantes se ponga en marcha la inspección técnica vehicular que no nada más contemple emisiones, sino las condiciones físico-mecánicas de los vehículos en circulación, algo que se ha dejado de lado”.

Te puedes interesar

Interjet inicia operaciones ruta Bajío-Los Ángeles

  Con los tradicionales actos simbólicos del corte de listón y el arco de agua, …