¿Amazon va por una línea de transporte marítimo?

Hace unas semanas, Bloomberg publicó un artículo acerca de que Maersk miraba con prudencia el auge de Amazon y Alibaba. Para Xeneta esta actitud plantea interrogantes interesantes como, por ejemplo: ¿Amazon, el mayor operador de e-commerce del mundo, decidirá trabajar con, o competir contra Maersk, la naviera portacontenedores más grande del mundo?

Tal vez “competir contra” no es del todo correcto; Amazon no operará una flota de portacontenedores o un servicio contenerizado competitivo; en su lugar, simplemente controlará cada aspecto del transporte desde el proveedor al cliente final. Esto no es nada nuevo. Si bien es conocida la forma en que Amazon construyó su propia red de centros de almacenamiento y clasificación de encomienda; ahora cuenta con un servicio de envío de carga que reserva los espacios para los bienes a transportar en sus propios aviones alquilados y camiones que entregan los pedidos en estos centros mundiales de almacenamiento y clasificación. En docenas de ciudades en todo el mundo, se pueden apreciar las vans con encomiendas con el sello Amazon que llegan directamente a la puerta del comprador, a las que se les toma fotografías que son enviadas por e-mail al cliente como comprobante de entrega.

De acuerdo a Xeneta, el objetivo de Amazon es garantizar la entrega oportuna y controlar los costos. Eso es bueno tanto para el comprador como para los resultados de Amazon, pero ¿qué pasa con las navieras portacontenedores? ¿Cuál será su rol? Y esto no se acota a Maersk y Amazon; Alibaba se prepara para impulsar las exportaciones de sus miles de proveedores chinos, lo que hace surgir otras interrogantes: ¿Podría vincularse con Cosco u otra compañía para aumentar su eficiencia de exportación? Esos puertos de la UE que Cosco están operando ¿serán convertidos en socios naturales de Alibaba para aumentar su cuota de mercado en la UE y Europa del Este?

¿Podría Amazon cambiar su carga marítima a otra naviera portacontenedores?

“Amazon será una amenaza si no hacemos un buen trabajo para ellos”, señaló Soren Skou, CEO de A.P. Moller Maersk A / S, durante una entrevista telefónica en febrero con Bloomberg. “Si no hacemos nuestro trabajo bien, entonces no cabe duda de que grandes y poderosas empresas como Amazon analizarán si pueden mejorar por sí mismas”, aseguró el alto ejecutivo en la oportunidad.

Para Xeneta la visión de Skou es correcta; no hay ninguna razón para pensar que Amazon no cambiaría su carga a otra naviera portacontenedores o compraría alguna que se encuentre en apuros (¿Yang Ming? ¿HMM?) para controlar su carga de proveedor a comprador.

Las acciones de FedEx Corp. y UPS Inc. cayeron luego de conocerse un informe en el mes de enero que indicaba que Amazon planea manejar más entregas a la puerta de sus clientes. La pregunta más pronta de hacer entonces es ¿en qué medida y cuándo Amazon intentará controlar de mejor forma el transporte de los envíos destinados a sus almacenes?

En un informe de 2013, Bloomberg proyectó que “los vendedores ya no realizarán la reserva con DHL, UPS o FedEx, sino que realizarán la reserva directamente con Amazon. Ésta se asociará con operadores tercerizados para construir la empresa global, los exprimirá gradualmente hasta que la empresa alcance el volumen necesario y Amazon aprenda lo suficiente como para operarla por sí misma”.

En 2017, Amazon entregó 5.000 millones de paquetes a través de Amazon Prime (más un estimado de 2.000 millones de no Prime) por lo que es posible imaginar el volumen de bienes entrantes que pueden controlar; La estrategia de Skou consiste en combinar los servicios de contenedores de Maersk; que incluyen a Maersk Line la naviera portacontenedores más grande del mundo, un operador portuario (APM Terminals), y Damco, un servicio de reenvío de bienes; ofreciendo a Amazon la cadena de suministro integrada que exigen. Pero Damco, o cualquiera de los grandes transitarios, están diseñados para mover TEUs y transporte aéreo, no cajas al por menor a través de una tienda de aduanas, por lo que este puede ser un ejercicio para construir el sistema de gestión de la cadena de suministro final.

¿Y las tarifas de transporte de contenedores?

Si bien para Xeneta, no se puede estar seguro, este escenario podría afectar las tarifas negativamente. Maersk y las otras navieras deberían proporcionar los servicios marítimos y posteriores que Amazon requiera, o Amazon lo hará por sí mismos, proyecta.

Eso podría significar tarifas más bajas, entregas garantizadas e información en tiempo real sobre los envíos para que Amazon pueda gestionar sus cadenas de suministro de la manera más efectiva posible.

De hecho, Maersk está presentando una nueva estrategia de digitalización para hacer esto; en enero anunciaron una empresa conjunta con IBM para desarrollar el uso de la tecnología blockchain para administrar y rastrear sus redes de comercio mundial.

Pero, sin duda, todo vuelve a las tarifas. Independientemente de si se trata de e-commerce electrónico o tradicional, la carga necesita pasar de un Punto A hacia un punto B de manera llana, confiable y económica; la pregunta más importante en este sentido es ¿quién es el que controla su movimiento?

Te puedes interesar

Transportistas de SLP no circularán de noche por inseguridad

Ante el alto índice de inseguridad en carreteras de la región y el resto del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.