Amazon busca conductores en Estados Unidos

Es como Uber, pero para paquetería: Amazon registra choferes aficionados para realizar entregas en su tiempo libre, es la última compañía que recurre al empleo informal de la “economía por chambas”.

Bajo un esquema que Amazon comenzó a probar en Seattle, su ciudad de origen, el año pasado, el grupo estadounidense de comercio electrónico ofrecerá a los británicos propietarios de automóviles efectivo por entregar paquetería entre un centro local de distribución y el domicilio de los clientes.

La compañía espera que las entregas en el Reino Unido empiecen este mes en Birmingham. Inicialmente usarán conductores independientes para hacer las entregas en el mísmo día, entre ellas las que se encuentran en el servicio “Prime Now”, que ofrece una gama de 15,000 productos para entregar en el lapso de una hora.

Una aplicación para smartphone permitirá a los mensajeros de tiempo parcial elegir cuándo y dónde quieren trabajar, así como la forma de llegar a las casas de los clientes, y permitirá a los clientes dar seguimiento a sus pedidos.

La compañía presenta el programa como una “oportunidad de ser tu propio jefe”, pero se acerca a un territorio que se impugna por la vida judicial de acuerdos de empleo de “economía compartida”.

Mientras Amazon contrata, un tribunal de Londres empezará a analizar dos casos de prueba sobre el estatus jurídico de los conductores que recogen pasajeros por medio de Uber, que no tiene una responsabilidad sobre los conductores como lo tendría una empresa tradicional.

Amazon estima que a los conductores “Flex” se les pagará entre 13 y 15 libras por hora, incluyendo propinas. Pero la tarifa por hora no está garantizada y puede disminuir si al chofer le toma más tiempo de lo que Amazon prevé entregar el paquete en una ruta específica.

La compañía dijo que espera que el programa impulse la participación económica al darle oportunidad a la gente de trabajar, incluso, si no pueden tener horarios regulares a causa de compromisos familiares o por razones de estilo de vida.

Amazon citó una investigación del Centro de Investigación Económica y Empresarial (CEBR, por sus siglas en inglés) que encontró que 68% de las personas que no tienen trabajo se inclinaría por empezar a trabajar si tuviera la oportunidad de un empleo con horario flexible.

Oliver Hogan, director de CEBR y autor del informe, está de acuerdo con que la iniciativa puede aumentar el potencial de la economía al liberar recursos que los acuerdos tradicionales de empleo no pueden aprovechar.

“Se trata de utilizar una capacidad que de otra manera no se puede usar”, dijo Hogan. “Así que Amazon se beneficia con estos trabajadores sin privar a alguien más del beneficio de ellos. No hay un quid pro quo”.

Desde 2012, Amazon creó estaciones de distribución cerca de grupos de clientes y contrató pequeñas compañías de paquetería locales para entregar en su nombre. La medida dejó a empresas tradicionales de mensajería la entrega para clientes de Amazon que se encuentran en lugares más difíciles de llegar. Esto empujó a Amazon a un mercado que está muy competido.

Para Robin Byde, analista de Cantor Fitzgerald, “esto todavía es el Salvaje Oeste, sobre todo en la entrega a domicilio, donde la mayoría de los operadores pierden dinero”.

Funete Milenio FT

Te puedes interesar

Chatarrización en el 2016 cumplió sólo 50% de la meta

El esquema de chatarrización o renovación del parque vehicular se quedó corto y en buenas …

B