Aldesa, la empesa del Paso Exprés infla costo de otra autopista

El consocio Aldesa, constructor del Paso Exprés de Cuernavaca donde perdieron la vida dos personas al caer en un socavón, tiene a su cargo el tramo de la autopista Siglo XXI, correspondiente al trecho de Morelos, donde también incumplió los plazos establecidos y falló en su presupuesto financiero, generando que el costo se eleve a más de 50% de lo planeado.

En el caso del Paso Exprés de Cuernavaca, para la edificación de 14.5 kilómetros, la SCT anunció un gasto de mil 45 millones 857 mil 952 pesos, pero al final la cifra se duplicó a 2 mil 213 millones, debido a trabajos no considerados en el proyecto.

Para la construcción de la autopista Siglo XXI tenía proyectados mil 900 millones de pesos, pero ahora tendrá una inversión de 3 mil millones de pesos, es decir, mil 100 millones más del presupuesto.

Tramo Jantetelco-El Higuerón

El plan oficial indica que la Siglo XXI conectará al golfo de México con el océano Pacífico, al interconectar a la autopista Atlixco-Jantetelco con la autopista del Sol, que va a Guerrero, hacia el puerto de Acapulco.

Aldesa, con oficinas centrales en España, construye la vialidad desde marzo de 2014 junto con las empresas mexicanas Pinfra y GBM. En este proyecto, al igual que en el Paso Exprés, la compañía también incumplió con la fecha de entrega de la obra porque, de acuerdo con el anuncio oficial del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, en marzo de 2014 la autopista sería terminada en dos años, es decir, en marzo de 2016, y posteriormente se haría una concesión a 30 años. Pero Alejandro Fernández, presidente de Aldesa, precisó a la prensa que el plazo correrá a partir de obtener todos los derechos de vía, lo cual previó para mayo de ese año, porque hasta ese momento sólo se habían conseguido en 23 de los 61.8 kilómetros de la obra.

En diciembre de 2016, el director de la concesionaria, Mario Sugawara, declaró a la prensa que la autopista estaría terminada a mediados de 2017, y el plazo ya venció. En marzo, el entonces secretario de Movilidad y Transporte, Jorge Messeguer, recorrió la zona y afirmó que “entre julio y agosto quedará lista la autopista Siglo XXI, al registrar un avance de 75%”, lo cual tampoco sucedió.

Pero la fama de Aldesa en el sur de Morelos es también la de un demoledor de zonas arqueológicas, luego de que en junio de 2015 los trabajos de la autopista se detuvieron por unos días por el descubrimiento de vestigios arqueológicos en Tlaltizapan. A la maquinaria pesada de esa compañía le bastaron 20 minutos para arrasar una superficie superior a 800 metros cuadrados del sitio prehispánico, luego que el INAH determinó que los vestigios no eran parte del patrimonio de la nación.

El corporativo.
Las empresas Aldesem, de Grupo Aldesa, y Epccor, encargadas de la construcción del Paso Exprés de Cuernavaca tienen una historia de anomalías y experiencia “limitada”, en la edificación de carreteras.

En el caso de Epccor, propiedad de la familia Gutiérrez Cortina, obtuvo 12 contratos de 2012 a 2017, aunque su experiencia en carreteras es limitada.

Entre 2013 y 2017, Epccor ha obtenido contratos por un monto de mil 334 millones 976 mil 556 pesos, sin tomar en cuenta el contrato de la vía, en Morelos. El pasado 14 de julio, EL UNIVERSAL informó que “la Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en la construcción de la autopista por más de 270 millones de pesos”, de acuerdo con la revisión de la Cuenta Pública de 2015.

Epccor es propiedad de los hijos de Juan Diego Gutiérrez Cortina, dueño de Gutsa Infraestructura, compañía inhabilitada en 2007 después de que la SFP determinó que actuó de manera negligente en las obras de reparación de la autopista del Sol, que hubo un retraso de más de mil días en los trabajos y recibió pagos indebidos.

Se conoce que la familia Gutiérrez Cortina abrió esta empresa para evadir la sanción de Gutsa y seguir obteniendo contratos del gobierno federal para obras importantes.

En el caso de la empresa Aldesem, forma parte de Grupo Aldesa, una de las 10 constructoras más grandes de España, que llegó a México en 2008.

Ha participado en obras de carreteras como: autopista Durango-Mazatlán, la cual presenta desperfectos en puentes y túneles, la carretera Chalco-Cuautla, los túneles de la autopista Durango-Mazatlán, los de la autopista Toluca-Naucalpan.

Amago del gobernador. En julio pasado el gobernador Graco Ramírez afirmó que no permitirá la inauguración de la autopista si Aldesa incumple con las obras comprometidas con los campesinos propietarios de las tierras por donde pasa la vía.

A los ejidatarios de la zona dijo que remitió un oficio a la empresa Concesionaria de Autopista de Morelos, S.A. de C.V., compuesta por Pinfra, GBM y Aldesa, para pedirle cumplimiento de las obras.

El gobernador Graco Ramírez adelantó que se realizará una reunión con la concesionaria para liquidar todas las obras pendientes y convocó a todos los Comisariados Ejidales y presidentes de Bienes Comunales a participar en este encuentro.

Graco y Ruiz son requeridos. La Tercera Comisión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión avaló por unanimidad y con el acuerdo de todos los partidos políticos sostener una reunión de trabajo con el titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, así como con el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, para hablar sobre el Paso Exprés de Cuernavaca.

De tal manera que los funcionarios acudirán al órgano legislativo dentro de 15 días naturales, independientemente, del informe que entregará la dependencia federal el próximos viernes 11 de agosto, señaló el senador Ernesto Cordero. El punto de acuerdo aprobado con el consenso de todos los grupos parlamentarios, se envió al pleno para su análisis y discusión.

Fuente El Universal

Te puedes interesar

Agencias venden autos seminuevos irregulares: AMDA

En México se detectó la venta en agencias de autos seminuevos con irregularidades, dijo este jueves …