Alarmantes cifras de robos a trenes y camiones 

El crimen organizado mantiene de rehén al transporte de carga tanto por vía terrestre como ferroviario.
En el caso de los asaltos al ferrocarril, los grupos delictivos están integrados por mujeres y niños a los que les pagan entre 500 y 600 pesos por cada tren que logran parar.

En los últimos 10 años, según el presidente de la Comisión de Transporte de la Cámara de Diputados, Alfredo Rodríguez Dávila, el robo de camiones y su carga aumentó 100% y del ferrocarril en más de 1000%.

“Todo mundo sabe que lo van a robar, porque no hay denuncias y los delincuentes están convencidos de que aunque los agarren, los van a soltar, lo que es una debilidad jurídica”, comentó el legislador.

Existe un gran problema para que el transportista pueda denunciar, indicó: “Tú saliste del estado uno, te robaron en el estado dos y los ladrones fueron detenidos en el estado tres, pero las autoridades te dicen que tu origen es el estado uno y tu denuncia no la reciben”.

Durante el 16 Foro Nacional de Transporte de Mercancías, el director de Ferromex —la empresa concesionaria más grande de México—, Rogelio Vélez López de la Cerda comentó que en el caso del ferrocarril el crimen organizado “se mueve más rápido que nosotros”.

El sistema ferroviario, reveló, registra 20 robos al día, que van desde robo a carga y robo al equipo ferroviario, lo que provoca accidentes de alto riesgo y fallas en el sistema.

Esta situación empeoró desde 2008, sobre todo en el área central de México y ahora 80% de este delito se concentra en Guanajuato.

Enrique González, delegado en el Bajío de la Cámara Nacional de Autotransporte de Carga (Canacar), dio a conocer que Mazda y Honda amenazaron al gobernador de esa entidad con frenar inversiones por la inseguridad en el transporte.
El director de Ferromex detalló que el ataque a siete de cada 10 trenes se realiza con el cierre del sistema que controla los frenos de todo el tren.

“Al mes son detenidos entre 300 y 500 trenes en diferentes rutas, lo que además provoca que otros 20 tengan que detener su marcha”.

Este es el problema principal: los chamacos se suben y “nos cierran las válvulas de los frenos y obligan a que el tren se pare; el tren no puede seguir hasta que no se restablezca ese servicio y ahí es donde aprovechan las bandas para atacar al ferrocarril, bandas que integran mujeres y niños”.

Añadió que 30% de los ataques al ferrocarril se realiza a través de barricadas en la vía principal, nos ponen todo lo que se les ocurre: madera, llantas, camiones viejos, para tratar de parar el tren y lo consiguen.
Es un problema difícil de contrarrestar, “porque empezamos a atacar un lugar y se van al siguiente cruce, a cinco kilómetros, y así se van”.

Anualmente, dijo, las empresas ferroviarias concesionarias presentan 9 mil denuncias.
Sobre las pérdidas, Vélez López de la Cerda consideró que “es muy grande, pues se trata de afectación para clientes y para nosotros es la afectación del servicio”.

Incluso sostuvo que en el caso del robo al autotransporte, “no hay estadísticas confiables porque la Policía Federal carece de la infraestructura necesaria para llevar a cabo un padrón confiable del robo de camiones y las mercancías que al final se rematan en el mercado negro”.

El vicepresidente ejecutivo de la Canacar, José Refugio Muñoz López, señaló la urgencia de legislar para que el robo al autotransporte de carga sea un delito federal, porque es “problema de seguridad nacional”.

Fuente El Universal 

Te puedes interesar

Puerto de Manzanillo movilizó 435 mil TEU´s en 1er bimestre

El manejo de contenedores en el puerto de Manzanillo registró un incremento del 5.6 por …