Ahora el diésel contamina menos que la gasolina, según estudio

Los automóviles diésel modernos contaminan menos, en general, que los automóviles que funcionan con gasolina, según un nuevo estudio internacional publicado en Scientific Reports. La investigación, basada en el trabajo del químico Patrick Hayes, de la Universidad de Montreal (Canadá), y dirigida por investigadores de Suiza y Noruega, examinó las partículas de carbono emitidas por los tubos de escape de los automóviles. Pese a que el diésel se lleva la mala reputación porque se pueden observar las emisiones, aseguran que la contaminación invisible procedente de la gasolina es peor.

En los últimos años, se ha obligado a que los nuevos coches diésel en Europa y América del Norte estén equipados con filtros de partículas de diésel (DPF), que reducen significativamente la contaminación que emiten. En el Instituto Paul Scherrer (Suiza), los automóviles de gasolina emitieron un promedio de 10 veces más material particulado carbonoso (PM) a 22 ° C y 62 veces más a -7 ° C en comparación con los coches diesel, señalaron los investigadores.
El PM está compuesta de carbono negro, aerosol orgánico primario (POA) y, especialmente, aerosol orgánico secundario (SOA), que se sabe que contiene especies reactivas nocivas de oxígeno y puede dañar el tejido pulmonar.

El aumento de las emisiones a temperaturas más bajas está relacionado con un efecto más pronunciado de arranque en frío, cuando un motor de gasolina es menos eficiente porque su convertidor catalítico aún no está encendido. Los resultados, cuentan, desafían el paradigma existente que las tasas de emisión de PM de los coches diésel son mucho más altas, y reflejan la eficacia de los motores DPF para detener la contaminación.

Para su investigación, los investigadores utilizaron el trabajo de campo sobre la contaminación atmosférica que Hayes llevó a cabo en California en 2010, para el que, durante cuatro semanas analizó el aire procedente del tráfico de la ciudad de Los Ángeles (EE.UU.). Ahora está haciendo algo similar en el extremo norte de Canadá, “el lugar de descanso final de la contaminación atmosférica”.

El hollín que se asienta en la nieve hace que la nieve se oscurezca y, calentada por el sol, la nieve se derrite más rápidamente. Para comprender mejor los orígenes de las PM en el Ártico, Hayes ha estado tomando medidas en Eureka, Nunavut en la isla Ellesmere durante los últimos dos años. Planea publicar sus hallazgos el próximo año.

Según los científicos, el próximo objetivo medioambiental debería centrarse en la eliminación de los coches de gasolina o de los antiguos vehículos diésel de la carretera. Los modernos han adoptado nuevos estándares y ahora son muy limpios, aunque los diésel más viejos contaminan más que los automóviles de gasolina, porque no tienen DPFs, y emiten mucho más óxido de nitrógeno.

Los biocombustibles son considerados como más ecológicos y potencialmente más económicos que los combustibles de hidrocarburo. Hoy en día existen varios métodos de producción de biocombustible, pero la mayoría de estos métodos emplea materiales de origen vegetal que se fermentan hasta formar alcoholes etanol o butanol, este último, empleado como combustible.

Ahora, la startup escocesa Celtic Renewables ha iniciado las pruebas del biocombustible fabricado con los deshechos de la producción de whisky. La compañía asegura que se trata del primer automóvil del mundo que funciona con este tipo de combustible. De acuerdo a las fuentes de BBC News, el vehículo de la prueba tuvo un primer viaje exitoso.

Te puedes interesar

Un Porsche de Lego? lo podras ver en la CDMX

Por primera vez en nuestro país se podrá admirar el modelo del Porsche 911 RS …