Aeroméxico e Interjet podrían ser extrajeras

La reforma a la Ley de Inversión Extranjera permitirá que empresas foráneas tengan hasta 49% de locales. Delta, American Air Lines y Avianca ya están interesadas.

Apenas a mediados de diciembre pasado, el pleno del Senado de la República aprobó la reforma a la Ley de Inversión Extranjera para aumentar el tope de la participación de empresas foráneas en el sector aéreo nacional de 25 a 49 por ciento, lo que ya había sido autorizado por la Cámara de Diputados.

Esto permitirá la adquisición del 49 por ciento de Grupo Aeroméxico por parte de la línea aérea estadounidense Delta Air Lines, anunciada desde noviembre de 2015. Y también facilitará la compra de capital por parte de otras firmas extranjeras en Aeromar e Interjet, en las cuales ya se han revelado manifestaciones de interés.

“Las operaciones de compra de participación accionaria se podrán dar de forma inmediata. Esto facilitará a empresas mexicanas y extranjeras que ya estaban en sociedad para que den el siguiente paso. Todo esto significará más y mejores equipos de vuelo, más rutas y frecuencias, menores costos de financiamiento, y todo esto puede reflejarse en mejores tarifas para el pasajero”, señaló Alfredo Rodríguez, presidente de la Comisión de Transportes de la Cámara de Diputados, quien además presentó la iniciativa a petición de la industria.

Para el experto, la inversión de las líneas aéreas extranjeras en las mexicanas mejorará al sector, que en el mediano plazo podrá ver crecimientos de hasta dos o tres veces más sobre lo que registra actualmente.

Particularmente, el caso de Aeroméxico y Delta es el que ya está en un proceso avanzado, tras la aprobación por parte de las autoridades de competencia de su acuerdo de asociación conjunta en el mercado México-Estados Unidos-México hace dos semanas.

Delta Air Lines anunció en noviembre de 2015 su intención de adquirir hasta el 49 por ciento de Aeroméxico, la empresa más grande en la movilización de pasaje en el país con 37 por ciento del mercado nacional e internacional. 

Dicha operación se hará a través de una oferta pública de compra de títulos en la BMV.

Siguen Interjet y Aeromar

En octubre pasado, Interjet también reveló que está en negociaciones con American Air Lines para venderle cierta participación accionaria, aunque no dio más detalles.

Otro caso es el de Grupo Synergy, controlador de la colombiana Avianca, que en noviembre pasado dijo estar interesado en hacerse del 49 por ciento del capital de Aeromar.

Expertos estimaron que las tres operaciones (incluida la de Aeroméxico) involucrarán inversiones por más de mil 300 millones de dólares en el sector.

Marco Montañez, analista de Vector Casa de Bolsa, dijo que los extranjeros están interesados en México por el crecimiento y estabilidad económica observada en los recientes años frente a un contexto internacional de turbulencia.

“Los inversionistas ven a las aerolíneas mexicanas como una opción por su crecimiento reportado estos años en un mercado que todavía no se desarrolla y que está avanzando por el incremento del turismo y el desarrollo industrial”, añadió.

Se estima que al cierre de 2016, las líneas aéreas mexicanas movilizaron cerca de 53 millones de pasajeros con un crecimiento de 13 por ciento en el mercado nacional e internacional. Si las expectativas de los expertos se cumplen, en tres años estas compañías podrían transportar a más de 85 millones de personas y en 2020 a más de 110 millones en vuelos regionales, nacionales e internacionales.

“México es un mercado aéreo interesante, se puede decir que es nuevo. Las empresas como Volaris, Interjet o VivaAerobus son relativamente nuevas, tienen alrededor de 10 años en operación. Antes había rutas aéreas similares, no había mucha conexión, ahora eso ha cambiado y se volvió interesante para inversionistas del extranjero”, indicó José María Flores, analista de Ve por Más Casa de Bolsa.

Los especialistas coincidieron en que la consolidación del sector aéreo en México traerá un efecto positivo en los precios de los boletos de avión, aunque aún es difícil estimarlo ante las condiciones económicas variables, volatilidad del tipo de cambio y del costo de algunos insumos de la aviación comercial como la turbosina.

“Pueden (las tarifas) bajar con la competencia, pero si no bajan quizá tampoco suban tanto como si no sucediera el crecimiento acelerado que se espera. Es importante decir que esto tiene que ir acompañado del crecimiento económico y también de una oferta hotelera y atractivos turísticos en México”, agregó Flores.

VivaAerobús, el contraste

VivaAerobus, que preside Roberto Alcántara, es el contraste de la estrategia que siguen las demás aerolíneas.
A inicios de diciembre pasado, el empresario informó que adquirió el 49 por ciento de la participación accionaria de VivaAerobus que no tenía y que estaba en manos de Irelandia Aviation, la holding fundadora de la aerolínea de bajo costo europea Ryanair. 

Con eso, la aerolínea ya es 100 por ciento mexicana.

Gian Carlo Nucci, director general de Grupo Viva Aerobus, dijo que la compañía no tiene entre sus objetivos principales expandirse a nivel internacional, ya que su estrategia está enfocada en el pasaje nacional.
Juan Carlos Zuazua, CEO de VivaAerobus, indicó que la compra del 49 por ciento restante de la firma no afecta sus planes de expansión de flota, con la que buscan completar un pedido de 52 aeronaves con Airbus para el 2021.

Fuente El financiero

Te puedes interesar

Uber asegurará a conductores y pasajeros 

La empresa de transporte Uber se ha visto envuelta en la polémica ya que los …