Aerolíneas de EU reciben multa por violar leyes de protección al consumidor

Tres aerolíneas estadounidenses aceptaron pagar cada una multas por cientos de miles de dólares para finiquitar las imputaciones del gobierno de que violaron normativas de protección al consumidor.

El Departamento de Transporte detalló las infracciones en las que incurrieron American Airlines Group, Delta Air Lines y Frontier Airlines, así como las multas que les fueron impuestas, según documentos difundidos el viernes por la noche.

El gobierno multó a American Airlines con 250,000 dólares tras determinar que la aerolínea no le entregó a los pasajeros reembolsos de manera oportuna en el primer semestre de 2015.

Funcionarios del Departamento de Transporte comenzaron a investigar a la compañía el año pasado luego de recibir múltiples quejas de los clientes de que la aerolínea tardaba mucho en hacerles efectivos los reembolsos.

Según las normativas, una aerolínea debe hacer las restituciones antes de siete días hábiles cuando el pasajero haya pagado con una tarjeta de crédito, por ejemplo.

“Adoptamos medidas proactivas para corregir la tardanza en los reembolsos que algunos clientes tuvieron en 2015 a causa de un problema en la integración de los sistemas tras la fusión con US Airways, entre ellas inversiones para mejorar los tiempos de procesamiento”, dijo el sábado una portavoz de American Airlines, Shannon Gilson.

Con su fusión a finales del 2013, American y U.S. Airways crearon la aerolínea más grande del mundo.

Delta aceptó pagar 200,000 dólares para finiquitar la conclusión del gobierno de que la aerolínea informó de un número menor al real sobre las quejas que los pasajeros le presentaron por mal manejo de equipaje.

El Departamento de Transporte obliga a las aerolíneas a entregar cada mes una relación sobre las quejas, y utiliza dicha información para clasificar a las empresas en informes dirigidos a los consumidores.

En un comunicado el sábado, Delta indicó que, tras una amonestación del gobierno en el 2016, actualizó de inmediato su política sobre equipaje dañado e invirtió en proporcionar “transparencia total sobre la situación y ubicación del equipaje documentado” a través de su aplicación FlyDelta.

Las autoridades del Departamento de Transporte impusieron a Frontier Airlines una multa más elevada: 400,000 dólares.

Los investigadores determinaron que la aerolínea sacó por la fuerza a pasajeros de vuelos sobrevendidos sin solicitar primero voluntarios ni pagar una compensación adecuada y oportuna.

Los expertos basaron sus conclusiones en unas 200 quejas que la compañía recibió en el 2014 y el 2015.
Las aerolíneas están obligadas a indemnizar a los pasajeros registrados que ya tienen un asiento reservado cuando los echen de un vuelo sobrevendido. Esta situación es conocida como “compensación por denegación de embarque”.

La línea aérea está obligada a pagarles a los pasajeros afectados en efectivo o cheque el mismo día.

Según la investigación, Frontier tampoco facilitó a los pasajeros discapacitados asistencia de sillas de ruedas tanto para subir o bajar de la aeronave ni para moverse en la terminal.

La compañía no respondió de inmediato el sábado a las solicitudes para que proporcionara comentarios al respecto.

Fuente El Economista 

Te puedes interesar

Walmart también quiere repartir con drones

Walmart sigue tratando de ganarle terreno al gigante del comercio en línea Amazon, y para …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.