Abandona naviera peruana buque con 18 tripulantes en Tampico 

 Abandonados en una nación que no es la suya donde pasan hambre, pero sobre todo viviendo a diario con la incertidumbre de no saber cuándo podrán regresar a su país para reunirse con sus familias, se encuentra la tripulación del buque con bandera panameña “Yaku Kallpa” compuesta por 18 marineros de nacionalidad peruana.

La embarcación se encuentra atracada en el muelle 4 de la aduana de Tampico desde el pasado 26 de enero, fecha en la que llegó con un cargamento de madera, que en gran parte era de procedencia ilegal y formaba parte de un aseguramiento que se llevó a cabo en la ciudad de Loreto en el mes de noviembre del 2015.

La investigación de carácter internacional implicó a la Procuraduría General de la República que intervino reteniendo la carga, iniciando así el calvario para el grupo de peruanos que debido a las leyes de inmigración deben permanecer en el barco, abandonados a su suerte por los representantes de la empresa naviera que los contrató.
Es por ello que en forma desesperada los marineros clamaron pidiendo la solidaridad de las autoridades mexicanas y de la ciudadanía en general para lograr sobrevivir, al no existir indicios de que la empresa dueña del buque pague los 120 mil dólares que se han acumulado por salarios incumplidos desde hace cincuenta días.

A nombre del grupo, Wilmer Correa explicó a El Sol de Tampico que la naviera peruana “Yaku Taski” se declaró en quiebra en su país, tras una cadena de problemas jurídicos relacionados con el traslado de cargamentos ilegales de madera, que culminó en nuestro país con el incautamiento por parte de la Procuraduría General de la República de 3 mil 130 paquetes de madera considerada de procedencia ilegal.

La empresa en mención importaba madera extraída de la selva del Amazonas hacia México, efectuando un promedio de dos y hasta tres viajes por año a Tampico, sin embargo sus problemas se agudizaron luego del decomiso efectuado en el Perú, donde debido a la falta de capacidad para descargar la madera dejaron que el barco siguiera su rumbo hacia el puerto de Houston, Texas, luego hacia Venezuela y finalmente hasta nuestra ciudad en donde la carga finalmente quedó asegurada.

Con la intervención de la PGR la parte del cargamento considerado ilegal quedó retenido, por lo que la propuesta de la tripulación estriba en que las autoridades judiciales liberen la mercancía legal que se encuentra almacenada en este puerto, a fin de que sea vendida y con el dinero que se obtenga ellos puedan cobrar los fletes, saldar sus salarios pendientes desde enero pasado, y finalmente poder regresar a su país.

Junto a sus compañero Daniel Nieto, Fidel Yucra y Rolando Huraca, Wilmer Correa expuso la crítica situación que viven junto al resto de los marineros, a quienes se les terminaron las provisiones y solo tienen para comer este día, aunado a que el barco se descompuso debido a que los generadores dejaron de funcionar, no cuentan con agua potable, ni energía eléctrica, y menos con recursos para poder comunicarse con sus familias.

El panorama luce por demás desolador para los extranjeros, ya que además la empresa adeuda grandes cantidades de dinero al puerto de Tampico, y desde hace un mes no devenga los mil 400 dólares diarios correspondientes por estadía, aunado a que ellos no han tenido comunicación, ni mucho menos el ofrecimiento de ayuda de las embajadas de Perú o Panamá.

Los adeudos y problemas legales provocaron que la empresa abandonara la nave y a sus tripulantes, que tampoco han recibido ayuda de la agencia Maritimex, por lo que solo les resta el buscar acogerse a los beneficios que otorgan las leyes marítimas internacionales, para que reciban el pago que ya se ganaron y puedan retornar a Perú.
En un desesperado intento por recibir ayuda de alguna institución local, nacional o internacional, e incluso de la ciudadanía en general, los marineros abrieron la pagina en facebook “ayuda a marinos peruanos abandonados en México”, con la esperanza de que puedan obtener su salario y así reunirse con sus familias en su país.

MARINOS PERUANOS ESTÁN SIENDO ATENDIDOS; CAPITANÍA DE PUERTO

Por su parte, el jefe de la Capitanía Regional de Puerto de Tampico, Armando Méndez Pérez, aseguro a El Sol de Tampico que la tripulación del buque “Yaku Kallpa” no esta retenida y ya hay comunicación con el Ministerio de Relaciones Exteriores en Perú para respaldar a los marineros, una vez que la empresa se declaró en bancarrota.
Rechazó que los tripulantes se encuentren abandonados y explicó que cuentan con provisiones para cinco días y desde ayer notificó de la situación que enfrentan a la Secretaría del Trabajo y Previsión, Aduana, Instituto Nacional de Migración, Secretaria de Salud, y a la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Detalló que el problema se derivó a raíz de que la naviera “Yaku Taski” se declaró en quiebra económica, abandonó el buque y a su tripulación que estaba programada para navegar a Houston, Texas, y que ahora reclama el pago de salarios.

Aseguró que no existe problema legal alguno de la embarcación de bandera panameña, que realizaba viajes con cierta regularidad de puertos peruanos a Tampico.

El capitán Méndez mencionó que la tripulación se encuentra protegida por la Ley de Navegación y Comercio Marítimo, y pronto recibirá ayuda de la embajada peruana, pues ya tuvo contacto ayer por la mañana con Elisa González representante de la chancillería.

El funcionario, quien desde el 16 de este mes asumió la titularidad provisional de la Capitanía Regional de Puerto de Tampico en sustitución del capitán Abel Alejandro Mendez Marchena, dijo que por ahora el buque permanecerá en el tramo 4 del puerto local, desconociendo si tiene o no adeudos con otras instancias portuarias.

Fuente El Sol de México

Te puedes interesar

Transportistas preveen generar un “autoseguro”

La Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR) contempla crear un fideicomiso para asegurar sus …