62% del combustible que consume México es importado

El 62 por ciento de los combustibles provienen del extranjero, y el restante 38 por ciento se produce en las seis refinerías mexicanas, si bien hay casos como la de Cadereyta que está registrando problemas.

José Ángel García Elizondo recordó que el escenario actual es diferente al de 2015, pues los precios internacionales del barril han llegado hasta 50 dólares, si bien en las últimas semanas tuvo un retroceso pero ya se ubica arriba de los 40, el doble de lo que estaba el año pasado.

“Es muy importante saber que hoy en día el 62 por ciento de los combustibles que se consumen en el país provienen del extranjero; solo el 38 por ciento de los combustibles que se consumen en el país son producidos o refinados en las seis refinerías que existen en México, si bien no operan a su máxima capacidad porque por, ejemplo, la de Cadereyta tiene un problema serio.

“A la terminal marítima de Madero están llegando buques con combustible importado, y a través del ducto Madero-Cadereyta se les está suministrando”.

Explicó que se están tomando cuatro medidas principales: Incrementar la importación de combustibles a través de los puertos de internación de Matamoros, Reynosa, Nuevo Laredo y Ciudad Juárez.

Se están reasignando temporalmente Terminales de Almacenamiento y Reparto para tener una logística más eficiente; se está enviando producto vía ducto como ya se explicó; y se están llevando a cabo acciones de mayor vigilancia en el ducto Madero-Cadereyta, de lo cual depende el movimiento hacia el noreste del país. “Retomando el tema de los factores externos, tenemos una dependencia importante del producto extranjero, y esto significa que dependemos también en gran medida del valor de nuestra moneda con respecto al dólar norteamericano, la más usada para importar combustible ya que la mayor parte del mismo proviene de Texas.

“Con el incremento del tipo de cambio que hemos tenido desde 2015, desde 13.50 hasta pasados los 19 pesos, y con el precio del petróleo que ha incrementado más del 100 por ciento, esto hace que los combustibles en el extranjero tengan una variación a la alza”.

Con respecto a los factores internos, interviene la logística, la cual es limitada, poco eficiente, que encarece el movimiento, el transporte, la distribución del combustible.

“En la medida que la reforma energética vaya detonando estas inversiones en logística, como son almacenamiento, distribución y transporte, los costos logísticos serán más competitivos.

“Sin embargo tenemos otro punto importante: el tema impositivo. En México, el consumidor final paga el 50 por ciento de impuestos”.

Fuente Milenio

Te puedes interesar

Volaris busca crecer más en México, EU y Centroamérica

La aerolínea celebró 4 años de ser una empresa pública y reiteró su disposición por …