4 razones por los que se importa poca gasolina a México

El pasado miércoles, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llamó a que las empresas que cuentan con permisos para importar combustibles los utilicen, y eso permita tener el abasto de gasolina que requiere el país.

Pese a que entre febrero de 2018 y enero de 2019 las compañías elevaron la importación del carburante a una tasa promedio mensual de 16.8 por ciento, apenas representó 6.1 por ciento del total de gasolina que llega a México.

Expertos y empresarios del sector refirieron que esto se debe a 4 factores: una limitada infraestructura en México, proyectos en fases tempranas de desarrollo, lentitud en la apertura de ductos y almacenamiento de Pemex y CFE, así como el incipiente desarrollo del mercado de gasolineras.

“Está bien que se luche en contra del robo de combustibles, pero se requiere mucho tiempo para desarrollar los esquemas que permitan a las empresas traer más combustibles de otros países, es más complejo”, dijo Bernardo de la Garza, exsubdirector de producción de Pemex.

Aunque la Secretaría de Energía (Sener) tiene registradas a 522 razones sociales con permiso para importar gasolina, 10 firmas representan el 98.1 por ciento del combustible que importan los privados.

Estas firmas son: Glencore, ExxonMobil, Windstar, Andeavor, Grupo Comborsa (Combustibles del Oriente), Novum, Impulsora de Productos Sustentables, Karzo, Vitol y PetroTamps.

El primer motivo que limita a las firmas a importar el carburante es la falta de infraestructura para mover el combustible, pues existe capacidad de abastecimiento para apenas cuatro días en México.

“Hay un plan para 2025 de llevar los niveles a entre 11 y 15 días de inventarios. Pero actualmente son muy limitados y depende mucho de la región, hay estados del norte que pueden tener 14 días de gasolina, pero la Ciudad de México solo tiene para tres días. Esto está por debajo de otras naciones como en Europa”, dijo Rubén Cruz, socio líder de Energía y Recursos Naturales de KPMG México.

Otro punto relevante que limita el volumen importado del combustible es el desarrollo de infraestructura de privados, el cual se encuentra en etapas muy tempranas.

Información de la Sener refiere que hay 65 proyectos de almacenamiento, distribución y transporte de petrolíferos, que conjunto representan una inversión de 4 mil 404 millones de dólares. Sin embargo, solo operan cinco.

“Estamos trabajando para acelerar los proyectos y apoyar al país en estos momentos donde el abasto de gasolina es muy limitado; estamos programando nuevas etapas en nuestras terminales”, dijo Luis Farías, CEO de Avant Energy, empresa encargada del proyecto de almacenamiento y recepción de hidrocarburos en Tamaulipas llamado Supera.

El tercer factor que inhibe la importación de gasolina al país, es la falta de apertura de Pemex y CFE en su red de distribución en ductos.

De la Garza explicó que no se puede licitar el uso de ductos de Pemex y CFE a privados bajo el esquema “temporada abierta”, ya seguido son cerrados como parte de la estrategia contra el robo de combustible. “Antes, debe mejorar la seguridad de la red”, agregó.

La cuarta razón tiene que ver con el poco desarrollo de las marcas de gasolineras en México. De las 11 mil 500 estaciones de servicio que existen en el país, menos del 20 por ciento corresponden a marcas diferentes a Pemex.

Te puedes interesar

Faltan más gasolineras en el país: Cofece

A pesar de que en México, el mercado gasolinero ha detonado con la atracción de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.