25% de los vuelos en AICM presentan retrasos

En el primer bimestre del presente año, el 25 por ciento del total de operaciones en el AICM- el aeropuerto más saturado del país- presentaron demoras imputables a las aerolíneas, lo que representó un aumento de 6 puntos porcentuales respecto a igual periodo de 2016 y el nivel más alto desde que se tiene registro, a partir de 2011. 

Cifras del subcomité de demoras de la Dirección General de Aeronaútica Civil (DGAC), reportan que el retraso imputable a las empresas fue liderado por Volaris y VivaAerobus con 34 y 32 por ciento del total de sus vuelos en el AICM, respectivamente, seguido de Magnicharters con 31 por ciento e Interjet con 28 por ciento. Aeromar tuvo 17 por ciento, mientras que Aeroméxico y su filial Connect promediaron 15 por ciento de incidencia.

Los expertos señalaron que esto es reflejo del alza de operaciones en el aeropuerto, el cual fue declarado saturado en 2014. De hecho, tiene una operación de aterrizaje y despegue por minuto desde las 7 de la mañana hasta las 11 de la noche y eso deja a las aerolíneas con un nulo margen de error.

El pasado 4 de abril la Cámara de Diputados aprobó sancionar las demoras de las aerolínea.

La penalización va desde la devolución total del importe del boleto y una compensación de hasta 25 por ciento del valor económico del ticket , según el tiempo del retraso.

Alexandro Argudín, director general del AICM, aseguró que las cifras de la DGAC son irrefutables. El funcionario agregó que la mayoría de los retrasos son responsabilidad de las líneas aéreas.

“Son cifras producto del subcomité ya acordadas, firmadas con la aceptación de las aerolíneas a tal grado que hoy en día nadie puede refutarlas”, aseguró en entrevista.

Sólo 9 por ciento son responsabilidad del AICM, de acuerdo con el funcionario federal.

Según datos de la comandancia del AICM, 67 por ciento de las demoras imputables a las aerolíneas tienen que ver con la forma de operar de las firmas, incluidas solicitudes del capitán para mantener el avión en posición de embarque, cancelar el despegue o el aterrizaje.

Dichas peticiones son por procedimientos de seguridad. Por ejemplo, se puede posponer la salida de la zona de embarque por falta de pasajeros, con el equipaje en la panza del avión; al haber viajeros no identificados o que son agresivos.

También, en el retraso pueden incidir el abastecimiento adicional de combustible para el avión y el cambio en el plan de vuelo.

Según datos del comité de demoras del AICM, del total de las causas imputables a las aerolíneas, 18 por ciento son repercusiones generadas por la propia línea aérea, es decir, que se generaron en el aeropuerto de origen o de conexión.

El 5 por ciento es porque no llegó la tripulación o porque no fue la suficiente, de acuerdo a la Ley de Aviación Civil (LAC). Otra razón menos frecuente es el retraso del comisariato o comida de los pasajeros.

“Actualmente cuando alguna de esas cosas suceden en un vuelo, te retrasan no más de 15 minutos y puedes salir a tiempo, pero en condiciones de saturación (del AICM), si pierdes tu horario de salida o aterrizaje no lo puedes recuperar quizá hasta en una, dos horas o más porque ya está todo lleno”, señaló Miguel Valero, expresidente del Colegio de Pilotos Aviadores de México.

 Fuente hoy Tabasco 

Te puedes interesar

(Video) Chofer de Cabify patea a mujer vigilante en Puebla

Cuando apenas cumplía un mes de haber reanudado operaciones en Puebla, la empresa Cabify volvió …